Menú
Qué es el Síndrome de Reye

SÍNDROME DE REYE

Qué es el Síndrome de Reye

¿Sabías que el Síndrome de Reye puede ocurrir en niños de entre 4 y 12 años que se le da aspirina? Descubre más sobre esta enfermedad pediátrica.

Inmaculada Jiménez Peral

El síndrome de Reye es una enfermedad que se da en niños de entre 4 y 12 años, por lo que se trata de una enfermedad pediátrica. El síndrome de Reye consiste en un daño que se produce en el cerebro del niño por haber sido medicado con ácido acetilsalicílico, más conocido como la aspirina, cuando se encontraba enfermo de gripe o varicela.

Esta enfermedad suele aparecer cuando los niños y adolescentes se están recuperando de un proceso gripal Esta enfermedad suele aparecer cuando los niños y adolescentes se están recuperando de un proceso gripal

¿Qué es el Síndrome de Reye?

Esta enfermedad suele aparecer cuando los niños y adolescentes se están recuperando de un proceso gripal en el que este ha sido medicado con ácido acetilsalicílico. En la actualidad es una enfermedad que poco a poco va desapareciendo porque, tras varios estudios y viendo la manera en la que afecta este medicamento en los niños, se esta dejando de recetar.

El síndrome de Reye es una enfermedad que aparece de forma repentina. Este comienza con vómitos. Un vómito que dura muchas horas seguidas y es imposible de parar. Este viene acompañado seguidamente de una actitud y un comportamiento agresivo e irascible por parte del niño. Es un comportamiento que no puede controlarse, como si estuviera poseído. A medida que avanza el tiempo el niño puede mostrarse incapaz de estar alerta y despierto, y en ocasiones puede acabar con el fallecimiento del niño.

Otros síntomas que pueden indicarnos que nuestro pequeño está padeciendo el Síndrome de Reye son :

- Alucinaciones o desorientación.

- Parálisis en los brazos y en las piernas.

- Convulsiones.

- Pérdida del conocimiento.

La duración de esta enfermedad es muy variable según la intensidad de la misma. En el caso que se trate de una intensidad leve, durará algunas horas en las que el niño se mostrará con un comportamiento muy raro. Si se trata de una intensidad media, puede durar un día y en el caso de ser grave, puede desencadenar incluso en la muerte.

Cómo tratar el Síndrome de Reye

Tratar el síndrome de Reye para que desaparezca no está en nuestra mano, o bueno en parte sí. Lo que tenemos que hacer cuando veamos que nuestro hijo tiene vómitos incontrolado durante horas es llamar de urgencia al médico o acudir a urgencias para que un médico le diagnostique. El tratamiento que los médicos van a utilizar para que el niño se cure es de soporte vital, es decir, no pueden seguir ningún tratamiento para que este desaparezca porque no tiene cura.

Lo que los médicos hacen cuando se encuentran un caso de un niño enfermo con el Síndrome de Reye es mantenerlo bien hidratado y conseguir que sus niveles de electrolitos estén equilibrados. También van a monitorizar sus constantes cardíacas y su estado nutricional. Existe mayor posibilidad de que el niño salga ileso de un ataque de esta enfermedad si mientras pasa la crisis se encuentra de manera estable.

Lo que los médicos hacen cuando se encuentran un caso de un niño enfermo con el Síndrome de Reye es mantenerlo bien hidratado Lo que los médicos hacen cuando se encuentran un caso de un niño enfermo con el Síndrome de Reye es mantenerlo bien hidratado

Lo mejor para que nuestro hijo no padezca nunca el Síndrome de Reye lo mejor que podemos hacer es evitar a toda costa cualquier medicamento que contenga ácido acetilsalicílico para tratar enfermedades virales como la varicela, la gripe o algún resfriado. No solo la aspirina contiene este componente, por lo que tenemos que tenerlo muy presente cuando vayamos a darle cualquier medicamento a nuestros pequeño.

La mayoría de medicamentos que contienen salicatos se venden en las farmacias sin receta medica por lo que es bastante sencillo que caigamos en el error de suministrárselos a nuestros pequeño. Hay que tener en cuenta que es un fármaco que es muy efectivo, pero al mismo tiempo tiene unos efectos secundarios bastante peligrosos, por lo que nunca debemos dárselo a nuestros hijos a menos que un médico pediatra especialista se lo recete y lo tome bajo la supervisión del mismo.

Artículos recomendados