Menú
Por qué fumar mata
TABACO Y SALUD

Por qué fumar mata

Fumar puede matar y aunque todos lo sabemos son muchas las personas que no quieren darse cuenta de ello. Por eso a continuación, lo podrás ver mucho más claro.

Inmaculada Jiménez Peral

Fumar puede matar . Esto es algo que todos sabemos ya que numerosas campañas se han propuesto que así sea pero ¿Hasta dónde somos conscientes de esta realidad? ¿De que el tabaco es una de las principales causas de muertes? Aunque el número de fumadores rutinarios ha disminuido de forma considerable en los años anteriores y se ha producido un desarrollo del estilo de vida saludable y sano, muchos de nosotros seguimos manteniendo el hábito del cigarrillo.

A pesar de tratarse de una de las principales causas de muertes en los humanos, el tabaco está muy normalizado en España. Es bastante normal ver a personas fumando por la calle, muchas de ellas lo hacen por integración social, otras lo relacionan con su momento relax o, incluso, hay otras que porque les gusta su sabor. Está claro que el tabaco es algo que debería estar prohibido pero, por desgracia no es así.

Consecuencias de fumar

Aunque solo sean 4 cigarrillos diarios, tu cuerpo sufre las consecuencias que provoca el tabaco en este y por mucho que desde la OMS intenten concienciarnos de lo malo que es para nuestra salud, muchos de nosotros no lo tenemos en cuenta, pero fumar puede matar.

El tabaco puede provocar muertes a largo plazoEl tabaco puede provocar muertes a largo plazo

Si dividiéramos los efectos que tiene el tabaquismo en nuestras vidas, podríamos hacerlo a través de miles de aspectos diferentes pero, teniendo en cuenta las consecuencias a corto y a largo plazo, el tabaco puede destrozar nuestras vidas desde el minuto uno en el que cogemos el primer cigarro, hasta provocar muertes.

A corto plazo, fumar provoca un efecto muy antiestético en nuestras vidas. Las manos de un fumador no tienen nada que ver con las manos de una persona que no fuma. Las uñas y los dedos amarillentos y malolientes son una señal de una persona fumadora, ya que se produce un aumento de la palidez de la piel, tiñéndose de un tono amarrillo-marrón.

En mujeres, propicia la aparición de la temida y odiada celulitis, ya que el tabaco afecta a la circulación de nuestra sangre, dificultando la fluidez de esta y favoreciendo a la obstrucción de los vasos capilares, lo que provoca el aumento de la celulitis. Normalmente las personas que fuman, no suelen llevar un modo de vida muy saludable, por lo que llevar una vida sedentaria y encima fumar, puede ser muy perjudicial para la salud.

Por otro lado, fumar también tiene efectos a largo plazo, que si cabe son mucho más perjudiciales que los nombrados anteriormente, ya que puede llegar incluso a matar

El cáncer es la enfermedad más común de fumar tabacoEl cáncer es la enfermedad más común de fumar tabaco

El cáncer, es la principal consecuencia a largo plazo y la más común que se da entre los fumadores. Los cáncer relacionados con el tabaquismo que más se dan entre las personas que fuman son el cáncer de pulmón, el cáncer de laringe, el cáncer de boca, el cáncer de vejiga o riñón y el cáncer de estómago. El aumento por la muerte de cáncer en España en los últimos años se ha debido al tabaquismo.

Otras enfermedades como son el enfisema pulmonar, por un lado, que provoca un daño irreversible a nuestro organismo en la que nuestra capacidad respiratoria se ve reducida considerablemente, es mucho más común de lo que nos imaginamos.

Cómo reacciona tu cuerpo cuando dejas de fumar

Dejar de fumar, es la mejor elección que puedes tomar en la vida ya que esto tendrá unos beneficios inmejorables tanto en tu bolsillo como en tu salud, incluso puede evitar muchas muertes.

Cuando solo han pasado unos veinte minutos desde que fumaste el último cigarrillo, tu cuerpo comienza a recuperarse para volver a ser el mismo que era antes de que empezaras a fumar. Lo primero que se normaliza es tu tensión arterial, que baja de forma considerable.

Disminuir el riesgo considerable de matar , de contraer enfermedades pulmonares y cardiovasculares, la recuperación del gusto y del olfato, el aumento de nuestra capacidad pulmonar e, incluso, la mejora en la calidad de nuestra piel y cabello, con algunas de las consecuencias que nuestro cuerpo sufre cuando dejamos de fumar.

Artículos recomendados

Comentarios