Menú
Si los niños no se vacunan, ¿quién está en riesgo?

VACUNAS

Si los niños no se vacunan, ¿quién está en riesgo?

Si los niños no se vacunan, ¿quién está en riesgo realmente? ¿Las vacunas son totalmente necesarias?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si los padres deciden no vacunar a sus hijos, además de poner en riesgo la vida de sus hijos, también ponen en riesgo la salud de la sociedad en general. La gran mayoría de las personas saben que las vacunas existen para protegernos, porque existen enfermedades que se pueden evitar gracias a ellas. Muchas de estas enfermedades pueden causar infecciones que ponen en riesgo la vida de quien lo padece y de las personas de su alrededor.

Las vacunas protegen también a las personas que nos rodean, por lo que vacunarse es necesario para la salud social. La inmunidad colectiva deja claro que si la mayoría de la gente es inmune a una enfermedad, entonces es poco probable que alguien se enferme e infecte a alguien en la sociedad, incluidos aquellos que no están protegidos.

Aunque muchos de los que deliberadamente no vacunan a sus hijos o afirman que no son parte de la sociedad porque no creen en la inmunidad colectiva, también forma parte de la sociedad. Simplemente son un miembro desprotegido que confían en el resto de las personas sí vacunadas para su protección.

La gran mayoría de las personas saben que las vacunas existen para protegernosLa gran mayoría de las personas saben que las vacunas existen para protegernos

Conceptos erróneos

Uno de los conceptos erróneos y bastante clásicos que las personas que no vacunan a sus hijos ni a ellos mismos utilizan para justificar el inicio de brotes de enfermedades prevenibles por vacunación es que sus hijos intencionalmente no vacunados no representan un riesgo para el resto de nosotros porque los demás sí están vacunados.

Por lo general, piensan que solo sus propios hijos no vacunados y ellos mismos estarán en riesgo de enfermedades prevenibles con vacunas, lo que a menudo piensan que no es peligroso, y esto es otro mito.

Mayores riesgos

Entre los grupos de personas que están en mayor riesgo de aquellos que no están vacunados están los bebés y niños que simplemente son demasiado pequeños para vacunarse. Estos son a menudo los hijos de padres que planean vacunarlos por completo, siguiendo el último calendario de inmunización, pero aún no tienen la edad suficiente para estar protegidos.

Este es un problema especialmente grande con la pertussis (tos ferina) cuando los bebés no comienzan a tener protección hasta que reciben su tercera dosis de la vacuna DTaP cuando tienen seis meses de edad. Hubo un gran brote de pertussis en California en 2010, de los diez bebés que murieron, nueve tenían menos de dos meses.

Las enfermedades prevenibles por vacunación que los niños más pequeños pueden estar en riesgo hasta que tengan la edad suficiente para obtener sus vacunas también pueden incluir la varicela. Los niños más pequeños también corren el riesgo de contraer polio, rubéola y parotiditis hasta que tengan la edad suficiente para vacunarse.

Los niños y adultos con un sistema inmune debilitado pueden caer en varias categoríasLos niños y adultos con un sistema inmune debilitado pueden caer en varias categorías

Sistema inmune debilitado

Los niños y adultos con un sistema inmune debilitado pueden caer en varias categorías, incluyendo aquellos que no pueden recibir algunas vacunas debido a que tienen un sistema inmunológico débil y aquellos que pueden estar completamente vacunados, pero ya no tienen ninguna protección inmune porque desarrollaron un problema inmunológico en su sistema inmune. Y si tuvieran que vacunarse, dependiendo de su grado de inmunosupresión, la vacuna probablemente no funcionaría bien.

No puede ser vacunado

También hay situaciones en las que un niño puede tener la edad suficiente para vacunarse y tener un sistema inmune fuerte, pero todavía no puede obtener algunas o todas sus vacunas. Aunque no es común, el más conocido sería un niño que tuvo una reacción alérgica potencialmente mortal a una dosis previa de la vacuna o un componente de la vacuna. 

Por ejemplo, si ha tenido una reacción potencialmente mortal al antibiótico neomicina, entonces no debe vacunarse con las vacunas contra la varicela, la poliomielitis o la vacuna triple vírica.

Es necesario tener conciencia social sobre la importancia de las vacunas.

Artículos recomendados