Menú
Así te puedes sentir menos cansado y más despierto durante el día

CANSANCIO

Así te puedes sentir menos cansado y más despierto durante el día

Si te sientes cansado normalmente y somnoliento, con estos consejos estarás más despierto y con más energía.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Todo el mundo tiene días más cansados que otros y esto es totalmente normal. Pero si eres de las personas que siempre tiene sueño y necesitas una taza de café todo el tiempo o solo piensan en ir a dormir, es posible que tengas algunos hábitos en tu vida que te estén drenando toda tu energía.

Si tienes fatiga y no es normal en ti y de repente notas síntomas extraños, entonces tendrás que acudir a tu médico para ver qué te ocurre. Si tienes buena salud pero te sientes demasiado cansado durante el día la mayoría de los días, no tienes que aceptar el agotamiento como una parte normal en ti. Tendrás que hacer algunos cambios que te ayuden a estar más despierto y con más energía durante el día.

Cuánto duermes

Tendrás que pensar en cuánta cantidad de sueño disfrutas cada noche. Es obvio que dormir poco te hará sentir cansado/a. Si a menudo duermes menos de 7 horas por la noche, además de estar agotado también te estarás arriesgando a tener serios problemas de salud como por ejemplo: el aumento de peso, depresión, mayor riesgo de sufrir accidentes, más probabilidades de enfermar, mayor riesgo de diabetes, mayor riesgo de problemas cardíacos, problemas de pensamiento, memoria y estado de ánimo.

Por la mañana es tentador dormir 10 minutos másPor la mañana es tentador dormir 10 minutos más

Aunque dormir demasiado poco es la causa más común de agotamiento, sorprendentemente, algunos estudios han demostrado que dormir rutinariamente más de nueve horas cada noche también aumenta el riesgo de obesidad, diabetes y dolores de cabeza. Entonces lo ideal es equilibrar las horas de sueño y dormir entre 7 y 9 horas, que es lo que realmente necesitas para recuperarte de un día a otro.

Por la mañana es tentador dormir 10 minutos más, pero en realidad ese es solo el tiempo suficiente para que te duermas sin alcanzar el sueño reparador. Será mejor que te levantes enseguida cuando suene la alarma y así te sentirás menos cansado. El sueño es tan importante para su salud como la alimentación adecuada y el ejercicio, por lo que no debes apartarte para dejar espacio para otras actividades.

Que no te falte proteína en la dieta

Si sueles tomar cereales o nada, es probable que tengas hambre al poco rato. Tomar una fuerte dosis de carbohidratos en el desayuno conduce a un aumento de azúcar en la sangre que hace que sea difícil comer comida basura poco después cuando los niveles de insulina bajen. 

Tendrás que tomar proteína en cada comida y tomar aperitivos que equilibren los carbohidratos con proteínas. La proteína evita las fluctuaciones severas en el azúcar en la sangre, dándote la oportunidad de estar más despierto y alerta durante el día.

¡Levanta del sofá!

Parece contradictorio, pero la fatiga diaria puede ser la forma en que tu cuerpo clama por más actividad. El ejercicio aumenta tu metabolismo, estimula tu estado de ánimo y te ayuda a dormir mejor por la noche. No necesitas pasar horas en el gimnasio; incluso un paseo de 20 minutos alrededor de tu hogar ya te puede aportar beneficios.

La deshidratación provoca fatiga y muchas personas no beben suficiente agua durante el díaLa deshidratación provoca fatiga y muchas personas no beben suficiente agua durante el día

No caigas en la deshidratación

La deshidratación provoca fatiga y muchas personas no beben suficiente agua durante el día. Mejora tu consumo manteniendo a mano una botella de agua y bebe un vaso lleno antes de cada comida. 

Tomar una ducha con agua fría también te despertará rápidamente y te sentirás mejor al instante. Si eso no es una opción, lavarse la cara o incluso lavarse las manos con agua fría puede hacer que te sientas más despierto.

Aprende a divertirte a cada momento

Reírte es una forma estimulante de estar despierto y no cuesta dinero. Solo tendrás que ver una película divertida, leer un libro que te haga reír o llamar a ese amigo que siempre te saca una sonrisa. También puedes hacer una activad que te guste cada día, aunque sea por poco tiempo.

Haz cosas nuevas como aprender un nuevo idioma, cocinar nuevos platos o aprender cosas divertidas que no dominabas antes. Incluso pequeños cambios como un nuevo peinado o un nuevo camino para ir al trabajo agilizan tu mente y te permiten estar más despierto y con más energía.

Artículos recomendados