Menú
¿Por qué pueden aparecer juanetes en los pies?

PODOLOGÍA

¿Por qué pueden aparecer juanetes en los pies?

Se llama 'juanete' a la deformación que hace que el dedo gordo del pie se coloque hacia el índice, llegando incluso a montarse encima.

María del Valle Mejías Morón

Todos hemos escuchado hablar alguna vez de los juanetes, y siempre habíamos pensado que era algo que solo le pasaba a algunas personas mayores por el paso del tiempo y que no tendría por qué pasarnos a nosotros, pero aunque no lo creamos son mucho más frecuentes de lo que parecen y muchas sus causas. Por ello vamos a dar a continuación algo más de información sobre estos problemas en los pies y formas de prevenir su aparición.

Los juanetes, conocidos científicamente como 'Hallux valgus', se forman cuando el dedo gordo del pie sufre una deformación que le hace colocarse hacia el segundo dedo, pudiendo llegar a montarse encima. Esto provoca que en el lado interior del pie se forme una protuberancia de hueso, que es lo que provoca el dolor. En un menor porcentaje también puede ocurrir en el dedo meñique del pie, lo que se conoce como juanete de sastre.

Causas

Aunque son muchas las causas que podemos evitar, la realidad es que una de las razones más generales por las que aparecen los juanetes es simplemente herencia. De la misma forma que heredamos la forma de andar de nuestros padres, el hallux valgus también puede ser una dolorosa e insoportable herencia. Esto no significa que los hijos nazcan con esta deformidad, sino que al heredar el mismo caminar o la forma del pie, heredamos a su vez la tendencia a padecerlo.

Aun así, hay muchas otras razones que se deben a factores externos y que podemos evitar. Una de las más comunes es el uso de zapatos de tacón muy altos o estrechos por la parte de la punta, lo que hace más propensa la aparición de esta deformidad. Esta es una de las causas por las que los juanetes son más comunes en las mujeres que en los hombres. Además, los pies son los que a lo largo de cada día cargan con el resto del peso del cuerpo, por lo que si esto lo unimos al uso de tacones, este problema puede hacerse mucho más doloroso. De todas formas, no significa que el uso de tacones vaya a provocar su aparición, ya que han sido muchos los casos de mujeres que no han utilizado tacones o zapatos apretados y han padecido de hallux valgus. Esto va relacionado con otra de las posibles causas que es la forma de caminar. Si tendemos a echar el peso al andar más hacia un lado que hacia otro en los pies, podemos llegar a crear esa protuberancia o aumentar el dolor si ya existe.

DescripcionLos tacones son una causa común de aparición de juanetes

También existe el juanete patológico, es decir aquel que aparece a raíz de otro tipo de enfermedades o problemas como inflamaciones articulares, artritis o incluso la gota, aunque lo más habitual es que sea algo adquirido a través de un mal uso de calzado o un mal caminar. Las personas con pies planos también son propensas a sufrir la aparición de este dolor por la posición que adopta su primer dedo.

Síntomas

Los síntomas de la aparición de juanetes es más que evidente porque se puede ver perfectamente. La zona se pone más roja y callosa de lo normal y poco a poco se empieza a ver como el hueso metatarsiano del primer dedo se va deformando, quedando mucho más a la vista mientras que la primera parte del dedo se va doblando hacia el interior del pie. Otro de los síntomas es el dolor, que se irá acrecentando si no se realiza un tratamiento a tiempo y se siguen utilizando calzados o maneras de caminar perjudiciales para los juanetes.

Pese a todos estos factores, si una persona cree que está comenzando a desarrollar un juanete, lo más común es acudir al médico y que este realice una radiografía, donde se visualizará la posible deformidad del hueso.

DescripcionEl tratamiento de los juanetes incluye el uso de plantillas

Tratamiento

Son muchos los tratamientos que se pueden llevar a cabo tras la aparición del dolor de juanetes en los pies. Todo depende del grado en el que se encuentre el problema y el dolor que tenga el afectado. Por ello, uno de los primeros tratamientos es la medicación mediante antiinflamatorios que hagan disminuir el hinchazón. Esto normalmente va unido al uso de plantillas u otras herramientas ortopédicas que hagan que el pie se encuentre lo más cómodo posible y lo menos presionado a la hora de caminar, sobre todo por la presión que puede llegar a ejercer el calzado. Esto se puede acompañar de un uso de zapatos mucho más amplios que no molesten e incluso algunos que lleven algún tipo de agujero para poder estar cómodos cuando no vayamos a salir a la calle.

Si el juanete se encuentra muy desarrollado e incluso el primero dedo se ha llegado a montar en el segundo, el tratamiento definitivo es la cirugía. Aunque es una operación bastante fastidiosa por la recuperación a la hora de caminar, es una intervención muy sencilla en la que se elimina la protuberancia que se ha creado en el dedo, intentando con ello volver a colocar el dedo en su posición normal. Tras la intervención, el paciente pasará unas semanas con molestias al caminar y teniéndose que ayudar de muletas, pero el dolor desaparecerá.

Artículos recomendados