Menú
Cuatro medicamentos que pueden afectar a la conducción

MEDICAMENTOS

Cuatro medicamentos que pueden afectar a la conducción

Normalmente la mayoría de los medicamentos presentan una serie de efectos secundarios como la somnolencia.

Sergio Gallego Uvero

Normalmente la mayoría de los medicamentos o fármacos que se toman presentan una serie de efectos secundarios o adversos a los que hay que prestar mucha atención. Aparte de los vómitos o las náuseas que suelen ser los más comunes, otros de los efectos más habituales que causan suele ser el de la soñolencia, afectando de una manera peligrosa a la hora de conducir o manejar maquinaria pesada. Acto seguido te explicamos cuáles son los medicamentos que pueden afectar de una manera más seria a la conducción.

Las benzodiacepinas son medicamentos usados por aquellas personas que sufren de ansiedadLas benzodiacepinas son medicamentos usados por aquellas personas que sufren de ansiedad

Las benzodiacepinas

Las benzodiacepinas son medicamentos usados por aquellas personas que sufren de ansiedad y tienen serios problemas a la hora de conciliar el sueño. Actúan sobre el sistema nervioso central y suelen causar efectos sedantes dejando a la persona totalmente relajada. Se trata de un tipo de medicamento que provoca mucha dependencia y si se mezcla con el alcohol sus efectos sedantes y de somnolencia se multiplican peligrosamente. Aparte de ello, la ingesta se benzodiacepinas afecta a la coordinación de movimientos por lo que no se aconseja el conducir mientras se sigue un tratamiento a base de tales medicamentos. Los reflejos disminuyen mucho poniendo en serio peligro una buena y eficiente conducción.

Antihistamínicos de primera generación

Los antihistamínicos de primera generación o clásicos son otros de los medicamentos que pueden perjudicar al organismo a la hora de conducir. Dichos medicamentos suelen provocar efectos secundarios tales como somnolencia, visión borrosa y alucinaciones. En el caso de los antihistamínicos de segunda generación tales como la ebastina o la cetirizina los efectos son totalmente distintos aunque pueden llegar a alterar el sistema nervioso central por lo que tampoco es aconsejable el conducir.

Antidepresivos

Los antidepresivos son otros fármacos totalmente desaconsejados a la hora de conducir. Son muchas las personas las que a día de hoy toman dicho tipo de medicamento sin que presten atención a sus efectos secundarios. Al igual que ocurre con los anteriores medicamentos, su ingesta suele causar somnolencia. Estos antidepresivos se suelen recetar a gente que tiene problemas serios a la hora de dormir y no conciliar el sueño. Es labor por tanto del médico el advertir al paciente que los citados antidepresivos suelen producir somnolencia provocando por tanto serios problemas a la hora de coger el coche y conducir.

 Es esencial el informarse bien antes de empezar a tomar un medicamento en concreto Es esencial el informarse bien antes de empezar a tomar un medicamento en concreto

Antiepilépticos

El cuarto tipo de medicamento que se desaconseja tomar si se va a coger el coche es el que hace referencia a los antiepilépticos. Como su mismo nombre indica, se toman para tratar a un problema del sistema nervioso como es el caso de la epilepsia. Los mismos presentan una serie de efectos adversos para el organismo tales como: somnolencia, confusión y pérdida momentánea de memoria. Además de ello, si la persona sufre de epilepsia las funciones motoras y cognitivas del cuerpo pueden verse alteradas y perjudicadas de una manera peligrosa por lo que deben tener mucho cuidado en el caso de que quieran conducir.

Como conclusión hay que indicar que es esencial el informarse bien antes de empezar a tomar un medicamento en concreto. Son muchas las ocasiones en las que el desconocimiento puede llegar a provocar una auténtica desgracia. Si la persona comienza un determinado tratamiento es esencial el preguntarle al médico cuáles son los efectos secundarios de tal fármaco o medicamento. La mayoría de ellos suelen provocar somnolencia por lo que no es aconsejable el coger el coche. En ningún caso hay que auto medicarse ya que un profesional está suficientemente preparado para asesorar al paciente de los diversos efectos adversos que puede causar el medicamento en cuestión. En el caso de tomar antidepresivos o benzodiacepinas es aconsejable el buscar una alternativa a conducir y evitar futuros problemas que puedan causar su ingesta.

Artículos recomendados