Menú
La enfermedad de Scheuermann o Sherman en adolescentes

DESARROLLO

La enfermedad de Scheuermann o Sherman en adolescentes

El dolor de espalda es un síntoma característico de la enfermedad de Scheuermann o Sherman en adolescentes.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La enfermedad de Scheuermann también se conoce como enfermedad de Sherman, cifosis de Scheuermann o cifosis juvenil de Scheuermann. Esta afección es una deformidad estructural que se crea en la columna torácica o en la columna lumbar en adolescentes de entre 12 y 15 años. Esta enfermedad es congénita, es decir, que los niños nacen con ella pero no se desarrolla hasta años después.

Qué es

El desarrollo de la enfermedad corresponde con el momento de crecimiento mayor en los adolescentes. La causa de esta enfermedad es desconocida y es probable que la genética tenga mucho que ver. El síntoma más común es el dolor de espalda.

El dolor de espalda por la enfermedad de Scheuermann suele disminuir a medida que el adolescente se acerca a la vida adulta. Cuando existen momentos de dolor, se tiene en la parte más alta de la curva cifótica. Los adolescentes con la enfermedad de Sherman también pueden tener problemas en los músculos de los isquiotibiales. Además, cuando se padece esta enfermedad también se tiene más riesgo de padecer hernias de disco y/o artritis.

Cuando un adolescente tiene cifosis de Scheuermann no interfiere en la vida del niño, simplemente puede sentir algunos dolores de espalda y de cuello. Será necesario acudir a un fisioterapeuta para intentar aliviar estos dolores.

El dolor de espalda por la enfermedad de Scheuermann suele disminuir a medida que el adolescente se acerca a la vida adultaEl dolor de espalda por la enfermedad de Scheuermann suele disminuir a medida que el adolescente se acerca a la vida adulta

La columna vertebral en la enfermedad de Scheuermann

Una columna vertebral con Scheuermann se caracteriza por vértebras en forma de cuña. Las vértebras se desarrollan de esta manera porque la parte anterior de los huesos (es decir, los cuerpos vertebrales) crece más lentamente que la espalda. Como referencia, las vértebras normales y sanas tienen forma rectangular. A medida que las vértebras adoptan la forma de cuña, su capacidad para alinearse bien disminuye y se desarrolla una mala postura.

La deformidad asociada con la enfermedad de Scheuermann se observa más fácilmente cuando se hace una vista lateral del cuerpo, con la persona inclinada hacia adelante. Es probable que se vea una cifosis anormal, angulosa y aguda, causada por el crecimiento asimétrico de vértebras adyacentes. La cifosis debida a la enfermedad de Scheuermann no se corrige cuando la persona está de pie, por lo que parece que tiene mala postura, pero es que no puede ponerse de otra manera.

En cambio, las personas con una cifosis de tipo postural en la columna torácica (a menudo causada por desequilibrios musculares entre los grupos que controlan los movimientos del hombro, el pecho y la parte superior de la espalda) generalmente tienen un crecimiento simétrico de sus vértebras. En este caso, la curva cifótica no desaparece cuando están de pie con la espalda recta.

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza cuando la curva torácica espinal es mayor de 45 gradosEl diagnóstico de esta enfermedad se realiza cuando la curva torácica espinal es mayor de 45 grados

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza cuando la curva torácica espinal es mayor de 45 grados y que existan 3 vértebras adyacentes tienen al menos 5 grados de enclavamiento. En la columna toracolumbar (es decir, el área de transición entre la columna lumbar y la columna torácica), la cifosis debe ser de solo 30 grados para poder realizar un diagnóstico.

En cuanto al tratamiento, hay personas con la enfermedad de Scheuermann que tiene esta deformidad leve durante toda su vida. En este caso habrá que hacer una radiografía a cada cierto tiempo para saber cómo evoluciona. Pero si la cifosis de Scheuermann es moderada o grave (de 55 a 80 grados) mientras los huesos del adolescente está creciendo, será necesario usar un aparato ortopédico y hacer ejercicios específicos por el médico, además de acudir a un fisioterapeuta.

En algunos casos, los médicos recomiendan la cirugía, sobre todo si la curvatura alcanza 75 u 80 grados. De cualquier modo, será el médico quien deberá hacer un seguimiento de la enfermedad de Scheuermann de la persona afectada y decidir qué tipo de tratamiento será más adecuado en cada caso en concreto.

Artículos recomendados