Menú
Qué es la otomicosis

OTOMICOSIS

Qué es la otomicosis

En este artículo, observamos de cerca la otomicosis, incluidas sus causas, síntomas, tratamiento y prevención.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La otomicosis es una infección fúngica en el oído externo. Una infección por otomicosis causa inflamación, sequedad en la piel y secreción maloliente en el canal auditivo. Las personas que con mayor probabilidad se verán afectadas por la otomicosis son las que viven en climas cálidos y tropicales y las que participan en deportes acuáticos. La otomicosis a menudo se trata fácilmente con medicamentos antimicóticos tópicos.

Causas de la otomicosis

La otomicosis es una infección causada por un hongo. Existen varios tipos diferentes de hongos que pueden causar esta infección, pero la mayoría de las infecciones por otomicosis están relacionadas con especies de Aspergillus o por Candida. Es necesario identificar cuál es la causa exacta que provoca la otomicosis y así poder encontrar le tratamiento más adecuado en cada caso concreto.

Las personas entran en contacto con hongos todos los días en el medio ambiente, pero los hongos no suelen ser un problema. Pero las personas que tienen sistemas inmunes debilitados pueden contraer una infección de forma más fácil que otros cuando entran en contacto con un hongo. Además, las personas que viven en climas cálidos o tropicales tienen más probabilidades de experimentar otomicosis, ya que los hongos prosperan en lugares cálidos y húmedos.

La otomicosis es una infección causada por un hongoLa otomicosis es una infección causada por un hongo

Factores de riesgo

Existen otros factores de riesgo que es necesario tener en cuenta:

-Problemas en el oído por uso de audífonos o mal uso de hisopos de algodón

-Afecciones en la piel, como eccema

-Diabetes

-Practicar deportes acuáticos

-Nadar en aguas contaminadas

-Falta de cerumen (suprime el crecimiento bacteriano o fúngico y detiene la desecación del conducto auditivo)

Síntomas

Como cualquier otra dolencia, la otomicosis tiene algunos síntomas que hay que saber reconocer para buscar ayuda médica lo antes posible:

-Pérdida de audición

-Sensación de tener algo metido en el oído

-Enrojecimiento de oído externo

-Picores

-Dolor

-Inflamación o hinchazón

-Piel escamosa

-Zumbido en los oídos

-Secreciones por las orejas

Diagnóstico

Los síntomas tendrán que ser evaluados por un médico y obtener un diagnóstico correcto. Así se podrá tener un buen tratamiento. Es posible que te realice un examen físico con un otoscopio para mirar dentro del canal auditivo y el tímpano. También puede tomar muestras de las células o del líquido del oído y observarlos con un microscopio. Así podrá saber si es una infección por hongos o bacteriana.

Tratamiento

Un médico te dirá cuál es la mejor opción de tratamiento una vez que sepa que lo que tienes es otomicosis. El tratamiento pueden ser gotas para los oídos, cremas tópicas o medicamentos orales.

Un médico te dirá cuál es la mejor opción de tratamiento una vez que sepa que lo que tienes es otomicosisUn médico te dirá cuál es la mejor opción de tratamiento una vez que sepa que lo que tienes es otomicosis

También tendrás que limpiar bien la oreja con una herramienta de succión para esto. Así se eliminarán los desechos y la acumulación de material y permitirá que el medicamento funcione mejor. A continuación, la oreja se limpia y seca, tanto como sea posible, para inhibir el crecimiento posterior de hongos. No te limpies los oídos con hisopos de algodón u otros elementos porque podría empeorar la situación.

Prevención

Existen algunos factores que te pueden ayudar a prevenir la otomicosis y es necesario tenerlo en cuenta para que de esta manera si te pasa una vez, intentes que no te pase de nuevo:

-Dejar siempre una pequeña cantidad de cerumen en los oídos por sus propiedades antifúngicas naturales.

-Secar bien las orejas después de nadar y bañarte.

-Usa tapones para los oídos al nadar para mantener el agua fuera de los mismos.

-Usa un secador de pelo a baja velocidad para secar orejas, teniendo cuidado de no quemar la piel.

-Evita rascarte las orejas, ya que esto puede dañar la piel y facilitar la invasión de un hongo.

-Evita poner y utilizar los hisopos de algodón en los oídos.

Recuerda que una infección en los oídos también puede hacer que tengas fiebre o que te sientas mal, ante cualquier síntoma acude a tu médico para tratar la dolencia lo antes posible.

En este artículo hablamos de: Otitis

Artículos recomendados