Menú
La importancia de la higiene después del sexo

SEXO

La importancia de la higiene después del sexo

Antes y después de practicar el sexo es imprescindible mantener una buena higiene, ¡tu salud depende de ello!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Las parejas practican sexo y después de hacerlo es posible que prefieras descansar en la cama y disfrutar del momento postcoito, o simplemente prefieres dormirte y descansar. Pero en realidad, cuando se mantienen relaciones sexuales, es necesario e imprescindible tener una buena higiene.

Si no se tiene una buena higiene después del sexo es posible que haya un crecimiento bacterianoSi no se tiene una buena higiene después del sexo es posible que haya un crecimiento bacteriano

Si no se tiene una buena higiene después del sexo es posible que haya un crecimiento bacteriano. En este sentido, desarrollar hábitos saludables de higiene después del sexo es prioritario para mantener a raya las infecciones o los gérmenes. Así que después de mantener sexo, es importante que tengas un buen hábito: potenciar tu higiene íntima. Pero, ¿cómo puedes lograrlo?

Manos limpias

Antes de empezar y justo después acabar de tener sexo es necesario que te laves las manos. Las manos son imanes para las bacterias lo que significa que si no quieres tener una infección en tus genitales, lo mejor es que te laves las manos antes y después de practicar sexo.

Es tan fácil como ir al lavabo y lavarte las manos. No supone demasiado tiempo y lo mejor es que así estarás evitando propagaciones de bacterias. En caso de que no quieras hacerlo, estarás exponiéndote a ti y a tu pareja a este peligro infeccioso.

Lava tus genitales

Además de tus manos, debes asegurarte de lavarte bien los genitales. Tanto hombres como mujeres es esencial mantener una buena higiene genital tanto antes como después de mantener relaciones sexuales. De esta manera se evitará que las bacterias se propaguen. Si no estás en un buen lugar para limpiarte o lavarte correctamente, al menos limpia tu zona genial con toallitas para la higiene íntima y lávate cuando llegues a casa.

No uses perfumes genitales

Cuando acabas de mantener relaciones sexuales es posible que el olor que se queda no sea de tu agrado y sientas la tentación de usar un desodorante o perfume genital. Esto está totalmente desaconsejado porque además de ser irritante puede propagar bacterias. Lo mejor que puedes hacer es no usar jabones ni perfumes que puedan irritar la piel delicada de tus genitales, ya que esto podría hacerla más proclive a tener infecciones.

Lo mejor que puedes hacer es lavarte con agua tibia y jabón para eliminar el mal olor que puedas tener. Es la única manera de poder tener una higiene óptima y que además, tengas un buen olor corporal después de haber mantenido sexo.

Haz pipí

Hacer pipí después de tener sexo es necesario para evitar infecciones. Es buena idea que después de mantener relaciones sexuales salgas de la cama y vayas a vaciar tu vejiga, así evitarás infecciones del tracto urinario. No es necesario forzar las ganas de orinar, puedes esperar un poco hasta que tengas ganas, pero en ningún caso te aguantes las ganas de hacer pipí después de mantener sexo.

Enjuague bucal después de sexo oral

Si en tus relaciones sexuales has practicado sexo oral, entonces es buena idea que te enjuagues la boca para evitar la propagación de infecciones bacterianas como la gonorrea o la clamidia. En cambio no debes cepillarte los dientes porque si tienes pequeños cortes en la boca puede ser más sencillo que contraigas infecciones de transmisión sexual. Lo mejor es enjuagarte la boca y lavarte los dientes a tu hora habitual.

Si tus juegos sexuales han manchado tu ropa interior con diferentes secreciones entonces es necesario que te pongas ropa interior limpiaSi tus juegos sexuales han manchado tu ropa interior con diferentes secreciones entonces es necesario que te pongas ropa interior limpia

Cambia tu ropa interior

Si tus juegos sexuales han manchado tu ropa interior con diferentes secreciones entonces es necesario que te pongas ropa interior limpia. Esto evitará que los fluidos relacionados con el sexo puedan provocar infecciones por llevar bacterias o gérmenes.

Así que si tienes pensado tener relaciones sexuales, acuérdate de poner en tu mesita de noche ropa limpia íntima para poder utilizarla justo después de tus juegos en la cama con tu pareja.

Artículos recomendados