Menú
Qué es y qué NO es un plan de alimentación saludable
ALIMENTACIÓN

Qué es y qué NO es un plan de alimentación saludable

Es necesario que sepas diferenciar qué es una alimentación saludable de lo que NO lo es para tener una buena relación con la comida.

Mª José Roldán Prieto

Mantener un plan de alimentación saludable no solo es una cuestión de disciplina o de fuerza de voluntad, el conocimiento en este caso es poder y fundamental. Normalmente las personas no cambian su alimentación a una mejor porque el cambio les parece demasiado difícil de llevar a cabo. ¿Sabes qué es una alimentación consciente? ¿Sabrías diferenciarlo de lo que no lo es y poder aplicarlo en tu vida diaria?

Es necesario que encuentres una manera de comer que funcione bien para ti, no solo seguir un plan de noticias o un plan de dieta que otra persona está haciendo y parece que le va bien. Llevar una alimentación saludable no consiste en esto.

Qué es un plan de alimentación saludable

Lo primero que debes tener en mente es el comprender qué es una alimentación saludable y cómo puede beneficiarte en tu vida. Comer saludablemente debe ayudarte a sentirte más fuerte, más feliz y con más energía.  Un plan de alimentación saludable te ayudará a sentirte bien en tu cuerpo y en tu relación con la comida.

Si comes de la forma correcta te sentirás bien físicamenteSi comes de la forma correcta te sentirás bien físicamente

Sentirte bien físicamente

Si comes de la forma correcta te sentirás bien físicamente. Podrás mantener tu nivel de energía correctamente aunque tengas un día cansado. Podrás estar mentalmente alerta sin depresiones a media tarde haciendo que tu mente se no se sienta nublada. Si te sientes satisfecho con los alimentos que comes no tendrás antojos de otras comidas menos saludables.

Te sentirás más fuerte sin ningún tipo de letargo físico o mental. Tendrás la energía para moverte sin sentir ningún letargo físico o mental. 

Sentirte bien mentalmente

Una alimentación saludable también significa tener una relación saludable con la comida. Te sentirás muy feliz cuando comes saludablemente en lugar de preocuparte por ganar peso o por sentirte culpable por comer alimentos nocivos para ti. No pienses en tener la dieta perfecta donde solo comas alimentos buenos o intentar controlar comiendo dulces, patatas fritas o chocolate.

El objetivo es tener una relación de amor sana con la comida. Comer es un proceso intuitivo, fácil y natural, una parte de nuestro día a día, no es algo por lo que tengamos que sentirnos mal o culpables. Si te sientes relajados y en paz con la comida, sin antojos obsesivos ni intrusivos en tu mente, te sentirás mucho mejor.

Te sentirás más saludable en general

Las personas con una relación sana con la comida hablan sobre comer saludablemente de una manera completamente diferente que las personas que hacen dieta. Ellos dicen cosas como:

-No me obsesiono por lo que pone en la báscula. Solo trato de comer bien y vivir de forma saludable.

-Me centro en lo que necesito para alimentarme y sentirme bien.

-A veces me doy algún capricho como dulces o refrescos, aunque sé que no es bueno, no pasa nada por hacerlo de muy de vez en cuando.

Es necesario sentirse libre y relajado en torno a los alimentos. Esto te hará sentir mucho más feliz y saludable, desde dentro hacia fuera, que es lo más importante en todo caso.

Qué NO es un plan de alimentación saludable

Un plan que prioriza el bienestar físico a cualquier precio no es saludable. Muchas personas hacen esto yendo a dietas restrictivas una y otra vez hasta que desarrollan una relación de amor-odio con la comida. Esto llevará a diversos problemas como por ejemplo lo que detallamos a continuación.

Atracones emocionales

Cuando restringimos severamente los alimentos como lo hacen muchas dietas, la mente comienzan a desear los alimentos que no podemos tener (como el chocolate, las papas fritas y las galletas). Los estudios han demostrado que los antojos son el resultado de una dieta restrictiva y que las personas que hacen dieta ansían alimentos que no pueden comer más que las personas que no hacen dieta pero han cambiado su estilo de vida a una alimentación saludable.

Los antojos se vuelven más fuertes, se apoderan de la mente y las personas acaban comiendo lo que 'no pueden'm comer. Esto herirá la confianza de las personas y les hará sentir culpables. Cuando esto sucede una y otra vez, corremos el riesgo de que se convierta en un hábito sobre el que sentimos que no tenemos control.

Que la autoestima dependa del peso

Son muchas las personas que luchan por mantener un peso saludable, y piensan que la pérdida de peso es el proyecto de vida más importante. Se involucran mucho y parece que es lo más importante en la vida de estas personas. Cuando esto ocurre, la mayoría de las personas comienzan a juzgarse a ellos mismos dependiendo del peso que pierden y se castigan cuando no lo hacen, perjudicando su autoestima dependiendo de la ropa que se ponen o del número que marca la báscula.

Pensar en la comida de esta manera nos quita la paz mental. Perdemos confianza en nuestras propias capacidades y nos deprimimos, todo lo contrario de la felicidad que estábamos buscando en primer lugar.

Te sentirás mucho mejor a nivel físico y emocionalTe sentirás mucho mejor a nivel físico y emocional

Un plan de alimentación saludable se centra igualmente en cómo te ves y cómo te sientes; no implica comer alimentos que no te gustan ni cortar los alimentos que más quieres comer. No promete resultados de pérdida de peso mágico como "perder 10 kilos en 4 semanas". Comer saludablemente es una forma de vivir la vida, y debemos aceptarla para que sea parte de nuestras vidas.

Solo cuando tengas esto en cuenta y sepas diferenciar lo que es una alimentación saludable de lo que no lo es, solo entonces podrás encontrar la paz entre la relación entre la comida y tú. Cuando encuentres esa paz y armonía con la comida, podrás establecerte objetivos de peso, de salud y de vida.

Te sentirás mucho mejor a nivel físico y emocional. Podrás disfruta de un buen equilibrio interior y exterior y lo que es mejor, no sentirás deseo de comer alimentos que son adecuados para tu salud. De esta manera tendrás una salud más fuerte, un sistema inmunológico que te ayudará a defenderte de enfermedades más comunes como el resfriado u otro tipo de afecciones. A partir de ahora, y teniendo todo esto en cuenta, tu relación con la comida será saludable y te sentirás bien en todos los aspectos.

Artículos recomendados