Menú
Biopsia testicular

TESTÍCULOS

Biopsia testicular

La biopsia testicular es un procedimiento quirúrgico que se realiza por distintos motivos, aunque la causa principal es por razones de infertilidad.

Antonia Torres Gutiérrez

A través de los avances científicos y en el campo de la medicina, se han ido desarrollando nuevas técnicas con las que es posible mejorar por una parte, la vida sexual de los hombres y por otra, la posibilidad de ser padres. La biopsia testicular se utiliza principalmente para esta cuestión, con esta técnica se consiguen espermatozoides válidos para la fecundación.

Existen muchos motivos por los cuales, un hombre puede tener problemas de fertilidad. A causa de una mala calidad en el semen, por problemas de erección o azoospermia entre otros, pero en la mayoría de los casos, los pacientes son hombres que en el pasado se realizaron una vasectomía y pasado el tiempo, desean volver a ser padres.

Mediante la biopsia testicular, es posible obtener espermatozoides de alta calidad con posibilidad de ofrecer al hombre la paternidad.

La elección del procedimiento tiene que ver con la necesidad de cada pacienteLa elección del procedimiento tiene que ver con la necesidad de cada paciente

En qué consiste la biopsia testicular

Aunque pueda sonar a procedimiento doloroso y molesto, por la zona en la que se realiza la extracción, la realidad es, que se trata de una pequeña cirugía apenas indolora y que ofrece muy buenos resultados. La técnica consiste en realizar una pequeña incisión en la piel del testículo. Una vez realizada la incisión, se extrae tejido testicular donde se encuentran los espermatozoides.

En cuanto a la sedación, en función de la tolerancia del propio paciente, se suele puede utilizar un anestésico local. Este procedimiento no requiere de hospitalización, se realiza de forma ambulatoria y es un proceso que aunque resulta desagradable, no es agresivo.

La obtención del material testicular puede realizarse bajo dos procedimientos:

  1. A través de una punción: Los espermatozoides, se obtienen a través de la aspiración de los mismos mediante una aguja. La agua, se introduce directamente en el testículo y se extraen los espermatozoides, es un procedimiento que se tolera bien, ofrece buenos resultados y no reviste de mayores complicaciones.
  2. A través de la biopsia: En el que se realiza una pequeña laceración para obtener tejido del testículo.

La elección del procedimiento tiene que ver con la necesidad de cada paciente. El especialista realizará un estudio previo para decidir cuál es la opción más conveniente en cada caso. Ya que las causas de la infertilidad pueden ser muy diversas, cada proceso está indicado para unos u otros casos.

Cuál es la finalidad de la biopsia testicular

Una vez extraída la muestra, el material obtenido se divide para realizar diferentes procesos. Por una parte, se utiliza una fracción para poder analizar el tejido y realizar el estudio correspondiente, el resto del material se utiliza para el proceso de reproducción asistida. Incluso en algunos casos, se realizan varias extracciones en distintas zonas del testículo, generalmente en casos muy limitados.

El tejido testicular obtenido en la biopsia testicular, puede tener dos finalidades:

  1. Para obtener espermatozoides vivos: Este es un método de fecundación artificial, previamente se obtienen óvulos de la pareja mediante una punción. Después, se inyecta un espermatozoide en cada óvulo para favorecer la fecundación. La obtención tanto de los espermatozoides como de los óvulos, se realizan en el mismo día, de lo contrario, sería necesario congelar el material y así perdería calidad. Este tipo de procedimiento se realiza en pacientes que presentan obstrucción de la vía seminal, que puede estar provocada por distintas causas, como la vasectomía. Aunque también existen muchos factores, enfermedades anteriores y patologías que favorecen este trastorno, como la fibrosis quística.
  2. Para localizar la causa que produce la infertilidad: En este caso, el tejido que se obtiene a través de la biopsia testicular, se utiliza para analizar y poder así, encontrar la causa de la infertilidad en el hombre. Esta técnica se suele utilizar, cuando se detecta que el semen del paciente es anormal y no se encuentra la causa. Por lo que esta técnica, está indicada en los casos de azoospermia (no aparecen espermatozoides en la eyaculación) o en casos en los que el semen presenta anomalías genéticas graves.

Cuándo se realiza la biopsia testicular

Antes de realizar una biopsia testicular, se suelen realizar otros exámenes mucho menos desagradables para el hombre que intenta ser padre. En los estudios de fertilidad, generalmente la mujer es quien tiene que someterse a procedimientos más molestos para la obtención de sus muestra. Sin embargo, los procedimientos que se realizan a los hombres son generalmente más sencillos. En la mayoría de los casos, suele bastar con un seminograma o con una analítica sanguínea.

No obstante, existen algunos casos en los que es necesario recurrir a la obtención de muestras mediante técnicas como la biopsia testicular, ya sea para extraer el espermatozoide o para descubrir la causa. Esta técnica se realiza generalmente cuando se dan tres casos:

Se trata de un procedimiento poco dolorosoSe trata de un procedimiento poco doloroso

  • Por azoospermia, es decir, cuando en el semen no aparecen espermatozoides. Este trastorno puede estar causado por diferentes motivos, pacientes que se han sometido a una vasectomía, como causa de haber sufrido algún traumatismo o alguna cirugía previa. Existen otras muchas causas por las que puede existir ausencia de espermatozoides en el semen, como en casos de diabetes, lesiones medulares, el tratamiento con algunos fármacos etc.
  • En los casos de aspermia, lo que significa que no existe eyaculación y no se pueden obtener muestras a través de otros procedimientos. Se suelen realizar dos técnicas antes de la biopsia testicular, una electroestimulación de la próstata, o mediante el lavado de orina cuando el paciente padece de eyaculación retrógrada.
  • Pacientes que presentan criptorquidia. Esto significa que el testículo no descendió en la infancia y tampoco se resolvió el problema antes de que llegara la pubertad. Esta anomalía puede presentar complicaciones en hombres adultos y es necesario actuar para evitar la aparición de alteraciones en los tejidos.

Si tienes que someterte a una biopsia testicular por cualquiera de los motivos mencionados o por cualquier otra circunstancia, no dudes en consultar con tu especialista cualquier duda o temor que puedas tener. Como ya has visto, se trata de un procedimiento poco doloroso aunque lógicamente no es agradable. En los casos de pacientes que se someten a tratamientos de reproducción asistida, el porcentaje de éxito es muy alto.

Artículos recomendados