Menú
Complicaciones de una biopsia pulmonar

COMPLICACIONES

Complicaciones de una biopsia pulmonar

Si te tienes que hacer una biopsia pulmonar es importante que sepas cuáles son las posibles complicaciones.

Sergio Gallego Uvero

Una biopsia de los pulmones es un procedimiento de diagnóstico durante el cual un médico extrae una pequeña porción del tejido pulmonar para una evaluación adicional. Normalmente, esta prueba se realiza en pacientes con sospecha de enfermedad pulmonar o infección, como cáncer de pulmón o neumonía. 

Hay dos formas principales de procedimientos de biopsia de pulmón: biopsia de pulmón abierto y biopsia con aguja del pulmón. Los pacientes deben consultar a un médico para hablar las posibles complicaciones después de una biopsia de los pulmones antes de someterse a este procedimiento. A continuación vamos a comentarte algunas de las complicaciones que pueden haber.

Hay dos formas principales de procedimientos de biopsia de pulmónHay dos formas principales de procedimientos de biopsia de pulmón

Pulmón colapsado

Los pacientes que se someten a una biopsia de pulmón pueden desarrollar un pulmón colapsado como una complicación de este procedimiento. Un pulmón colapsado después de la biopsia pulmonar ocurre cuando el saco pleural que rodea y protege a los pulmones es perforado por herramientas de biopsia, lo que hace que el aire y la presión se acumulen alrededor de los pulmones. 

Este aumento de la presión alrededor de los pulmones interfiere con la capacidad del paciente para inhalar y expandir los pulmones normalmente, lo que ocasiona un colapso pulmonar. Los pacientes afectados pueden experimentar graves dificultades respiratorias, dolor agudo en el pecho, decoloración de la piel azul o una frecuencia cardíaca rápida. Un pulmón completamente colapsado es una emergencia médica que requiere atención médica inmediata para evitar complicaciones potencialmente mortales.

Hemoptisis o sangrado excesivo

Un daño menor a los pulmones durante una biopsia puede irritar e inflamar el delicado tejido pulmonar. Si esto ocurre, pueden liberarse pequeñas cantidades de sangre en las vías respiratorias de un paciente. Esto puede hacer que un paciente tosa sangre, una complicación después de una biopsia de los pulmones llamada hemoptisis. 

La biopsia pulmonar aumenta el riesgo de un paciente de desarrollar complicaciones de infecciónLa biopsia pulmonar aumenta el riesgo de un paciente de desarrollar complicaciones de infección

Los síntomas de la hemoptisis generalmente se resuelven sin intervención médica a medida que el pulmón de un paciente se cura después de la biopsia. El sangrado excesivo o la hemorragia pulmonar es muy raro, pero requiere atención médica de emergencia si ocurre. Los pacientes que tosen grandes cantidades de sangre o continúan experimentando síntomas de hemoptisis durante más de unos pocos días deben comunicarse con un médico tan pronto como sea posible.

Infección

La biopsia pulmonar aumenta el riesgo de un paciente de desarrollar complicaciones de infección. Los riesgos de infección pulmonar son raros y suelen afectar a aproximadamente 1 de cada 1.000 pacientes después de la biopsia pulmonar. Los síntomas de infección pulmonar pueden incluir dificultad para respirar, tos, dolor en el pecho o fiebre. En general, las complicaciones de la infección pulmonar después de una biopsia de los pulmones se pueden resolver mediante el tratamiento con antibióticos.

Artículos recomendados