Menú
5 formas de aumentar las defensas de nuestro organismo

SISTEMA INMUNOLÓGICO

5 formas de aumentar las defensas de nuestro organismo

Las personas necesitamos estar sanos para sentirnos bien y para conseguirlo necesitamos potenciar nuestras defensas y que nuestro sistema inmunológico esté más fuerte.

María José Roldán Prieto

Nuestro sistema inmunológico es nuestra defensa número uno contra las toxinas ambientales, los virus, las bacterias y otros microorganismos dañinos. Por desgracia, las toxinas que están presentes en el mundo de hoy hacen que nuestro sistema inmunológico se debilite a un ritmo cada vez más rápido, y es que no hay límites que nos ayuden a controlar a lo que estamos expuestos cada día. Pero existen ciertas formas que te pueden ayudar a aumentar las defensas de tu organismo.

El sistema inmunológico es la seguridad de tu cuerpo

El sistema inmunológico es la seguridad de nuestro cuerpo, es nuestra defensa natural contra los organismos nocivos que causan enfermedades y brotes contagiosos. Todas las personas entramos en contacto con estos agentes cada día y la mayoría son neutralizados por nuestro sistema inmune sin que ni siquiera nos demos cuenta.

Sin embargo, nuestro sistema inmunológico es débil y no siempre puede ganar la batalla contra todos los organismos invasores, y es entonces cuando puedes enfermar. La calidad del sistema inmunológico dependerá de cómo sea tu calidad de vida, de lo que comes, de tu salud física, de tu salud mental y a lo que estás expuesto cada día. Es necesario que las personas tengan una buena nutrición para poder fortalecer las defensas y que de este modo se reduzcan los microorganismos invasores para poder tener una buena salud física y mental.

La calidad de tu sistema inmunológico dependerá de cómo sea tu calidad de vidaLa calidad de tu sistema inmunológico dependerá de cómo sea tu calidad de vida

5 formas de aumentar las defensas de nuestro organismo

A continuación quiero hablarte sobre algunas formas que puedes optar para realizar cada día y que así, puedas aumentas las defensas de tu organismo y que tengas una salud mucho más fuerte.

1. Cuida tu alimentación

Lo que comes es esencial para poder estar bien. Debes saber que una dieta baja en grasa te ayudará a que tengas menos infecciones. Las grasas no deberían superar el 25% del total de tu dieta diaria y éstas deberían ser monoinsaturadas (aceite de oliva, aguacate) y poliinstaturadas (aceites de girasol, salmón o nueces). Es necesario limitar (o eliminar) las grasas saturadas o las grasas trans.

Las proteínas también son muy importantes en tu dieta ya que son componentes básicos de las células en tu sistema inmunológico y te ayudarán a crear glóbulos blancos protectores y anticuerpos. Estas células son las encargadas de protegerte y de bloquear a los patógenos invasores.

La proteína se puede conseguir del pescado, el pollo sin piel, los huevos, las legumbres, las carnes bajas en grasa o los productos de soja. Si quieres aumentar tu consumo de proteínas en tu dieta diaria pero no sabes cómo hacerlo para que sea correcto y que puedas tener una alimentación saludable lo mejor es que acudas a un nutricionista que te ayude a elaborar una dieta que se adapte a ti.

2. Haz ejercicio

Si quieres que tu cuerpo tenga buenas defensas es necesario que te olvides de la vida sedentaria y que empieces a mover tu cuerpo. El ejercicio moderado (andar rápido, montar en bicicleta, nadar 45 minutos cinco veces a la semana) puede mejorar las defensas de tu cuerpo e incluso reducir los días de enfermedad (como del resfriado común) hasta en un 50%.

El ejercicio aeróbico mejorará tu flujo sanguíneo y el sistema circulatorio es el camino donde las células necesitan moverse para combatir las infecciones. Pero no creas que por hacer más ejercicio podrás tener una salud increíble, el ejercicio demasiado exhaustivo puede comprometer tu inmunidad después de una sesión de ejercicio demasiado intensa.

3. Mantén un estilo de vida saludable

Otro de los aspectos fundamentales que debes tener presente para poder aumentar la fuerza de tu sistema inmunológico es tener un estilo de vida saludable. Es tan fácil como seguir la lógica de la salud y así mantener tu sistema inmune fuerte y sano. Cada parte de tu cuerpo, incluyendo tu sistema inmunológico funcionará mejor con un buen estilo de vida y tendrá mejores funciones que te protegerá de las agresiones ambientales.

Hay muchas formas para mantener un estilo de vida saludableHay muchas formas para mantener un estilo de vida saludable

Algunas de las estrategias a seguir para mantener un estilo de vida saludable son las siguientes:

- No fumar, no beber ni tomar sustancias tóxicas.

- Comer una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y bajas en grasas saturadas.

- Hacer ejercicio de forma regular.

- Mantener un peso saludable.

- Controlar la presión arterial.

- Dormir las horas adecuadas para poder estar descansado/a.

- Tomar medidas higiénicas para evitar infecciones o enfermedades por contagio (lavarse las manos, cocinar bien los alimentos, no compartir utensilios de comida, etc.).

- Hacerse pruebas médicas de forma regular para saber que todo va bien y que la salud se mantiene fuerte.

4. Sé un poco escéptico/a

Muchos de los productos que venden las tiendas o farmacias pueden venderte la idea de que te ayudarán a tener un mejor sistema inmunológico, pero la inmunidad no tiene mucho sentido científico. Aumentando el número de células de tu cuerpo no es algo que tenga que se positivo ya que pueden enfermarte.

El intento de tener más células en el sistema inmunológico es complicado porque muchos tipos diferentes de células en nuestro organismo que responden de formas diferentes. El cuerpo genera continuamente células inmunes por lo que no necesitamos células en nuestro cuerpo de forma artificial.

Quizá necesites algún suplemento en algún momento puntual de tu vida, pero esto sólo lo podrá aconsejar tu médico y deberá decirte exactamente por qué es necesario.

5. Reduce el estrés en tu vida

Son muchos los factores que pueden causarte estrés en tu vida, pero dependerá de ti que te afecte más o menos. Dependiendo de cómo reacciones al estrés podrá afectarte más o menos en tu salud en general. El estrés crónico puede causar problemas serios de salud.

Las hormonas del estrés como el cortisol siempre están presentes en el estrés crónico y pueden producir obesidad, enfermedades del corazón, cáncer y otras muchas enfermedades. Las hormonas del estrés pueden funcionar de dos maneras: apagando los glóbulos blancos que son los que combaten la enfermedad o la manifestación de un sistema inmunológico hiperactivo que ayuda a aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades autoinmunes.

Por todo esto resulta imprescindible que encuentres la manera de eliminar el estrés (o gran parte) de tu vida. Puedes realizar ejercicio un par de veces por semana, meditar, tomar un baño relajante, buscar tiempo para pasear por el campo, etc.

Artículos recomendados