Menú
Qué es el cáncer de testículo

ENFERMEDADES GRAVES

Qué es el cáncer de testículo

El cáncer de testículos es poco frecuente pero parece que cada vez ocurre más en los países desarrollados, pero, ¿qué es exactamente?

Triana Ocete Calvo

Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), el cáncer de testículo es un cáncer poco frecuente, representando tan sólo un 1 o 1,5% de todos los cánceres masculinos, aunque éste es el más frecuente en hombres de entre 30 a 40 años, edad en la que la aparición de cáncer es aún baja. Aunque, si bien es cierto, cada año se incrementa más la cifra de aparición de este tipo de cáncer, especialmente en países más desarrollados.

El último estudio elaborado por la Asociación Española Contra el Cáncer en relación al cáncer de testículo determinó que aparecen 49.000 nuevos casos de cáncer de testículo al año en todo el mundo, siendo el 60% de los casos registrados en países desarrollados como España. En cambio, el cáncer de próstata resulta ser el más frecuente y habitual de aparecer en los hombres, especialmente a partir de los 40 años.

El cáncer de testículo se manifiesta por el aumento del tamaño del propio testículoEl cáncer de testículo se manifiesta por el aumento del tamaño del propio testículo

Según Roque Ocete, médico especialista en urología de Almería, afirma para Bekia Salud que "normalmente el cáncer de testículo se manifiesta por aumento del tamaño del testículo, con dolor y efecto de masa de dureza y consistencia muy características. La persona que comienza a percibir esta sintomatología sabe a la perfección que algo está corriendo anómalo en su testículo, por el dolor y porque cambia de forma, de tamaño y en algunos casos de color. Ante estos signos siempre se debe consultar de inmediato con el urólogo".

El 70% de los cánceres de testículo se diagnostican en lo que técnicamente dentro de la urología se llama 'el estadio I, es decir, la primera fase de aparición del cáncer por lo que tras el tratamiento tienen un buen pronóstico dado la rapidez en detectar dicho cáncer en el paciente. Al igual que ocurre con otros cáncer, poder coger a tiempo un cáncer aun no excesivamente desarrollado asegura, en un alto porcentaje, su éxito en la curación".

Diagnóstico del cáncer de testículo

Para saber si el paciente padece o no cáncer de testículo, el Doctor Ocete nos explica que primeramente, se realiza un análisis de sangre que cuantificará los llamados marcadores tumorales, en los que se detectará si existe o no alguna anomalía en el testículo y dentro de sus marcadores, si se trata o no de un tumor y en qué fase se encuentra.

Posteriormente, se realiza la ecografía testicular la cual, por regla general, ya confirma la aparición de la lesión en el testículo del hombre. Para finalizar, se realiza un TAC torácico-abdominal que nos confirmará ya finalmente, junto con las dos pruebas anteriores, la aparición del cáncer de testículo en el paciente.

Tipos de cáncer de testículo

El doctor Roque Ocete declara: "Se pueden detectar tres tipos de cáncer de testículo. El lugar donde estén ubicados nos dará la clave de a qué tipo de cáncer nos estamos enfrentando". El primer caso de cáncer de testículo es el procedente de las células germinales (se dividen en mitosis y son las precursoras de los gametos, es decir, los óvulos y los espermatozoides que se reproducen en el cuerpo) siendo los más frecuentes el llamado Seminoma, la neoplasia intratubular, el tumor del saco vitelino y el teratoma.

El segundo tipo de cáncer de testículo que puede padecer el paciente es el tumor del estroma del cordón espermático, dentro del cual destaca el tumor de células Leyding (células en los testículos que secretan la hormona masculina testosterona).

El tercer grupo de tipo de tumores que pueden aparecer en el testículo, son los tumores mixtos. Se tratan de aquellos que son seminoma (anteriormente explicado) y no seminoma.

El tratamiento de este tipo de cáncer consiste en la extirpación del testículo afectadoEl tratamiento de este tipo de cáncer consiste en la extirpación del testículo afectado

Tratamiento cáncer de testículo

Según el doctor Ocete, el tratamiento siempre es el mismo. Se trata de la Orquiectomía o extirpación del testículo del paciente. Se realiza mediante una incisión inguinal para realizar el clampaje (corte) del cordón espermático (estructura con forma de cordón que pasa desde el abdomen hacia cada uno de los testículos) antes de la manipulación del testículo y evitar así la diseminación de células tumorales a través de los vasos sanguíneos. De esta manera, según confirma el doctor Ocete, los médicos se aseguran que el tumor no se va a propagar por el resto del cuerpo del paciente.

Una vez analizada la pieza quirúrgica y con el diagnóstico del tipo de tumor de que se trata, se suele completar el tratamiento con ciclos de quimioterapia y/o radioterapia que completaran un tratamiento, que en la mayoría de los casos, tiene un alto porcentaje de eficacia y se asegura la eliminación del mismo en su totalidad.

Pronóstico del cáncer de testículo

El pronóstico depende del tipo de cáncer al que nos estamos enfrentando tras haber realizado las pruebas pertinentes o según el grado de extension del mismo y/o presencia de metástasis, pero normalmente, según el urólogo Roque Ocete, el porcentaje de curación ronda por líneas generales el 90% de los casos.

Un dato muy importante y que tranquiliza mucho a los pacientes que acuden al urólogo con un problema de posible cáncer de testículo es que, al tratarse casi en su mayoría de pacientes jóvenes, una vez detectado dicho cáncer y para la preservación de la fertilidad del hombre, es muy común realizar conservaciones del semen para que dicho hombre pueda inseminar con su semen a su pareja cuando decidan ser padres.

Ni que decir tiene que se debe de hacer un seguimiento y controles muy estrictos, por lo menos durante los cinco primeros años posteriores a la aparición del cáncer de testículo y a los tratamientos y a la intervención quirúrgica. Tras esos cinco años y si todo ha salido correctamente, sin reaparición del tumor ni de ninguna anomalía, el paciente casi seguro estará curado por completo. Eso no quita que dicho paciente, al igual que el resto de la sociedad masculina, se le recomienda realizarse revisiones rutinarias esporádicas (al menos se aconseja que se llevan a cabo una vez al año) para prevenir cualquier nueva aparición, en el testículo o en cualquier otro lugar, ya que, no está exento de la aparición de otro tipo de cáncer.

Artículos recomendados