Menú
Qué es el cáncer

LO QUE DEBES SABER

Qué es el cáncer

Aunque afecta muy gravemente y no hay una vacuna definitiva para él, el cáncer puede llegar a ser compatible con la vida.

Bea R

Es uno de los diagnósticos más temidos y sólo su nombre provoca el total desánimo del paciente y de todo su entorno. Pese a que los avances médicos y tecnológicos han hecho posible que incluso pueda llegar a mitigarse, lo cierto es que el cáncer, a día de hoy, sigue matando a muchas personas en todo el mundo.

Un cáncer engloba diferentes problemas y según lo que piensa una mayoría de la población, este término no habla de una enfermedad como tal sino de varias con efectos devastadores. A continuación, Bekia te despeja cualquier duda que puedas tener acerca de qué es el cáncer y cómo afecta el hecho de padecerlo en el desarrollo de una vida normal:

En el caso de padecer cáncer, el desarrollo y vida de las células no transcurre como sería lo habitualEn el caso de padecer cáncer, el desarrollo y vida de las células no transcurre como sería lo habitual

¿Qué es exactamente el cáncer?

El cáncer es un término que hace alusión a un grupo de enfermedades cuya característica diferenciadora es el desarrollo anormal y sin controlar de las células. En un primer momento, esto puede llevar a confusión puesto que las células forman parte de nuestro propio cuerpo y estas tienen una vida en la que cumplen una función para luego morir.

En el caso de padecer cáncer, el desarrollo y vida de las células no transcurre como sería lo habitual. Sufrir de cáncer significa que un determinado grupo de células no solo no mueren sino que además se dividen y se expanden por todo el cuerpo generando masas celulares que son lo que todos conocemos como tumores. Existen tipos de cáncer incapaces de generar dichos tumores y un ejemplo es el cáncer cuyo origen se encuentra en la sangre.

No todos los tumores son dañinos y es que, cuando un grupo de células cuyo desarrollo ha sido anormal empieza a "madurar" de forma lenta y, sobre todo, cuando no invaden los tejidos sanos de nuestro cuerpo, entonces hablamos de un tumor benigno cuya solución y erradicación consiste en una cirujía.

En cuanto a los tumores malignos, estos sí suponen una preocupación y un verdadero peligro para la persona. En este tipo de masas celulares, las células que lo forman suelen desprenderse de dicha agrupación y desplazarse a otras partes del cuerpo. A través del sistema circulatorio o del propio sistema linfático, una célula cancerosa puede moverse de un lado a otro del cuerpo humano y dividirse hasta la saciedad llegando a formar nuevos tumores malignos.

Existen muchas clases de cáncer Existen muchas clases de cáncer

¿Cómo se comportan las células cancerosas?

Las diferencias entre lo que es una célula cancerosa y una normal es el motivo por el que unas resultan malignas y otras beneficiosas para nuestro organismo. El principal hecho en el que difieren estos dos tipos de células es que las células cancerosas no se desarrollan en un tipo celular con función concreta. Puesto que no existe un objetivo específico, podría decirse que la célula cancerosa "desconoce" cuál es su función principal y precisamente por esto lo ignora y también la orden del cuerpo de que, una vez crecida, se muera.

El cuerpo humano emite señales a las células indicándoles que dejen de desarrollarse y crecer: a esto último se le conoce como muerte cerebral. Así, cuando un grupo de células no son necesarias o resultan inútiles, estas mueren y dan paso a otras nuevas que hagan mejor las funciones celulares. Una célula cancerosa ignora estas señales. Por si no fuera poco, las células cancerosas son capaces de crear una influencia sobre el resto de células normales.

Además de la mala influencia que pueden tener las células cancerosas en el resto de células del cuerpo, lo cierto es que el mal que son capaces de causar no se queda ahí. También, son capaces de ocultarse del sistema inmune, haciendo que su erradicación sea muy difícil. Por otro lado, estas pueden llegar a engañar, con la ayuda de células normales, que el sistema inmunitario las elimine.

Tipos de cáncer

Existen muchas clases de cáncer y es prácticamente imposible conocerlos todos pues un cáncer recibe su nombre según a qué órgano afecte. Aun así, sí existe una clasificación para poder agruparlos según sus alteraciones y según el comportamiento de sus células. Por ejemplo, el sarcoma sería un tipo de cáncer que afecta a los músculos, al sistema óseo y al tejido graso del cuerpo.

Por otro lado, también está la leucemia, cuyo origen canceroso se sitúa en la médula. La aparición de un grupo celular canceroso en dicho tejido provoca alteraciones en la producción de glóbulos blancos, rojos y también plaquetas. Es por esto precisamente que sufrir este tipo de cáncer supone, en la mayoría de los casos, sufrir de anemia o problemas de coagulación.

Por último, están los linfomas y los carcinomas. Estos últimos se forman a partir de todas aquellas células que cubren la superficie de los órganos y son los más comunes que se suelen sufrir. Por otro lado, los linfomas, y tal y como su propio nombre indica, se desarrollan en ambiente de origen linfático y en aquellas células conocidas comunmente como linfocitos.

Artículos recomendados