Menú
Cómo relajarte en el trabajo

TRABAJO

Cómo relajarte en el trabajo

Si te sientes estresado en el trabajo, no te pierdas estos consejos para relajarte y estar mejor en tu puesto laboral.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La relajación no es que sea buena para la salud de las personas, es que es necesaria. Si no sabemos relajarnos, el estrés o la ansiedad se puede apoderar del organismo de una persona y que a la larga, pueda acabar enfermando de múltiples maneras. Todo el mundo experimenta momentos a lo largo del día en los que solo desearía poder relajarse durante unos minutos.

También es verdad que hay personas que solo querrían estar relajándose todo el tiempo. Si eres de las personas que dice siempre que 'no tiene tiempo para relajarse', entonces tú eres de las personas que más lo necesita. Pero no te preocupes, porque hay formas sencillas y fáciles de relajación, incluso aquellos días de más actividad, cuando piensas que no tienes tiempo de ni mirarte al espejo. La relajación no necesita varias horas para recuperar tu energía, entre 5 y 10 minutos pueden ser más que suficientes para que vuelvas a empezar y llegar al final del día con más fuerza que nunca.

Las respiraciones profundas es la forma más fácil de entrar en modo relajaciónLas respiraciones profundas es la forma más fácil de entrar en modo relajación

Respiraciones profundas en el trabajo

Las respiraciones profundas es la forma más fácil de entrar en modo relajación y puedes hacerlo en cualquier momento y lugar. Si te estresas porque hay demasiada cola en el supermercado y tienes que ir al trabajo, cuando hay demasiado tráfico y llegarás tarde o en cualquier momento que debas esperar, aprovecha ese momento en lugar de hacer que te estrese. Puedes aprovechar esos minutos extra para poder relajarte.

Las respiraciones profundas te ayudarán a aumentar el oxígeno de la sangre. La sangre circulará mejor por todo el cuerpo y estará bien oxigenada, y esto hará y ayudará que tus sistemas internos se recarguen.

Deberás hacer 5 respiraciones lentas y profundas. La técnica adecuada es inhalar y exhalar profundamente por la nariz y por la boca. Lo ideal es contar 5, contar hasta 5 a medida que inhalas, contar hasta 5 manteniendo el aire y luego contar hasta 5 de nuevo exhalando el aire, todo esto, hacerlo cinco veces.

La respiración profunda te ayudará a relajarte y despejará tu mente, acabará con la niebla mental y te sentirás más alerta y listo para afrontar cualquier cosa que te pongan por delante ese día.

Estas respiraciones son ideales para hacer el cualquier momento y lugar, ya sea porque estás estresado/a antes de una reunión, si sientes que los nervios van a poder contigo o porque quieres aclarar tu mente de cualquier aspecto importante.

Relajarte en el lugar de trabajo

Relajarse en el lugar de trabajo es posible. Aunque en ocasiones parece complicado sacar ni un minuto en la oficina para ti, o crees que te podrías meter en problemas si te 'pillan' relajándote o haciendo algo diferente a lo que debes hacer, hay algunas técnicas que puedes seguir. Estas técnicas son sencillas y puedes hacerlas mientras trabajas, podrás crear una sensación de calma y nadie se dará cuenta de que lo estás haciendo.

Mientras estás sentado/a en tu escritorio, gira la cabeza de un lado a otro y de adelante hacia atrás con los ojos cerradosMientras estás sentado/a en tu escritorio, gira la cabeza de un lado a otro y de adelante hacia atrás con los ojos cerrados

Si tu trabajo consiste en estar sentado frente al ordenador todo el día, deberás asegurarte de que puedes levantarte y moverte durante unos minutos cada hora. Esto ayuda a que tu sangre circule mejor por todo tu cuerpo. Solo con el hecho de que tu sangre fluya correctamente, te sentirás más alerta y centrado. Sube las escaleras para ir al baño o camina varias veces para ir a por un vaso de agua.

Mientras estás sentado/a en tu escritorio, gira la cabeza de un lado a otro y de adelante hacia atrás con los ojos cerrados. Esta técnica ayuda a aliviar la tensión del cuello, aumentando el flujo de sangre a tu cerebro, que es una forma natural y fácil de relajarse. 

Si tienes un descanso o es la hora del almuerzo, no dudes en salir a caminar. Caminar es una excelente forma de despejar tu mente y tu cuerpo también se beneficiará del ejercicio extra que puedes hacer.

Artículos recomendados