Menú
Qué beneficios tienen las semillas de amapola para la salud

SEMILLAS DE AMAPOLA

Qué beneficios tienen las semillas de amapola para la salud

Las semillas de amapola se están convirtiendo en una parte fundamental de la dieta de muchas personas. Los beneficios que nos aportan es lo más importante para que sea así.

Sandra Ramírez Cherbuy

Tomar semillas se está convirtiendo en un alimento obligatorio para cualquiera que quiere una dieta sana y equilibrada. Y es que aunque no lo parezca las semillas ofrecen grandes beneficios a nuestra salud y nuestra alimentación. Este artículo lo vamos a dedicar a las semillas de amapola.

¿Qué son las semillas de amapola?

La amapola (Papaver rhoeas) es una flor que podemos encontrar casi en cualquier parte del mundo, aunque son originarias del norte de África.

Sus semillas, que pueden ser tanto blancas como negras, aunque estas últimas son las que podemos encontrar más fácilmente, se utilizan desde hace décadas para la elaboración de recetas. De hecho, estas semillas son muy apreciadas por sus beneficios sobre el cuerpo.

Las semillas de amapola son muy pequeñas y tienen un sabor muy parecido al de las nueces. Al ser tan pequeñas son muy versátiles, lo que hace que las podamos utilizar para acompañar cualquier plato de nuestra dieta saludable.

Las semillas de amapola se pueden encontrar en casi todo el mundoLas semillas de amapola se pueden encontrar en casi todo el mundo

A día de hoy, podemos encontrarla por ejemplo en la panadería, donde se han hecho muy famosas, o como complemento alimenticio. Y es que al ser fácil de ingerir y de asimilar en el organismo, además de los beneficios que proporcionan, constituyen un alimento que merece la pena probar.

Propiedades y beneficios de las semillas de amapolas

Si nos paramos en sus nutrientes esenciales seguramente las añadiremos a nuestra alimentación directamente ya que contiene nutrientes que son muy importantes en cualquier dieta saludable.

Una cucharada de semillas de amapolas contiene 46 calorías, 1,5 gramos de proteínas y casi 4 gramos de grasa.

Una cucharada tiene grandes beneficios para la saludUna cucharada tiene grandes beneficios para la salud

Por un lado, encontramos que las semillas de amapola contiene ácidos grasos saludables como omega 3 y omega 6, lo que la hace muy importante para aquellos que tengan problemas cardiovasculares, ya que puede ayudar a reducir los niveles de colesterol. Por otro lado, es una importante fuente de minerales como magnesio, calcio, potasio, fósforo, hierro y zinc.

Tres cucharadas de semillas de amapola acompañadas de agua en ayunas nos aportarán un 12% de la fibra diaria recomendada. De la misma manera, las semillas de amapola contienen vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y vitaminas A, E y C.

Su alto contenido en vitaminas, las vitaminas del grupo B son muy importantes para el metabolismo celular, mientras que las vitaminas E y C ayudan a reforzar el sistema inmunológico, son beneficiosos en cualquier alimentación. Finalmente, la vitamina A es un poderoso antioxidante.

Dos cucharadas de semillas de amapolas al día proporciona casi un 35% de las dosis diarias recomendadas de calcio, y más del 50% de la ingesta diaria recomendada de magnesio y manganeso.

Pero de todos estos beneficios, las semillas de amapolas son más conocidas por ser un calmante natural, ya que ayudan a la relajación del sistema nervioso en casos de estrés y ansiedad.

Incluso son utilizadas como un sedante natural en aquellos casos de problemas de sueño o insomnio. Pero como todo, su abuso no es recomendable. En los casos de problemas de sueño lo ideal es hacer una infusión con las semillas de amapola para conseguir calmar esos nervios que impiden conciliar el sueño.

¿Cómo tomarlas?

Uno de los beneficios de las semillas de amapolas es su gran versatilidad. Es muy fácil incorporarlas en cualquier plato para conseguir así una alimentación saludable.

Podéis utilizarlas tanto en platos salados como en dulces y pan, tienen cientos de posibilidades. Aquí os dejamos algunas ideas que os puede ser útiles si queremos seguir una dieta saludable.

Solas: es la opción más sencilla cuando no queremos añadirla a ningún plato. Como hemos dicho antes, lo ideal es tomar tres cucharadas de semillas de amapolas acompañadas con un vaso de agua, o incluso un zumo de frutas. De esta manera podremos incorporar los beneficios de estas semillas de una manera directa.

Una buena manera es tostarlas para tomarlas en entre horas, en el trabajo o para la merienda.

En ensaladas: Esta es otra forma muy sencilla de tomar estas semillas. Las podemos añadir como aderezo de la ensalada, al igual que ocurre con los frutos secos, ya que tienen un sabor parecido.

En sopas, caldos o infusión: Tan solo hay que añadir un puñado de estas semillas por encima de tu sopa. También podemos hacer una infusión con las semillas, que se recomienda tomar antes de dormir para poder beneficiarnos de sus propiedades calmantes.

En dulces y pan: Si nos gusta hacer pan y dulces podemos añadir las semillas de amapolas como adorno, aportando un toque sano, de sabor y de color a nuestros postres.

En yogur, leche o frutas: Una forma sencilla de conseguir los nutrientes de las semillas de amapolas, ya que solo tendremos que añadir un puñado sobre un yogur, en leche o sobre una macedonia de frutas. Es otra manera de dar sabor a nuestros desayunos y meriendas.

Relleno: por último, también podemos utilizar las semillas de amapola en el relleno de nuestras lasañas de carne o incluso en el relleno de una tarta. De esta manera daremos un sabor diferente a nuestros platos y podremos esconder el sabor de las semillas en caso de que no nos gusten.

Hay mil formas de tomar las semillas de amapolas para que nos proporcione todos sus beneficios. Estas son algunas opciones para añadirlas a una dieta saludable pero no son las únicas, por eso os animamos a que las probéis y las vayáis añadiendo a vuestros platos.

Artículos recomendados