Menú
Fetus in fetu: qué es y por qué ocurre

EMBARAZO

Fetus in fetu: qué es y por qué ocurre

Son raros los casos que ocurre el denominado fetus in fetu, pero, ¿qué pasa cuando ocurre este fenómeno en el bebé?

Maria del Carmen Roldán Prieto

A finales del siglo XVIII, el anatomista alemán Johann Friedrich Meckel fue el primero en describir un caso de fetus in fetu. Se trata de una condición rara en la que un feto se ve envuelto por su gemelo en el útero, es decir, uno de los gemelos se convierte en un parásito del otro.

¿Qué es el fetus in fetu?

El fetus in fetu representa una anomalía del desarrollo que ha llevado a los biólogos a examinar más a fondo los mecanismos de cómo surgen los gemelos. Mientras que los gemelos fraternos son el resultado de dos huevos fertilizados por separado, los gemelos idénticos son el producto de un solo huevo fertilizado que se divide en dos. La separación de ese huevo fertilizado no siempre es fácil, un ejemplo de separación imperfecta son los gemelos unidos, también conocidos como gemelos siameses.

El fetus in fetu, que ocurre durante las primeras fases del embarazo, se produce cuando, en lugar de separarse, un feto queda atrapado dentro del otro. El feto atrapado comienza a actuar como un parásito en su huésped, aprovechando el suministro de sangre de su gemelo para mantenerse con vida. Si el feto crece, puede causar un gran dolor a su portador.

¿Por qué ocurre el fetus in fetu?

La mayoría de los casos de fetus in fetu se detectan cuando el gemelo huésped es un bebé, aunque ha habido casos de personas de 30 y 40 años que llevaban a su propio gemelo. Un caso impactante ocurrió en la India: un hombre de 36 años tenía la apariencia de estar aparentemente embarazado, pero cuando los médicos fueron a operar lo que creían que era un tumor, encontraron un feto malformado con miembros, genitales y cabello. No obstante, el ejemplo de este hombre es un caso extremadamente raro, ya que alrededor del 90 por ciento de los casos se encuentran antes de que el bebé cumpla 18 meses. Los bebés generalmente presentan una masa abdominal fuera de lo normal, aunque a veces el bulto se puede encontrar en otros lugares, como el cerebro o el escroto.

Esta condición es ciertamente excepcional, ya que existen menos de 100 ejemplos documentados en la literatura médica. Esta rareza médica puede ocurrir igualmente tanto en hombres como en mujeres, y aunque generalmente se ve afectado un solo feto, es posible que se absorban múltiples fetos. Cuando se extraen, los fetos tienen una longitud de aproximada de 4 a 24'5 centímetros y pesan entre 1'2 gramos y 1'8 kilos. Si bien pueden estar presentes varias partes del cuerpo, el feto siempre es anencefálico, lo que significa que le faltan partes importantes de su cerebro y cráneo. Una vez que se retira la masa fetal, los gemelos anfitriones suelen estar completamente sanos.

El fetus in fetu es un crecimiento benigno de origen embriológicoEl fetus in fetu es un crecimiento benigno de origen embriológico

¿Fetus in fetu o teratoma?

En el pasado, los científicos especularon sobre que el fetus in fetu era el resultado de un teratoma altamente desarrollado en lugar del producto de un desarrollo embrionario anormal. Un teratoma es una clase de tumor que también puede verse como un feto malformado, pero es solo un grupo de células que pueden desarrollar piel, cabello, dientes, huesos y órganos. Los teratomas son el tipo más común de tumor cerebral que se encuentra en los bebés y son potencialmente malignos.

Las personas diagnosticadas con esta anomalía generalmente se les extirpa el gemelo parásitoLas personas diagnosticadas con esta anomalía generalmente se les extirpa el gemelo parásito

Para clasificar un crecimiento abdominal como fetus in fetu en lugar de teratoma, deben estar presentes varias características. El fetus in fetu es un crecimiento benigno de origen embriológico y se encuentra normalmente detrás del revestimiento del abdomen del gemelo huésped. Para diagnosticar el fetus in fetu, debe haber evidencia de la organización del plan corporal, incluidas las vértebras, las yemas de los dedos de las extremidades y los tejidos de los órganos. Las radiografías abdominales, las tomografías computarizadas y la ecografía son tecnologías útiles para que los médicos determinen si una masa es un teratoma o un fetus in fetu.

Una fácil solución para esta anomalía

Las personas diagnosticadas con esta anomalía generalmente se les extirpa el gemelo parásito, ya que la masa representa un riesgo para el gemelo anfitrión debido a que esta masa anómala en su cuerpo puede aumentar continuamente de tamaño. El aumento de masa puede provocar una hemorragia en el gemelo huésped, y puede aumentar la presión sobre el diafragma del gemelo principal, lo que puede ocasionar problemas para respirar y potencialmente asfixia.

Por tanto, aunque exista algún caso documentado de esta anomalía en un anfitrión adulto como hemos visto anteriormente, lo más aconsejable para la calidad de vida y la salud del gemelo anfitrión es someterse a una operación quirúrgica para extirparle el feto malformado.

Con menos de 100 casos conocidos en todo el mundo, cuando ocurre el fetus in fetu suele ser frecuente que reciba la atención de gran cantidad de medios internacionales. Con tecnología avanzada, los médicos pueden detectar fácilmente el fetus in fetu, y los padres de bebés con esta anomalía médica a menudo son alentados a extirpar quirúrgicamente la masa anormal de tejido para mejorar la calidad de vida del gemelo anfitrión.

Artículos recomendados