Menú
5 remedios caseros para aliviar el dolor de ciática

CIÁTICA

5 remedios caseros para aliviar el dolor de ciática

Si sueles padecer dolores de ciática no te pierdas estos 5 remedios caseros que harán que mejore tu calidad de vida.

Marta Cabrera Benito

Cuando hablamos de ciática nos referimos a la presión o daño que se provoca en el nervio ciático y que, habitualmente, causa dolor, debilidad, entumecimiento u hormigueo en la pierna. El dolor, normalmente, suele darse únicamente en un costado del cuerpo. Este nervio se ubica en la zona lumbar y controla los músculos de la parte posterior de la rodilla y parte inferior de la pierna. No suele tener un carácter independiente como enfermedad, es decir, siempre suele ser consecuencia de algo más grave.

Entre las distintas causas que pueden provocar la ciática están la hernia discal lumbar, la estenosis lumbar, la dicartrosis, la espondilolistesis ístmica, el síndrome piriforme, la disfunción de la articulación sacroilíaca o la presencia de tumores. Para aliviar los dolores, se puede mandar a la persona afectada guardar reposo, ir al fisioterapeuta y, en los casos más graves acudir a medicamentos.

 Para aliviar los dolores, se puede mandar a la persona afectada guardar reposo Para aliviar los dolores, se puede mandar a la persona afectada guardar reposo

Remedios caseros para aliviar el dolor de ciática

Ya te hemos dicho alguno de los tratamientos que pueden utilizarse para combatir la ciática, pero, aun así, vamos a centrarnos en aquellos remedios caseros que pueden ayudarnos a aliviar el dolor. Son trucos que podemos preparar en nuestra propia casa pero que en ningún momento nos podrán ayudar cuando el dolor sea realmente intenso. En ese caso, lo más recomendable sería acudir al médico para que nos pusiera el tratamiento más adecuado.

1. Agua caliente

Cuando aplicamos calor en la zona afectada, el dolor que sentimos se alivia ya que éste ayuda a que la inflamación se reduzca considerablemente. Bastará con ponerse las bolsas con agua caliente tres veces al día. Aun así, hay otras variantes que pueden ser mucho más cómodas que ésta y tienen el mismo efecto. Las almohadillas térmicas pueden dar el mismo servicio sin tener que estar preocupados de calentar el agua.

2. Frío

De igual manera que el calor, el frío también puede ayudarnos a que el dolor que nos produce la ciática se reduzca, incluso pueden ser combinados. En primer lugar, habría que aplicar frío en la zona utilizando bolsas de hielo que se envuelvan en una toalla para no quemar la piel. Podrá llevarse a cabo la aplicación de frío varias veces al día durante un máximo de 15 minutos. Como ya hemos dicho, puede ser combinado con la aplicación de calor, aunque éste no deberá ser tan intenso como si sólo utilizáramos este método.

3. Cúrcuma

Es sabido que hay muchas plantas que pueden ayudar a combatir los dolores del cuerpo. En este caso, la cúrcuma nos ayudará como remedio casero para acabar con la ciática. Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda a curar las distintas lesiones que pueden aparecer en el cuerpo. Para poder ingerirla, será necesario hacer una infusión. Para ellos, herviremos agua y le echaremos la cúrcuma. Una vez hayan salido las propiedades de la planta habrá que colar la infusión y, si queremos hacer el sabor más agradable podemos echarle un poco de miel o limón.

Cuando aplicamos calor en la zona afectada, el dolor que sentimos se alivia ya que éste ayuda a que la inflamación se reduzca considerablementeCuando aplicamos calor en la zona afectada, el dolor que sentimos se alivia ya que éste ayuda a que la inflamación se reduzca considerablemente

4. Ortiga

De nuevo, una planta que puede ayudarnos a combatir los dolores de la ciática. Para utilizar los beneficios de ésta, será necesario extraer sus propiedades a través de una infusión. Una vez que la tengamos colada se preparará un baño de agua caliente al que se le añade un litro de la infusión que hemos preparado. Otra forma de ayudarnos con esta planta es aplicando, con mucho cuidado, la infusión en la piel acompañada de un poco de aceite. De esta segunda forma es preferible no abusar.

5. Ajo

Este ingrediente, al igual de otros que hemos mencionado, tiene unas grandes propiedades antiinflamatorias. Puede tomarse de distintas formas, por lo que podremos escoger la que más nos guste. En primer lugar, está la vía oral. Podemos intentar que nuestra dieta tenga un gran número de recetas que tengan ajo o bien tomarlo bien troceado con un poco de miel. La otra forma es haciendo un ungüento con leche y ajo que nos aplicaremos en la zona del dolor.

Artículos recomendados