Menú
Todo lo que debes saber sobre la ciática

DOLOR

Todo lo que debes saber sobre la ciática

Te contamos más sobre este dolor que suele atacarnos repentinamente a la parte baja de la espalda, las piernas o las nalgas.

Iván Martínez de Miguel

Dolores fuertes y debilitantes o infrecuentes e irritantes, la ciática tiene diferentes síntomas dependiendo de la intensidad y la gravedad con la que se produzcan. También depende de la persona, la edad y la complexión del afectado pero es posible que a veces empeoren con el tiempo, por eso vamos a analizar todo lo que sabemos sobre la ciática.

Qué es la ciática

Se entiende la ciática como un "dolor fuerte debido en su mayor parte a la compresión, inflamación o irritación del nervio ciático". Por lo general los síntomas empiezan en la parte inferior de la espalda, pasan a las nalgas y de ahí a la parte donde está ubicado el nervio ciático.

La ciática no cuenta con un diagnóstico médico en sí, se trata de una afección médica que afecta a la parte inferior del cuerpo. Los síntomas pueden ser muy penetrantes pero rara vez producen daños permanentes en el nervio ciático. Por lo general el dolor en la pierna se describe como un dolor mucho más grave al producido en la parte inferior de la espalda, aunque dependerá del paciente y la gravedad del mismo.

Síntomas de la ciática

Los dolores producidos por la ciática son cambiantes, los síntomas se transforman dependiendo de la causa concreta que lo ha producido, del lugar afectado y su gravedad. El causante de la ciática es el agente que determinará el tipo de dolencia a la que se enfrenta el paciente.

Nervio ciáticoDada la ubicación del nervio ciático,el dolor suele localizarse en la parte baja de la espalda, en la pierna o en la nalga

Los síntomas que pueden sufrir los afectados por esta dolencia son amplios, una lista que aumentará o disminuirá su número en función del grado de dolor y la fase en la que se encuentre. Estos son algunos de los más comunes:

- Dolor en una pierna o una nalga, rara vez en las dos al mismo tiempo.

- Dolor en la parte inferior de la espalda.

- Dolor que nace en la parte inferior de la espalda y continúa por la línea del nervio ciático.

- Dolor punzante o agudo en la zona del nervio ciático.

- Dolor que al sentarse de ve agudizado.

- Dolor punzante que impide caminar o ponerse de pie con facilidad y se alivia al recostarse.

- Debilidad o dificultad para mover una pierna o un pie.

- Sensación de hormigueo o adormecimiento en una pierna.

Posibles causas de padecer ciática

Cuando se describe la ciática hay que saber que existen una serie de causas de los que derivan estos problemas y dolencias concentrados en la parte inferior del cuerpo. Entre los más comunes podrían ser los siguientes:

1. Discartrosis: es cuando un disco debilitado causa micromovimientos excesivos y las proteínas inflamatorias (de su interior) quedan expuestas e irritan el área. Se trata de una parte natural del envejecimiento, no una enfermedad en sí.

2. Disfunción de la articulación sacroilíaca: la irritación en esta articulación puede irritar a su vez el nervio L5 causando un dolor muy parecido a la ciática.

3. Espondilolistesis ístmica: afección que sucede cuando una fractura por sobrecarga hace que una vértebra se deslice hacia delante de otra. Puede ocasionar un pinzamiento en el nervio causando la ciática.

4. Estenosis del canal lumbar: se relaciona con el envejecimiento natural debido al estrechamiento del canal vertebral. Generalmente es la combinación de varios factores que presionan las raíces nerviosas donde éstas salen de la columna vertebral.

5. Hernia discal lumbar: abombamiento de la parte blanda interior del disco, provoca irritación de la raíz nerviosa vecina a la raíz de la columna vertebral. Se produce cuando se debilitan los discos con el tiempo y donde la ciática es su síntoma más común.

6. Síndrome piriforme: es cuando el músculo piriforme punza una raíz nerviosa del nervio ciático, lo cual puede causar un dolor muy similar al descrito por la ciática.

FisioterapeutaDeberemos consultar con un fisioterapeuta qué ejercicios son más adecuados.

Cómo podemos aliviar los dolores de ciática

Cuando el dolor es tan grave no existe otro remedio que la cirugía para una mejora sustancial en las afecciones de los pacientes. Sin embargo, hay una serie de tratamientos no quirúrgicos disponibles que aliviarán los dolores producidos por la ciática antes de pasar por el quirófano.

Lo más efectivo es el tratamiento a base de medicamentos recetados por el médico, antiinflamatorios no esteroides o corticoides orales para reducir la inflamación que causan el dolor ciático. En otras ocasiones aplicar calor o frío calma el dolor en determinadas zonas, siempre y cuando esta dolencia se encuentre aún en una fase inicial.

Los ejercicios recomendados por un fisioterapeuta son uno de los pasos esenciales para tratar los dolores de ciática. Se pueden hacer ejercicios aérobicos, estiramientos y de fortalecimiento que otorgaran al paciente una recuperación más rápida y sean menos propensos a futuros ataques de ciática.

Cuando los dolores son más grandes, se puede aplicar un tratamiento por inyección epidural de corticoesteroides para reducir la inflamación. La inyección directamente alrededor del nervio ciático baja la inflamación y también el dolor, pero sus efectos son atemporales y no funcionan en todos los casos.

Artículos recomendados