Menú
Cómo puede afectar la quimioterapia

QUIMIOTERAPIA

Cómo puede afectar la quimioterapia

Descubre los efectos adversos y cómo la quimioterapia puede afectar a las personas cuando deben seguir el tratamiento.

Mª José Roldán Prieto

La quimioterapia a menudo implica efectos adversos graves, pero los avances científicos recientes dejan claro que en la actualidad, muchos de estos efectos adversos se controlan mejor que en el pasado. Según el tipo y la extensión del tratamiento y otros factores individuales, los efectos adversos pueden variar de leves a graves. Algunas personas no tendrán efectos adversos, pero un médico especializado tendrá que seguir de cerca al paciente.

El impacto del tratamiento en la vida diaria de una persona dependerá de la extensión de los síntomas. A continuación vamos a hablar sobre cómo puede afectar la quimioterapia a una persona si debe recibir este tratamiento. Como no todas las personas son iguales, es necesario saber que a no todas le puede afectar de la misma forma o intensidad.

Náuseas y vómitos

Las náuseas y vómitos es frecuente en el 70% de los pacientes.  Los medicamentos antieméticos pueden ayudar. Estos deben tomarse incluso cuando los síntomas hayan desaparecido, para evitar que regresen. El jengibre puede ayudar la efectividad de los antieméticos.

l cabello normalmente vuelve a crecer poco después de finalizar el tratamientol cabello normalmente vuelve a crecer poco después de finalizar el tratamiento

Pérdida del cabello y sensibilidad de la piel

El cabello puede comenzar a caerse o volverse delgado o quebradizo algunas semanas después de que el tratamiento comienza con algunos tipos de quimioterapia. Puede afectar cualquier parte del cuerpo. Esto no tiene consecuencias para la salud física, pero puede causar angustia y problemas emocionales. 

El cabello normalmente vuelve a crecer poco después de finalizar el tratamiento. Las uñas también pueden volverse escamosas y quebradizas. La piel puede volverse seca y sensible a la luz solar.

Las personas que reciben quimioterapia tiene que protegerse del sol, utilizar cremas protectoras del sol y ropa que les proteja máximo.

Fatiga o cansancio

La fatiga o cansancio es otra manera que puede afectar las personas que reciben quimioterapia. El paciente tendrá que descansar lo suficiente y evitar las tareas que pueden hacer que sienta demasiado cansancio. Si se sufre un cansancio intenso habrá que informar al médico lo antes posible ya que una disminución de glóbulos rojos puede significar que la persona además también tiene anemia.

Deterioro de la audición

La quimioterapia tiene efectos tóxicos que pueden hacer una persona tengo una pérdida de audición temporal o permanente. Cuando esto ocurre de cabeza inmediatamente al médico para poder valorar las actuaciones pertinentes.

Susceptibilidad a padecer infecciones

Cuando hay un recuento bajo de glóbulos rojos, la persona puede tener más susceptibilidad a padecer infecciones. Cuando se recibe quimioterapia el sistema inmunitario se debilita. El esto se conoce como neutropenia, que es tener menos glóbulos blancos. Los glóbulos blancos nos ayudan a luchar contra las infecciones. Hay que seguir minuciosamente los consejos del médico para evitar infecciones.

Problemas en los sangrados

Esto también se conoce como trombocitopenia, puede provocar problemas de coagulación de la sangre. Las plaquetas son un tipo de célula sanguínea que ayuda a la sangre a coagularse. Un recuento bajo de plaquetas puede provocar hematomas o hemorragias, por ejemplo, hemorragias nasales severas. El flujo de sangre de un corte menor puede ser difícil de detener y convertirse en algo grave. Si el recuento de plaquetas es demasiado bajo, la persona necesitará una transfusión de sangre.

Anemia

Los glóbulos rojos transportan oxígeno a todos los tejidos del cuerpo. Un bajo nivel de glóbulos rojos dará lugar a la anemia. Los síntomas incluyen cansancio, dificultad para respirar y palpitaciones cardíacas. Una persona con anemia severa puede necesitar una transfusión de sangre urgente.

Mucositis

La mucositis es una inflamación de la membrana de la mucosa que puede afectar cualquier parte del sistema digestivo, incluida la boca, el esófago, el estómago, los intestinos, el recto y el ano. La mucositis oral puede provocar síntomas en la boca, a menudo comenzando de 7 a 10 días después del inicio del tratamiento. Puede doler como si se hubiera quemado en la boca.

Las úlceras pueden aparecer en el revestimiento de la boca, la lengua y alrededor de los labios. Comer, beber y hablar puede ser extremadamente doloroso. Si ocurre sangrado, existe un riesgo de infección. La gravedad de los síntomas está relacionada con la intensidad de la dosis de quimioterapia.

Pérdida de apetito

La quimioterapia o el cáncer en sí pueden afectar el metabolismo del cuerpo, lo que lleva a una pérdida de apetito y pérdida de peso hasta que el cáncer entre en remisión o hasta que finalice el tratamiento. La gravedad depende del tipo de cáncer y el tratamiento de quimioterapia.

Tomar comidas más pequeñas y más frecuentes puede ayudar a mantener un suministro de alimento. Beber líquidos a través de una pajita puede ayudar a mantener la ingesta de líquidos.

Los pacientes que no pueden consumir alimentos o líquidos pueden necesitar ser hospitalizados y alimentados a través de una sonda nasogástrica, que va directamente al estómago por la nariz.

Embarazo y fertilidad

Muchos pacientes pierden temporalmente interés en el sexo durante la quimioterapia. La libido por lo general regresa después de completar el tratamiento. Dependiendo del tipo de medicamento administrado, la quimioterapia también puede reducir la fertilidad en hombres y mujeres. La fertilidad a menudo, pero no siempre, vuelve una vez que finaliza el tratamiento.

Los pacientes que deseen tener hijos en el futuro pueden considerar la congelación de espermatozoides o embriones para asegurar poder tener descendencia en el futuro. Muchos medicamentos de quimioterapia pueden causar discapacidades congénitas, por lo que es importante evitar quedar embarazada durante el tratamiento.Si una mujer está embarazada o queda embarazada en el momento del tratamiento, es esencial decírselo rápidamente al médico inmediatamente.

También puede causar diarrea cuando las células dañadas se expulsan repentinamente del cuerpoTambién puede causar diarrea cuando las células dañadas se expulsan repentinamente del cuerpo

Problemas de estómago

También puede causar diarrea cuando las células dañadas se expulsan repentinamente del cuerpo. Aunque también puede haber estreñimiento.

Problemas de salud mental

Hasta el 75% de los pacientes suelen tener problemas de salud mental y del pensamiento. Habitualmente informan que tienen problemas de atención, pensamientos y memoria a corto plazo mentiras están en tratamiento de quimioterapia. Hasta un 35% puede durar meses e incluso años después del tratamientos.

Hay pacientes que también sienten problemas en su capacidad de razonar, organizar o tener multitarea. También pueden tener problemas emocionales, cambios de humor y depresión. Puede ser en relación con el tratamiento o por el miedo e incertidumbre por el futuro.

De todas estas formas puede afectar a un paciente el tratamiento de quimioterapia. Pero si estás en tratamiento y notas otros síntomas, acude a tu médico para que valore tu estado.

Artículos recomendados