Menú
10 causas por las que te puedes quedar sin voz

PROBLEMAS DE VOZ

10 causas por las que te puedes quedar sin voz

Existen algunas causas por las que te puedes quedar sin voz, si conoces las causas de la afonía podrás evitarla.

Ángela Ruiz Martínez

Al principio quedarse ronco puede ser algo curioso. Incluso muchas personas siguen defendiendo que les gusta quedarse sin voz de vez en cuando. Pero en realidad la afonía puede acarrear problemas muy serios y debemos tener mucho cuidado con ella.

La gran mayoría de las veces cuando las personas se quedan sin voz se debe a que han abusado de las cuerdas vocalesLa gran mayoría de las veces cuando las personas se quedan sin voz se debe a que han abusado de las cuerdas vocales

La mayor parte de las veces cuando nos quedamos sin voz se debe a un problema en la laringe. Sin embargo también encontramos otros motivos. Por ello hay numerosas causas para la afonía. Entre ellas destacamos 10 causas por las que te puedes quedar sin voz:

1. Abuso vocal. La gran mayoría de las veces cuando las personas se quedan sin voz se debe a que han abusado de las cuerdas vocales. Es decir, que han gritado o que han hablado demasiado. Muchas veces no somos conscientes de que estamos forzando la voz y cuando nos damos cuenta nos hemos quedado sin ella. Debemos tener especial cuidado en lugares de mucho ruido como en algunos bares o discotecas y sobre todo si sentimos los primeros síntomas intentar no hablar después de esto. Mejor callarnos un tiempo que pasarnos varios días afónicos.

2. Ambiente dañino. Los grandes cambios en las temperaturas, provocados por ejemplo por un gran frío en la calle mientras en los lugares cerrados la calefacción está muy fuerte pueden también dejarnos sin voz. Debemos cuidar nuestra garganta en todo momento, sobre todo en los meses de invierno, donde no debemos salir a la calle sin bufandas o pañuelos que protejan nuestra garganta. Además la contaminación en el aire también puede hacer que suframos afonía.

3. Nódulos o pólipos. Estos suelen nacer por los dos motivos anteriores. Cuando forzamos en muchas ocasiones la voz y no nos cuidamos la garganta pueden salirnos estos nódulos en las cuerdas vocales. Consiste en que después de forzar la voz se pueden formar tejidos inflamados en las cuerdas vocales. Estos pueden endurecerse y convertirse en los nódulos. Si seguimos forzando la voz se harán más fuertes y grandes. Suelen formarse por el mal uso de la voz por lo que la mejor solución es acudir a un logopeda para aprender a hablar correctamente.

4. Laringitis.

Esto consiste en una inflamación de la laringe. Puede causarse por diferentes infecciones. Ya sean virales, bacterianas o micóticas. Después de esta infección podemos tener una infección respiratoria por lo que tenemos que tener cuidado con ella.

5. Ardor estomacal. Es más extraño pero sí ocurre. En algunas ocasiones los ardores en el cuello del estómago, que se producen por un ácido que se utiliza para hacer la digestión, suben por la faringe y nos da esa sensación de ardor. Estos ácidos si son muy fuertes pueden causar ronquera en nuestra voz.

6. Engrosamiento de las cuerdas vocales. Como su mismo nombre dice el engrosamiento de las cuerdas es que estás se vuelven más gruesas. Debido a esto se hace muy complicado que se lleguen a juntar correctamente por ello producen cambios en la voz tales como la afonía.

7. Problemas respiratorios. Algunas personas sufren de problemas a la hora de respirar por lo que no consiguen introducir correctamente el aire en sus pulmones. Esto evidentemente también afecta a la forma de hablar y puede causarnos problemas de afonía.

Algunos transtornos neurológicos pueden causarnos también una afoníaAlgunos transtornos neurológicos pueden causarnos también una afonía

8. Cáncer de laringe. Debemos tener cuidado y no pensar que por quedarnos sin voz un día tenemos cáncer en la laringe. Lo más normal es que simplemente hayamos forzado la voz y que en unos días esta vuelva a su estado normal. Sin embargo sí que es otra de las causas de quedarse sin voz. Consiste en un cáncer en la parte de nuestro cuerpo donde se encuentran las cuerdas vocales y se forma la voz por ello produce una afonía.

9. Cáncer de tiroides. Otra de las causas más graves de quedarse sin voz sin embargo menos probable.

10. Enfermedades neurológicas. Algunos transtornos neurológicos pueden causarnos también una afonía. Entre ellos destacan la esclerosis múltiple, la miasternia gravis o el Parkinson.

Artículos recomendados