Menú
Causas por las que pueden salir ronchas en el cuerpo

REACCIÓN CUTÁNEA

Causas por las que pueden salir ronchas en el cuerpo

Las manchas rojizas acompañadas de inflamación y comezón suelen ser una respuesta de nuestro organismo frente a un estímulo adverso. Aquí tienes las algunas de las razones por las que pueden salir.

Lucía Mejuto de Villar

Las ronchas, también conocidas como habones, son unas manchas que salen en la piel y que se caracterizan por presentar un color rojizo con un contorno perfectamente definido y una ligera inflamación. Esta hinchazón de la mancha se debe a la segregación de ciertas sustancias químicas, entre las que se encuentra la histamina, dentro del flujo sanguíneo que aumenta la irrigación. Normalmente, las ronchas en el cuerpo no surgen de forma individualizada, sino en brotes que se forman al juntarse varias de estas manchas.

Lo más común es que la urticaria desaparezca pasadas unas horas y que la piel vuelva a recuperar su aspecto normal en el plazo máximo de 24 horas, aunque hay ocasiones en las que el sarpullido se resiste a desaparecer y es necesario someterse a un tratamiento médico. En cuanto a las causas de la aparición de estas ronchas, lo más común es que se piense que se debe a una reacción alérgica; y es que la alergia es una de las principales causas por las que estas manchas rojas pueden salir, pero no la única. A continuación, te explicamos cuáles son algunas de las causas que explican la aparición de ronchas en el cuerpo.

Las ronchas son unas manchas que salen en la pielLas ronchas son unas manchas que salen en la piel

La causa no siempre está clara

Lo primero que hay que señalar es que tan sólo en el 50% de los casos se encuentra una explicación a la aparición de las ronchas. Y es que el hecho de que la urticaria desaparezca en un plazo bastante corto, unido a que las causas que la desencadenan pueden ser múltiples, provoca que en muchas ocasiones nunca llegue a saber el porqué de su aparición. Como se explicaba, lo normal es que las ronchas desaparezcan en un plazo de 24 horas. A la urticaria que dura menos de 6 semanas se la denomina urticaria aguda, mientras que supera este plazo ya pasaría a denominarse urticaria crónica.

Una reacción alérgica suele ser la principal respuesta a la aparición de la urticaria, que surge al ingerir, consumir o inhalar ciertos agentes químicos que nuestro organismo rechaza y que provoca la reacción del sistema inmune para tratar de eliminarlos de nuestro cuerpo. En la mayoría de los casos las ronchas suelen ir acompañadas de molestias como picor, sensación de ardor o dolor al contacto. Entre las múltiples sustancias que pueden provocar una reacción adversa en la piel se puede encontrar la alergia a jabones o a detergentes, al pelo de ciertos animales, a la picadura de insectos, al polen o a los ácaros, a algunos tejidos como el látex o a ciertos medicamentos o alimentos como los lácteos, el marisco o los frutos secos.

Reacción a estímulos externos e internos

Sin embargo, la aparición de ronchas en el cuerpo no siempre responde a una alergia, sino que se pueden encontrar otras causas que explican la aparición de estas molestas manchas rojas en la piel. Por ejemplo, una de las razones puede ser la reacción a ciertos estímulos físicos como la presión o el frío. Las bajas temperaturas del invierno o el agua fría puede provocar la aparición de estas ronchas, sobre todo en los dedos.

Los adultos jóvenes suelen ser los más propensos a sufrir este tipo de urticaria que empeora cuando la piel vuelve a entrar en calor y que muchas veces va acompañada de picazón o hinchazón de la zona. En estos casos se recomienda la prevención de la aparición de las ronchas a través de una serie de medidas como son los antihistamínicos, el uso de guantes y ropa de abrigo y el evitar poner la zona afectada directamente sobre una fuente de calor.

Las ronchas en el cuerpo también puede ser una respuesta de nuestro organismo cuando éste está sometido a grandes niveles de estrés emocional. En este caso, la urticaria nerviosa puede aparecer en distintas zonas como es la cara, el cuello, las manos, los codos, las piernas o la parte posterior de las rodillas. En personas que sufren este tipo de urticarias se les recomienda que practiquen ejercicios de relajamiento y meditación, así como la asistencia a terapias con profesionales para ayudarles a rebajar el estado de nerviosismo y estrés al que están sometidos. Practicar deporte de forma asidua también suele mejorar estos síntomas; ya que el andar, correr o nadar ayuda a liberar la tensión acumulada en el día a día.

La transpiración excesiva también puede provocar la aparición de estas pequeñas manchas rojasLa transpiración excesiva también puede provocar la aparición de estas pequeñas manchas rojas

Lo mejor es acudir a un profesional

La transpiración excesiva también puede provocar la aparición de estas pequeñas manchas rojas. La cándida es una levadura natural que se encuentra en la piel y que puede provocar la irritación de la dermis en aquellos casos en los que el sudor de las glándulas no se ha evaporado por completo.

Las personas que tienden a sufrir estas reacciones suelen presentar ronchas en zonas como las axilas, la ingle y la entrepierna o detrás de la rodilla; es decir, en zonas en las que el roce de piel con piel dificulta la total desaparición del sudor. Algunos consejos para tratar de prevenir la aparición de este tipo de urticaria es practicar deporte usando ropa holgada y confeccionada con telas ligeras como el algodón o el lino. También se recomienda mantener el cuerpo bien hidratado y ducharse con agua tibia en vez de caliente. Por último, la aparición de las ronchas también puede responder a ciertas enfermedades como es el caso del lupus, a trastornos autoinmunitarios o a infecciones como la mononucleosis.

Como has podido comprobar, la aparición de ronchas en el cuerpo no suele responder a un problema grande. La mayoría de las veces se trata de una respuesta de nuestro organismo cuando entra en contacto con ciertas sustancias que despiertan una reacción adversa y que no suele tardar en desaparecer. En caso de que nos ocurra deberemos pensar qué hemos comido o qué hemos tocado con la zona afectada y tratar de evitarlo en un futuro.

Sin embargo, si la urticaria tardara en desaparecer, surgiera en más de una ocasión o si las ronchas estuvieran acompañadas de fiebres, nauseas, dolor abdominal o asma tendrás que acudir a un médico para que analice las ronchas y pueda recetarte el tratamiento adecuado.

Artículos recomendados