Menú
Por qué el sueño no se recupera

DESCANSO

Por qué el sueño no se recupera

¿Crees que si duermes poco entre semana luego puedes recuperar la energía durmiendo más durante el fin de semana? Descubre si estás haciendo bien o no...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Todos hemos perdido horas de sueño, sobre todo si eres padre o madre de un bebé. Cuando se duerme poco se siente que la vida nos lleva arrastrando y se está totalmente agotado realizando las tareas y responsabilidades diarias. Quien tiene suerte (porque los padres de bebés da igual el día de la semana que sea...), cuando llega el fin de semana duermen hasta altas horas pensando que así recuperan el sueño perdido, pero nada más lejos de la realidad.

Cuando no se duerme lo suficiente durante la semana quizá intentes compensar ese sueño perdido e el fin de semana, pero la realidad es que año sentirás que sigues cansado/a. Puedes prometerte que esta noche te acostarás más temprano, pero después siempre sucede algo que hará que no ocurra y te vuelves nervioso/a.

Todos hemos perdido horas de sueño, sobre todo si eres padre o madre de un bebéTodos hemos perdido horas de sueño, sobre todo si eres padre o madre de un bebé

El sueño nunca se compensa

Debes dormir bien cada día por tu salud, pero no dormir bien es una deuda que se acumula. No importa cuánto lo intentes, no podrás recuperar la energía perdida durante la semana, sin importar a la hora que te levantes el fin de semana o tus días libres.

¿Qué pasa si solo has dormido de 4 a 6 horas cada día de lunes a duermes? Quizá pienses que durmiendo unas 12 horas el sábado y el domingo podrás recuperar tu energía. Esto no es realista. De hecho, tus tiempos de reacción y tu capacidad de concentración estarán mermados por culpa de haber pasado más horas de la cuenta durmiendo.

Si dormiste mal la noche anterior, o simplemente no lo suficiente, es posible que tengas la oportunidad de compensarlo, pero solo si lo compensas esta noche. Si intentas recuperar el sueño perdido durante un largo período de tiempo, no tiene sentido. Dormir más cuando no corresponde solo te hará encontrarte peor.

Un estudio, realizado por la Universidad de Northwestern, ha demostrado que cuando los animales carecen de sueño, incluso parcialmente, en días consecutivos, en realidad no intentan compensar ese sueño perdido. Este estudio es el primero en demostrar que la pérdida repetida (aunque parcial) del sueño afecta negativamente la capacidad de un animal para compensar ese descanso perdido. Y como animales que somos nosotros mismos, podemos aprender de este hecho.

Si intentas recuperar el sueño, tu cerebro sufrirá

Dormir bien es tu prioridad. Más que cualquier otra cosa. Cuanto más cansado estés, más difícil será lograr incluso la tarea más pequeña. Por ejemplo, si estás cansado, una conversación con una persona puede ser extremadamente desafiante porque necesitarás estar concentrado y sin haber dormido bien es más complicado. La distracción que experimentas debido a la pérdida de sueño es grave. Sin mencionar lo peligroso que puede hacer algo como conducir. 

La falta de sueño también afecta la memoria a corto plazoLa falta de sueño también afecta la memoria a corto plazo

La falta de sueño también afecta la memoria a corto plazo. Existen investigaciones que demuestran que la falta de sueño tiene un gran impacto en el aprendizaje verbal y la comprensión cognitiva. 

Una hora extra de sueño por noche para una sensación de descanso

Vete a la cama cuando estés cansado; no intentes luchar contra eso. Establece recordatorios para irte a la cama antes. Puede empezar configurando una alarma para recordar que debes dormir media hora antes por la noche y luego reiniciarla una hora más temprano, una semana más tarde. Poco a poco te acostumbrarás a dormir antes.

Si tienes que estar frente al ordenador o en el móvil justo una hora antes de irte a la cama, entonces, baja el brillo de la pantalla para que sea más fácil la transición a la oscuridad. Si es posible, intenta que tu cuerpo se despierte de forma natural por la mañana (sin alarmas). De esta manera, lograrás que tu cuerpo se despierte a la hora que debe hacerlo, sin sentirte mal físicamente por haberte despertado repentinamente.

Artículos recomendados