Menú
El tratamiento del síndrome de la fatiga crónica
FATIGA CRÓNICA

El tratamiento del síndrome de la fatiga crónica

La fatiga crónica es un mal que puede durar toda la vida, descubre cuál es el tratamiento a seguir para que no sea incapacitante.

Sergio Gallego Uvero

El síndrome de la fatiga crónica es una enfermedad que a día de hoy sigue siendo un gran misterio con respecto a su origen y tratamiento. Dicho síndrome causa a la persona que la padece un cansancio extremo que le llega incluso a incapacitar e inhabilitar a la hora de hacer los quehaceres diarios. La fatiga crónica como su mismo nombre indica es una enfermedad considerada crónica y que suele afectar a sistemas tan importantes del organismo como es el caso del cardiovascular y neurológico. En la actualidad la enfermedad afecta sobre todo a las mujeres y suele ir unida junto a otro tipo de afecciones como la fibromialgia.

A día de hoy no se sabe a ciencia cierta las causas por las que una persona puede padecer dicho síndromeA día de hoy no se sabe a ciencia cierta las causas por las que una persona puede padecer dicho síndrome

Síntomas del síndrome de la fatiga crónica

El principal síntoma de la fatiga crónica es padecer dicho cansancio durante más de 6 meses. Además de ello, la persona va a presentar otra serie de síntomas bastante claros y evidentes:

- Dolor de cabeza

- Fotofobia

- Dificultad a la hora de conciliar el sueño

- Pérdida de memoria

- Dolores en los músculos

Causas del síndrome de la fatiga crónica

A día de hoy no se sabe a ciencia cierta las causas por las que una persona puede padecer dicho síndrome. La mayoría de estudios apuntan como causa principal el alto nivel de estrés diario que llevan la mayoría de las personas. Dicho nivel de vida unido a unos malos hábitos de alimentación hacen que algunas personas puedan llegar a padecer tal síndrome.

Sin embargo muchos expertos en el tema no están de acuerdo con tales causas y señalan otras mucho más evidentes como es el caso de la alta toxicidad que hay en el ambiente y que causa tal debilitamiento en muchas personas. El dormir mal y no descansar las 8 horas de rigor también es otra de las causas por las que una parte de la población puede sentir una fatiga extrema y prolongada en el tiempo.

Diagnóstico de la fatiga crónica

Una de las características de la fatiga crónica es que muy difícil de diagnosticar. Los síntomas de dicho síndrome se asemejan a otro tipo de afecciones como es el caso de la depresión o la ansiedad. Aparte de una exploración de tipo física, es necesaria una exploración mental del paciente. Aparte de ello, hay que observar que la persona que padece una posible fatiga crónica no consume ningún tipo de drogas ya que en muchos casos el consumo de tales sustancias son el motivo del exceso de fatiga.

Cómo tratar el síndrome de la fatiga crónica

Una vez que la persona ha sido diagnosticada con tal síndrome, hay que empezar con un buen tratamiento que ayude al paciente a mejorar sus síntomas dentro de lo posible.

El síndrome de la fatiga crónica no tiene cura por lo que el tratamiento es esencial a la hora de conseguir que el día a día de la persona sea lo más llevadera posible. Es bastante normal que una persona que sufre fatiga crónica tenga también depresión por lo que hay una serie de antidepresivos que son necesarios para conseguir que el paciente pueda mejorar mentalmente y rebajar todos sus síntomas.

La terapia es otro elemento importante a la hora de tratar el síndrome de la fatiga crónicaLa terapia es otro elemento importante a la hora de tratar el síndrome de la fatiga crónica

La terapia es otro elemento importante a la hora de tratar el síndrome de la fatiga crónica. La cognitivo conductual es la más eficaz para conseguir que la persona con fatiga crónica pueda mejorar notablemente y llevar una vida lo más normal posible. La fisioterapia es otra actividad que va a ayudar a sentirse mucho a una persona diagnosticada con fatiga crónica.

Como has podido ver, el síndrome de la fatiga crónica es una enfermedad bastante dura para la persona que la sufre ya que le incapacita e inhabilita a la hora de poder hacer sin problemas sus quehaceres diarios. El tratamiento de la misma es clave a la hora de evitar que la persona se hunda y sufra en exceso.

Artículos recomendados

Comentarios