Menú
6 cosas que debes saber sobre la inmunoterapia

INMUNOTERAPIA

6 cosas que debes saber sobre la inmunoterapia

La inmunoterapia se utiliza como tratamiento para diferentes enfermedades, también el cáncer. Descubre más cosas sobre este tipo de terapia.

Antonia Torres Gutiérrez

La inmunoterapia se utiliza como tratamiento para diferentes enfermedades, entre ellas el cáncer. Si quieres saber en qué consiste exactamente, a continuación, te detallamos todo lo que debes saber sobre este tratamiento.

Existen varios tipos de tratamiento para el cáncer, uno de ellos es la inmunoterapia. Este tratamiento consiste en utilizar las propias defensas naturales del cuerpo, para que estas mismas puedan eliminar el cáncer. Se utilizan células que produce el propio cuerpo o se fabrican en laboratorio, una vez obtenida una cantidad suficiente de estas células, se introducen en el cuerpo para reforzar el sistema inmunitario.

1. En qué consiste la inmunoterapia

El sistema inmunitario actúa como un vigilante de seguridad, se encarga de estar alerta cuando aparecen agentes extraños en el organismo, como bacterias, virus o parásitos. El problema frente al cáncer es, que las células cancerosas no son agentes extraños, sino que son las propias células del cuerpo que han sufrido mutaciones. Por eso el propio organismo no las reconoce y no lucha contra ellas. Estas células enfermas permanecen en el cuerpo dañándolo, viajando por el sistema linfático y contagiando a su antojo.

La inmunoterapia consiste en ayudar al sistema inmunitario a reconocer las células cancerosas, y actuar frente a ellas con mayor inteligencia y eficacia.

2. La inmunoterapia tiene diferentes utilidades y puede funcionar de diferentes maneras

- Puede actuar deteniendo el crecimiento de las células enfermas y retrasando su aparición.

- La inmunoterapia actúa también, impidiendo que el cáncer se propague a otras partes del cuerpo. Evitando de esta forma que aparezca la metástasis.

- Ayuda a que el sistema inmunitario sea más potente y tenga mayor capacidad de luchar frente a la enfermedad, eliminando las células cancerosas.

3. Existen diferentes tipos de inmunoterapia

- Anticuerpos monoclonales: En este caso los anticuerpos se fabrican en un laboratorio, se pueden utilizar por ejemplo para bloquear las células cancerosas.

La inmunoterapia actúa también, impidiendo que el cáncer se propagueLa inmunoterapia actúa también, impidiendo que el cáncer se propague

- Inmunoterapias no específicas: Por lo general, las inmunoterapias no específicas se utilizan a la vez que otras terapias para tratar el cáncer, como la quimioterapia o la radioterapia. Es el tratamiento que más se utiliza en la actualidad para la enfermedad.

- Virus oncolíticos: En esta terapia se utilizan virus que han sido modificados genéticamente para que actúen frente a las células cancerosas.

- Células T o Timocitos: Este tipo te inmunoterapia aun se encuentra en fase de experimentación, pero con resultados muy alentadores. Las células T son inmunes y combaten directamente con las células afectadas por el cáncer. El tratamiento consiste en extraer este tipo de células del paciente, estas se cultivan en el laboratorio hasta que se consiguen millones de copias. Después, se introducen de nuevo en el cuerpo del paciente donde lucharán como un enorme ejército para eliminar las células cancerosas.

- Vacuna contra el cáncer: El funcionamiento es básicamente el de una vacuna, se expone el sistema inmunitario a una enfermedad, en este caso al cáncer, provocando que el propio organismo reconozca esta enfermedad y la combata. Las vacunas pueden ser preventivas o terapéuticas.

4. Efectos secundarios habituales de la inmunoterapia

Una de las ventajas de la inmunoterapia en el tratamiento del cáncer, es que los efectos secundarios son menos agresivos en el paciente que otros tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia. Aunque no todos los pacientes presentan los mismos síntomas, los que se han detectado en un mayor porcentaje de enfermos tratados con inmunoterapia son:

- Fatiga, sensación de falta de energía y cansancio

- Problemas cutáneos como erupciones, llagas y picor de piel

- Pérdida del apetito, náuseas, vómitos y diarrea, todo esto causando además una pérdida de peso

- Posibles episodios de fiebre

- Dificultad para conciliar el sueño, insomnio

5. Efectos adversos graves derivados de la inmunoterapia

Existen otro tipo de efectos adversos que, aunque se presentan en un menor porcentaje de pacientes, es importante conocer ya que pueden ser realmente peligrosos. Si te estás tratando con inmunoterapia y notas alguno de estos síntomas, acude de forma inmediata a un centro hospitalario. Es importante también señalar que estos síntomas, pueden aparecer incluso dos años después de haber terminado con el tratamiento.

Por lo tanto, debes tener especial atención a ciertos síntomas que pueden ser señal de que algo más grave se está originando. Alguna de las enfermedades que pueden surgir como consecuencia de la inmunoterapia son:

- Hepatitis, se observa la piel amarillenta, el color de la orina se oscurece, pueden aparecer hematomas con mayor facilidad y dolor en el lateral derecho a la altura del estómago.

- Inflamación de los pulmones, dolor en el pecho, sensación de ahogo por falta de aire y tos muy frecuente.

- Colitis o inflamación del colon, dolor intenso en el abdomen, diarrea o un aumento extraño de la frecuencia de las deposiciones, sangre en las heces o un color muy oscuro.

La inmunoterapia es una terapia en proceso de investigaciónLa inmunoterapia es una terapia en proceso de investigación

- Cambios hormonales, como cambios bruscos de humor, falta de apetito sexual, mayor irritabilidad e incluso la voz puede sonar más grave.

- Problemas en las glándulas, como cambios bruscos en el peso, constante sensación de sed, mareos y nauseas, constantes dolores de cabeza, sensación de frío o pérdida del cabello.

- Problemas en el cerebro derivadas de una inflamación, puedes sentir alucinaciones, sensación de hormigueo en los pies y las manos, rigidez en el cuello, desorientación, pérdida de memoria o gran debilidad en los músculos.

Entre otras graves consecuencias como insuficiencia renal, importantes reacciones en la piel como llagas, ulceras en las zonas mucosas como la boca o la nariz, infección grave con síntomas similares a los de la gripe e incluso graves problemas oculares.

6. La inmunoterapia es una terapia en proceso de investigación

Por lo tanto, es un tratamiento novedoso, que aun se encuentra en proceso de experimentación. Todos los pacientes no son receptivos a este tipo de tratamiento, ni es efectivo para todos los tipos de cáncer. Además, se trata de un tratamiento muy costoso por lo que es de difícil acceso.

Así que es muy importante tener en cuenta todos los puntos mencionados y conocer como puede afectar. Ya que, si te encuentras en un proceso con inmunoterapia o tienes algún familiar en esta situación, es importante que conozcas los posibles efectos adversos, para que si detectas alguno, puedas actuar con rapidez.

Artículos recomendados