Menú
Por qué el aceite de palma es peligroso para la salud

ACEITE DE PALMA

Por qué el aceite de palma es peligroso para la salud

El aceite de palma es uno de los productos más consumidos en el mundo, pero no todo el mundo sabe el peligro que conlleva para la salud. Descubre por qué.

Ainoa Poveda García

El aceite de palma es uno de los productos más consumidos en el mundo. Su particularidad es el bajo precio que resulta de su producción y que implica un mayor rango de beneficios para las fábricas y empresas. Pero, ¿es realmente perjudicial para nosotros? ¿Cómo afecta eso a nuestro día a día?

El aceite de palma es uno de los productos más consumidos en el mundoEl aceite de palma es uno de los productos más consumidos en el mundo

La respuesta a la primera pregunta es sencilla: sí. El aceite de palma es una de las substancias que más consumimos de manera diaria y que, tanto a largo como a corto plazo, acaba pasando factura en nuestro organismo. Sobre todo porque nos alimentamos de él de manera casi involuntaria, ya que casi cualquier producto cuenta con una mínima proporción de este en su proceso de fabricación.

Propiedades de envasado

Se dice que es bueno para la piel, así como que mejora el sabor y la calidad de los alimentos. Pero no es cierto. Este aceite contiene más del 50% de grasas saturadas en su composición, haciendo de él uno de los productos de peor ingesta para el ser humano. Al igual que ocurre con la carne roja, su consumición de manera semanal está muy regulado, no superando en dos o tres veces máximo cada diez días y en cantidades mínimas con cada ingesta: con el aceite de palma lo hacemos a diario y varias veces, además.

Cualquier envase que aparezca en el supermercado podríamos comprobar su procedencia y los ingredientes de que está hecho, y seguro que en la gran mayoría de ellos encontraríamos al aceite de palma. Aunque hay otros nombres con los que se le conocen: aceite vegetal, sodium palmitate, manteca de palma o elaeis guineensis son solo algunos de sus otras nomenclaturas.

Regular la alimentación precocinada

Lo que más vamos a notar, una vez dejemos de tomar este componente y aprendamos a convivir con los alimentos que no cuenten con él entre sus ingredientes de preparación, es el bienestar físico. También ayudará deshacernos de azúcares que a la larga son nocivos por su alto nivel de dependencia del cuerpo. Además de eso, dejar de consumir aceite de palma es beneficioso para toda la familia por los siguientes motivos.

Al contener casi todo su sustento en grasas saturadas, nuestro organismo sufre y mucho. Básicamente porque aumenta los niveles de colesterol y se obstruyen nuestras arterias. Además de producirnos un deterioro de los órganos y los músculos por el efecto saciante pero poco nutritivo, los productos que contienen aceite de palma pueden provocar obesidad. En estos casos, al tratarse de bollería industrial y otros alimentos propios de la dieta infantil, los niños son los que acaban padeciendo esta nueva enfermedad que cada vez crece en número.

No solo eso sino que, derivado de esa conjunción de materia grasa mala para el cuerpo, existen serios problemas cardiovasculares y de hipertensión. Afectaría, por lo tanto, de manera directa a nuestro corazón, no regulando bien la cantidad de oxígeno y alimento necesario que transporta nuestra sangre a través de todo el cuerpo. Se resentirían tanto huesos como músculos, además de los órganos.

También existe la posibilidad de padecer cáncer. Con esto no quiere decir que solo por consumirlos aparezca esta dura enfermedad, sino que es propensa a producir patógenos relacionados con los agentes cancerígenos si nuestra alimentación no es buena. Al igual que otros problemas refuerzan la aparición del cáncer en determinados organismos, la mala alimentación que proviene -gran parte de ella- por los alimentos procesados y fabricados con aceite de palma, ayudan a ello.

Destrucción del medio

Por último, este caso afectaría más a la salud de los trabajadores y ciudadanos que viven cerca de las plantaciones del aceite de palma. Este tipo de plantación es cada vez más popular en zonas de Colombia, Congo y sureste asiático, sobre todo en Malasia o Indonesia. En estas zonas, la explotación forestal mediante incendios provocados, talas masivas de árboles autóctonos y especulación del suelo, hacen que miles de personas se vean afectadas de manera diaria. Al igual que los animales -algunos de ellos protegidos por estar en peligro de extinción- y las plantas que solo crecen en esas determinadas zonas.

El aceite de palma no era tan bueno como nos contabanEl aceite de palma no era tan bueno como nos contaban

Tierra, mar y aire se ven afectados por la contaminación que el proceso de plantación, fabricación y distribución incluyen. Este aceite de palma no es propio de algunos parajes, aunque su elevado beneficios hace que muchos quieran agotar zonas y cambiar parte del clima, haciendo que el aire se irrespirable, ensucia el agua con agentes tóxicos y destruye tierras milenarias. El aceite de palma, al fin y al cabo, no era tan bueno como nos contaban.

Artículos recomendados