Menú
Tratamientos caseros para el dolor ocular

DOLOR OCULAR

Tratamientos caseros para el dolor ocular

Si tienes dolor ocular, estos tratamientos que puedes realizar en tu casa mientras esperas ir al médico te irán bien.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si sientes dolor ocular entonces será necesario que acudas a tu médico para saber exactamente cuál es la causa que lo origina. De esta manera podrás saber cuál es el mejor tratamiento dependiendo de tu caso concreto. Una dolencia ocular puede ser algo leve o por el contrario, algo realmente grave. Por eso, es importante y necesario que haber con tu médico si el dolor de los ojos lo tienes más de dos horas. Si experimentas dolor ocular con pérdida de visión o tienes dolor ocular debido a un golpe en el ojo, tendrás que buscar atención médica de urgencia.

El diagnóstico

Es importante que tu médico haga un diagnóstico acertado sobre la dolencia que tienes. Tendrá que mirar tu historial médico y hacer un examen ocular. Si necesitas un diagnóstico más exhaustivo es posible que te deriven a hacerte pruebas de imágenes y/o análisis de sangre.

También puede que te haga algunas preguntas, para saber si estás perdiendo visión, si tienes sensibilidad a la luz, si tienes dolor, si usas lentillas, etc.

Además te hará un examen de la vista, es decir, un examen ocular. Existen muchas pruebas para hacerlo y tu médico decidirá cuál es mejor en tu caso. Algunos ejemplos pueden ser: prueba de agudeza visual, una tonometría de prueba de presión ocular, examen retiniano, etc.

Las pruebas de imagen están indicadas para confirmar algunos diagnóstico de dolor ocular como una tomografía computarizada, una resonancia magnética, etc. También puedes tener diferentes pruebas de imagen para saber si tienes alguna enfermedad subyacente en el cuerpo.

Un análisis de sangre también puede ser necesario, sobre todo cuando se sospecha que hay una enfermad sistémica subyacente. Pueden ordenarse hemocultivos y un hemograma completo cuando se evalúe la celulitis orbitaria, en caso de que sea necesario.

Las pruebas de imagen están indicadas para confirmar algunos diagnóstico de dolor ocularLas pruebas de imagen están indicadas para confirmar algunos diagnóstico de dolor ocular

Tratamiento en casa

El tratamiento del dolor ocular se centra en lo que está causando exactamente el dolor. En algunos casos, puede remediarse en una breve visita al consultorio del médico de atención primaria. En otros casos, es posible que necesites ver a un oftalmólogo.

Estrategias de autocuidado

A veces no puedes ir al consultorio del médico de inmediato. Probar las siguientes estrategias de autocuidado puede ayudar a calmar tu dolor hasta tu cita. El médico también puede recomendar estos mismos remedios una vez que se descartan las afecciones oculares graves.

  • Aliviar el dolor en orzuelos. La aplicación de una compresa tibia y húmeda en el ojo afectado durante 10 minutos, tres a cuatro veces al día puede aliviar su malestar y hacer que el orzuelo se drene por sí solo. Sin embargo, tienes que asegurarte de no apretar o reventar el orzuelo, ya que esto puede propagar la infección.

  • A veces no puedes ir al consultorio del médico de inmediatoA veces no puedes ir al consultorio del médico de inmediato

  • Para ojos secos. Puedes tratar de no parpadear mucho, especialmente cuando realices tareas visualmente concentradas, como leer o usar el ordenador. también es buena idea utilizar un humidificador en las estancias en las que te encuentres. Intenta minimizar la exposición al aire acondicionado o calefacción. Incluso puedes ponerte gafas protectoras para proteger tus ojos del aire seco y el viento.

  • Si se te mete algo en el ojo. Puedes considerar colocar un parche en el ojo o cerrar el párpado con cinta adhesiva médica hasta que veas a tu médico. Al reducir la capacidad de parpadear, minimizarás la posibilidad de que ocurran más rasguños. Tienes que asegurarte de no cerrar el ojo durante varias horas, ya que las bacterias pueden florecer en ambientes oscuros y cálidos.

  • Para conjuntivitis viral o alérgica. Ponte una compresa fía y húmeda en el ojo para aliviar el malestar.

Estos son algunos tratamientos caseros que puedes hacer desde tu hogar hasta que puedas ir al médico. Una vez que tu médico sepa qué te ocurre, podrá indicarte el tratamiento médico que necesitas para tus circunstancias y tu afección ocular concreta.

Artículos recomendados