Menú
Qué son las Manchas de Koplik

RONCHAS CUTÁNEAS

Qué son las Manchas de Koplik

Se trata de unas pequeñas ronchas cuya aparición está directamente relacionada con el sarampión, una infección que puede llegar a ser grave en casos de niños pequeños.

Lucía Mejuto de Villar

La aparición de póstulas o ronchas en alguna zona del cuerpo puede deberse a muchas causas y no siempre son síntomas de alguna infección o problema grave, por lo que no hace falta asustarse. Sin embargo, siempre que se observe la aparición de algún tipo de mancha -indiferentemente de su cantidad, tamaño o color- hay que acudir a un médico para que identifique cuál es la causa y aplique el tratamiento adecuado para así evitar posibles complicaciones en un futuro. En caso de que estas manchas surjan en el interior de la boca lo más probable es que se trate de las conocidas como Manchas de Koplik. Éstas aparecen exclusivamente en la zona interna de las mejillas, concretamente entre el primer y el segundo molar. Pero, ¿cuáles son las causas por las que surgen? A continuación, desde Bekia Salud damos todas las claves principales relacionadas con estas Manchas de Koplik.

Causas por las que aparecen

Estas manchas reciben su nombre al haber sido descubiertas por Henry Koplik, un pediatra americano, a finales del siglo XIX. Este médico relacionó la aparición de las póstulas directamente con el sarampión y, desde entonces, este síntoma ha sido clave a la hora de diagnosticar esta enfermedad al permitir diferenciarla de otras con manifestaciones similares. Las Manchas de Koplik tienen un tamaño pequeño y forma irregular, estando los bordes ligeramente inflamados y rojizos y siendo el centro de un tono blanquecino.

La aparición de estas manchas es muy precisa, surgiendo aproximadamente 10 días después de haber contraído la persona el virus del sarampión. Una vez aparecen, la enfermedad empezará a manifestarse entre 2 y 3 días después, desapareciendo cuando comienzan a manifestarse el resto de los síntomas. Eso sí, no todos los pacientes que han contraído el sarampión desarrollan las Manchas de Koplik.

La aparición de estas manchas es muy precisaLa aparición de estas manchas es muy precisa

¿Qué es el sarampión?

Esta enfermedad es una infección causada por un virus que se reproduce en la zona de la nariz y la garganta y que afecta principalmente a los niños, aunque los adultos también pueden contraerla. Una de las principales características de esta enfermedad es que es altamente contagiosa, ya que se propaga a través de las gotas de saliva que la persona infectada expulsa a la hora de toser, estornudar o hablar y éstas puede permanecer activas y contagiosas durante varias horas cuando se depositan en una superficie. Una persona que ya ha padecido el sarampión ya es inmune a la enfermedad y no puede volver a contraerla por segunda vez.

El sarampión se considera especialmente grave en el caso de niños pequeños, pudiendo ser incluso mortal. Sin embargo, en la actualidad se puede prevenir su contagio a través de una vacuna que ha reducido notablemente los casos diagnosticados de sarampión. Los síntomas suelen aparecer 10 días después de haber contagiado la infección con las Manchas de Koplik y 2 o 3 días después se hacen patentes el resto de signos de la enfermedad, entre los que se encuentran:

  • Tos seca
  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Señales parecidas a las de un resfriado en forma de malestar y dolor general
  • Conjuntivitis en forma de ojos inflamados
  • Sarpullido en forma de manchas cutáneas grandes y planas de color rojizo y que normalmente están unidas entre sí

Etapas de la enfermedad

El sarampión tiene un calendario de actividad bastante preciso, durando la infección aproximadamente entre 2 y 3 semanas.

  1. Periodo de incubación: esta fase suele durante de 10 a 14 días en los que no se manifiesta ningún síntoma de haber contraído el virus del sarampión más allá de las Manchas de Koplik en el interior de la boca.

  2. Manifestación de la enfermedad: durante los 2 o 3 días siguientes al periodo de incubación del virus, la persona infectada comienza a mostrar síntomas que se podrían confundir fácilmente con los de una gripe o un resfriado en forma de tos, dolor de garganta u ojos inflamados.
  3. Enfermedad aguda: en los siguientes días es cuando el sarampión comienza a manifestarse con virulencia y surgen las características ronchas rojizas que pueden estar ligeramente inflamadas. Además, la fiebre sube y puede llegar a alcanzar los 41 ºC. En un primer momento, las manchas surgen en la zona del rostro para extenderse en los siguientes días hacia los brazos, el abdomen, los muslos, las piernas y los pies. Cuando las manchas comienzan a remitir lo hacen en el mismo sentido: primero desaparecen de la cara y, por último, de los pies.
  4. Fase contagiosa: el virus del sarampión, como ya se ha indicado, es altamente contagioso y un 90% las personas que están directamente expuestas al mismo acaban contrayéndolo. El periodo de contagio dura alrededor de 8 días, comenzando 4 días después de que aparezca la erupción de ronchas cutáneas y terminando 4 días después del afloramiento de las manchas.

Para las Manchas de Koplik, al igual que para el virus del sarampión, no hay un tratamiento específicoPara las Manchas de Koplik, al igual que para el virus del sarampión, no hay un tratamiento específico

Tratamiento y prevención

Para las Manchas de Koplik, al igual que para el virus del sarampión, no hay un tratamiento específico, aunque hay una serie de medidas que pueden ser prescritas por el médico para tratar de paliar los síntomas de la enfermedad:

  • Antibióticos: en caso de que el paciente contraiga, al mismo tiempo que el sarampión, alguna infección bacteriana como una infección en el oído.

  • Medicamentos para tratar de reducir la fiebre como ibuprofeno, pero nunca se debe tomar aspirinas en casos de sarampión al haberse relacionado éstas con el desarrollo del síndrome de Reye.

  • Vitamina A: puede ayudar a reducir la virulencia de la infección.

  • Beber mucho líquido: mantenerse hidratado con agua, bebidas isotónicas o zumos naturales es clave para recuperar el líquido perdido a causa de la fiebre y de la sudoración.

También se pueden tomar una serie de precauciones previas para evitar contagiarse del virus del sarampión en un futuro:

  • Vacunación: normalmente, la primera dosis de la vacuna contra el sarampión se suele administrar a los bebés pequeños entre lo 12 y 15 meses. También se administra otra vacuna de recuerdo cuando el niño tiene entre 4 y 6 años.

  • Dosis de 'inmunoglobulina sérica': se trata de una inyección de anticuerpos en casos de mujeres embarazadas, bebés y personas con deficiencias en su sistema inmunitario que están directamente expuestos al virus. Además, si esta vacuna se recibe dentro de los 6 días siguientes a la exposición del virus, los anticuerpos pueden reducir la gravedad de los síntomas e, incluso, evitar que aparezca la enfermedad.

Artículos recomendados