Menú
Recomendaciones de alimentación para una pacientes neutropénicos

ALIMENTACIÓN

Recomendaciones de alimentación para una pacientes neutropénicos

Estas recomendaciones son imprescindibles tenerlas en cuenta para la alimentación en pacientes neutropénicos.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La dieta neutropénica es una forma segura de manipular los alimentos para que las personas que están sometidos a un tratamiento de quimioterapia reduzcan sus riesgos de contraer infecciones. La quimioterapia se utiliza para acabar con las células cancerosas. Los neutrófilos, los glóbulos blancos que son los primeros en reaccionar en la lucha contra las infecciones, están muy afectados por la mayoría de los medicamentos de quimioterapia, y los niveles bajos pueden hacer que una persona con cáncer sea propenso a las infecciones. Las prácticas de manejo seguro de los alimentos, así como evitar ciertos alimentos, pueden reducir el riesgo de enfermarse mientras se recibe quimioterapia.

Algunos expertos creen que la dieta neutropénica muy restrictiva recomendada en el pasado es innecesaria y puede aumentar el riesgo de malnutrición, los consejos para el manejo seguro de los alimentos recomendados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades son imprescindibles para reducir los riesgos asociados con la neutropenia en la quimioterapia.

Recomendaciones generales

Las recomendaciones comienza siempre con un lavado muy cuidadoso de las manos antes de manipular ningún alimento. Son muchas las personas que no se lavan las manos correctamente y en ocasiones, el uso de desinfectantes no es tan efectivo para eliminar las bacterias. Por eso, las recomendaciones son las siguientes:

  • Lavarse las manos con la frecuencia, antes y después de comer
  • Evitar carnes y huevos crudos
  • Cocinar todo bien para eliminar los gérmenes
  • Lavar las frutas y las verduras de manera minuciosa
  • No compartir la comida con otras personas
  • No compartir utensilios personales para comer
  • Mantener las superficies de la cocina bien limpios y desinfectados todo el tiempo
Es importante lavar las frutas y las verduras de manera minuciosaEs importante lavar las frutas y las verduras de manera minuciosa

Recomendaciones para la preparación y almacenamiento de los alimentos

La preparación y almacenamiento de alimentos es un lugar común para la introducción de bacterias dañinas que podrían causar una infección. Las recomendaciones para la preparación y almacenamiento de alimentos incluyen:

  • Mantener los alimentos frescos y cocinarlos a temperaturas adecuadas.
  • Come los alimentos descongelados de inmediato, pero no lo vuelvas a congelar.
  • Mantener los alimentos frescos poco tiempo y consumirlos pronto.
  • No descongeles la carne, el mariscos o pollo a temperatura ambiente; usa el microondas, deja que descongele dentro de la nevera o hazlo con agua (pero no lo dejes más de una hora).

    No uses la misma tabla de cortar o el mismo cuchillo para la preparación de carne No uses la misma tabla de cortar o el mismo cuchillo para la preparación de carne

  • Después de comprar o hacer alimentos perecederos, cómelos en unas de 2 horas.
  • Los huevos, la crema y los alimentos a base de mayonesa no deben estar fuera de la nevera por más de una hora; si es así, tíralos a la basura.
  • Lava bien las frutas y las verduras con agua antes de cortarlas o pelarlas (las hojas de lechuga, lavarlas una a una).
  • Los alimentos que se pelarán o cortarán en rodajas deben lavarse antes de cortarlos o pelarlos para evitar la introducción de bacterias en los alimentos por la piel.
  • No utilices enjuagues de base química.
  • Enjuaga los productos alimenticios "prelavados", como las ensaladas, aunque la etiqueta diga que el producto está bien lavado.
  • Evitar los brotes de vegetales crudos.
  • Tira a la basura las frutas y verduras o cualquier alimento que tenga un aspecto fuera de lo normal: resbaladizo, viscoso, con moho o que tenga un olor raro.
  • Evita comprar verduras o frutas precortadas en la tienda.
  • Utiliza jabón y agua para lavar la parte superior de los alimentos enlatados antes de abrirlos.
  • Usa un utensilio diferente para comer y degustar alimentos mientras cocinas. 

    Tirar los huevos con cáscaras agrietadas.

  • No uses la misma tabla de cortar (o el mismo cuchillo) para la preparación de carne que para la preparación de vegetales y frutas.
  • Usa un termómetro para poner en la carne y asegurarte de que las carnes estén cocidas a la temperatura adecuada. Si cocinas en el microondas, asegúrate de que todas las áreas estén calentadas (ya que las microondas pueden calentar los alimentos de manera desigual).

Artículos recomendados