Menú
3 consejos infalibles para evitar la conjuntivitis

CONJUNTIVITIS

3 consejos infalibles para evitar la conjuntivitis

Si alguna vez has tenido conjuntivitis sabrás lo molesto que es, no te pierdas estos 3 consejos para evitarlo.

Irmina Merino Vidal

Seguramente habremos visto o habremos padecido alguna vez una conjuntivitis. Esta enfermedad en los ojos es muy común en los niños, pero también entre aquellas personas que padecen alergia, puesto que se trata de una infección o inflamación de la conjuntiva, que es una fina capa que recubre nuestros ojos.

Cuando la conjuntiva se encuentra irritada o inflamada

la persona que padece la conjuntivitis notará como si tuviese arena en los ojos y la necesidad de frotárselos. Al hacerlo este dolor o molestia no cesará, sino que podríamos llegar a hacernos más daño en el ojo e incluso transmitir la enfermedad al otro ojo, que puede que se encuentre sano.

Para todas las enfermedades es muy importante recordar que las manos son gran portadoras de bacteriasPara todas las enfermedades es muy importante recordar que las manos son gran portadoras de bacterias

Además, la conjuntivitis también será visible, ya que el ojo o los ojos de la persona afectada se volverán más rojos a medida que la enfermedad vaya avanzando, por lo que si crees que puedes tener conjuntivitis lo mejor será que acudas al médico lo antes posible para que pueda diagnosticarte y darte el tratamiento adecuado, puesto que una conjuntivitis mal curada podría tener efectos negativos en tu visión a corto o largo plazo.

Como es una enfermedad infecciosa es esencial que tengamos mucho cuidado de no estar en contacto con alguien que la padezca. Debemos no acercarnos demasiado a su rostro ni utilizar los mismos productos en la cara que esta persona pueda utilizar. Estos y muchos otros consejos te serán clave si quieres evitar la enfermedad de los ojos de la conjuntivitis en la medida que sea posible.

Lavarse las manos es esencial

Para todas las enfermedades es muy importante recordar que las manos son gran portadoras de bacterias. Con ellas lo tocamos todo durante nuestro día a día y a veces no somos conscientes de la cantidad de cosas que hemos llegado a tocar. Por eso, deberemos lavarnos las manos de forma regular, sobre todo antes de comer y después de haber estado en contacto con productos de limpieza, animales o superficies que puedan tocar muchas personas, como el transporte público o las colchonetas o material del gimnasio.

Para lavarse bien las manos deberemos frotarlas ambas durante un minuto, también limpiando entre los dedos, cada uno de ellos uno a uno y la parte posterior de cada mano. Recuerda que debes limpiarte también hasta las muñecas y que deberás secarte las manos adecuadamente después de haberlas limpiado las veces indicadas anteriormente.

Evita frotarte los ojos

Una de las maneras más comunes de transmisión de la conjuntivitis es tras que uno se frote sus propios ojos tras haber tocado algo o a alguna persona afectada con esta enfermedad. Por eso, deberemos evitar en la medida que sea posible frotarnos los ojos si no tenemos las manos limpias por completo.

Los usuarios de lentes de contacto deberán limpiarse bien las manos siempre antes de ponerse las lentillas. Para ellos es importante tener presente que la enfermedad puede afectarles más fácilmente, puesto que se tocan directamente los ojos al ponerse y quitarse las lentillas en más ocasiones que aquellos que no las llevan.

Los usuarios de lentes de contacto deberán limpiarse bien las manos siempre antes de ponerse las lentillasLos usuarios de lentes de contacto deberán limpiarse bien las manos siempre antes de ponerse las lentillas

No compartas maquillaje y tíralo si lo has usado teniendo conjuntivitis

Al igual que con las lentes de contacto, si has tenido una conjuntivitis mientras las usabas, deberás tirarlas y comprar otras nuevas. Haz lo mismo con el bote donde debes conservarlas con el líquido especial, si no quieres que las nuevas lentillas se vean infectadas con la conjuntivitis y puedas volver a contagiarte.

Lo mismo sucederá con todos los productos de maquillaje, vayan o no directamente a los ojos. Si los estuviste utilizando durante la conjuntivitis deberás tirarlos y comprar nuevos, ya que es muy probable que puedan volver a transmitirte la enfermedad. Además, no deberías compartir estos productos por higiene, pero si los has compartido con alguien que tenga conjuntivitis tendrás también que tirarlos y comprar nuevos por el bien de tu salud.

Recuerda que todos aquellos productos y objetos que estén en contacto directo con el rostro, como las toallas, servilletas, esponjas de baño, etcétera, pueden ser portadores de la enfermedad si han sido utilizados por la persona contagiada, por lo que lo mejor será que no los compartáis al menos hasta que sus ojos vuelvan a estar sanos y todos ellos hayan sido desinfectados como es debido.

Artículos recomendados