Menú
Claves sencillas para superar el estrés laboral

ESTRÉS LABORAL

Claves sencillas para superar el estrés laboral

El estrés laboral puede afectarte tanto física como mentalmente, debes aprender a superarlo con estas 3 claves sencillas.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El estrés laboral parece una epidemia. Son muchos los trabajadores que experimentan un estrés laboral crónico... causando bajas médicas. Si estás sufriendo estrés laboral no mires hacia otra parte. Es necesario que identifiques el problema de raíz que te causa estrés y que lo enfrentes de la mejor forma posible. Es la única manera de que vuelvas a ser un trabajador feliz y productivo.

Son muchos los factores que pueden hacer que sientas estrés laboral. Las causas más comunes son: demasiado trabajo, trabajo poco inspirador, presión por parte de los jefes o los compañeros, falta de apoyo social, muchas críticas, un trabajo demasiado competitivo o exigente, no tener control sobre las decisiones que afectan a tu trabajo, buscar la perfección o, un salario demasiado bajo para la función que estás haciendo. Todos estos motivos pueden hacer que te sientas abatido/a, frustrado/a y muy estresado/a.

Necesitas dejar de ser una víctima del estrés laboral y comenzar a controlar el estrés en tu trabajoNecesitas dejar de ser una víctima del estrés laboral y comenzar a controlar el estrés en tu trabajo

Todo esto puede tener serios problemas tanto en tu salud física como en tu salud emocional, por este motivo es necesario que pongas cuanto antes remedio. Solo así te sentirás mejor para trabajar feliz y ser más productivo cada día.

Supera el estrés laboral

Necesitas dejar de ser una víctima del estrés laboral y comenzar a controlar el estrés en tu trabajo y sentirte mejor en tu vida, pero, ¿cómo conseguirlo? Sigue estos consejos:

1- Organización

Dedica algo de tiempo para organizar tu agenda. En lugar de hacer muchas cosas al mismo tiempo, prioriza las tareas y haz primero las que realmente son importantes. Organiza tus tareas con objetivos. Conoce los objetivos que debes cumplir según tus tareas. Tendrás que entender cuál de tus tareas tiene más prioridad y cuáles puedes hacer en otro momento. Por ejemplo, no mires tu correo 20 veces al día, si no que dedica 20 minutos al día a ponerte al día con tus correos, contestándolos etc.

2- Elimina, cambia o acepta los factores estresantes de tu día

Coge un trozo de papel y divídelo en 3 columnas. En la parte superior de la primera columna escribe; eliminar, en la parte superior de la segunda columna escribe; cambiar y en la tercera columna en la parte superior escribe; aceptar.

Después, piensa en los factores estresantes que más te traen de cabeza. Tal vez es tu sueldo; podría ser mucho más pequeño de lo que quisieras o sentir que te mereces. No te preocupes, esta es su oportunidad de liberarse del estrés que rodea tu bajo salario. Piensa por unos momentos, ¿qué prefieres?: dejar la empresa, habla con tu jefe para un aumento de sueldo o aceptar el salario.

Cuando pienses en esto puede que te sorprendas los pensamientos que entran en tu mente, pero no los rechaces, simplemente descubre qué es lo que realmente quieres hacer, y después, hazlo. Si quieres dejar la empresa escribe 'salario' en la columna de eliminación, si quieres aumentar el sueldo pon 'salario' en la columna de cambios y si crees que es mejor esperar otra oportunidad, pon la palabra en la columna de aceptación.

Al ser decisivo de esta manera, inmediatamente te sentirás más libre y tendrás el control de tu destino. Así tus niveles de estrés comenzarán a inclinarse hacia abajo. Todo lo que resta es establecerte una meta clara de lo que quieres lograr y cómo vas a hacer esto.

Dedica algo de tiempo para organizar tu agendaDedica algo de tiempo para organizar tu agenda

Por supuesto, si tiene múltiples factores estresantes laborales, utiliza la eliminación, cambio o aceptación de la hoja para trabajar en todos ellos. Será tiempo muy bien invertido porque tendrás el control de lo que quieres hacer y de cómo conseguirlo.

Estas dos claves son esenciales para que las tengas en cuenta y superar así el estrés laboral buscando el cambio que necesitas. Esto además tendrás que combinarlo con mejorar las relaciones con los compañeros de trabajo, tener una vida saludable y sentirte mejor contigo mismo. Y si después de todo, sigues mal en la empresa, siempre estás a tiempo de dar un giro a tu vida y cambiar de trabajo o de rumbo laboral.

Artículos recomendados