Menú
Qué debes hacer si tu bebé se da un golpe en la cabeza

GOLPES

Qué debes hacer si tu bebé se da un golpe en la cabeza

Si un bebé se da un golpe en la cabeza hay que extremar las precauciones para evitar daños mayores

Coral Ferrero Ibáñez

Aunque se tenga el mayor cuidado del mundo puede pasar: con un despiste o un cálculo de espacio mal hecho tu bebé puede darse un golpe en la cabeza. Como padres es normal preocuparse pero debemos permanecer calmados para poder comprobar si se trata de un leve impacto o si se ha producido alguna clase de concusión.

Lo más normal cuando un bebé se golpea es que llore y será una buena señalLo más normal cuando un bebé se golpea es que llore y será una buena señal

¿Qué debo hacer si mi bebé se ha dado un golpe en la cabeza?

Lo más normal cuando un bebé se golpea es que llore y será una buena señal, ya que significa que no ha tenido un desmayo por el impacto. Seguidamente inspeccionaremos su cabeza para asegurarnos de que no se ha golpeado con algo puntiagudo o que se ha pinchado con algún objeto. También podremos notar si hay algún hueso roto o si ha sangrado. Todos somos conscientes de la delicadeza con la que hay que tratar a los bebés, pero como sus huesos aún son blandos no se rompen con tanta facilidad como los niños que ya tienen más edad.

Si tras inspeccionarlo no encuentras nada que pueda ser especialmente preocupante y tu bebé no muestra ningún comportamiento fuera de lo normal no es necesario en un principio llevarlo al pediatra. Eso sí, es muy recomendable vigilarlo de cerca durante 24 horas porque algunos síntomas de concusión pueden aparecer más tarde.

Aunque no es absolutamente necesario podemos intentar mantener al bebé despierto, porque si está dormido no podremos advertir debidamente estos síntomas. Por otro lado, que el bebé se sienta somnoliento es un comportamiento normal y si el golpe en la cabeza no ha sido demasiado problemático podemos dejarlo dormir. Para asegurarnos de que todo va bien podemos despertarlo cada dos o tres horas y comprobar que reacciona correctamente.

Pero si el golpe en la cabeza ha sido más fuerte es posible que el bebé haya sufrido una concusión, es decir, una lesión en la cabeza que cambia el funcionamiento normal del cerebro. Algunas señales que encontramos de concusión son la pérdida de consciencia, aunque sea breve, mareo, confusión, profunda somnolencia o vómitos. En la mayoría de los casos estos síntomas suelen pasar al cabo de poco tiempo pero las concusiones ya son algo más serio y lo mejor es llevar al bebé al pediatra para que le realice las pruebas pertinentes.

¿Cuándo debo llevar a mi bebé al médico?

Si el bebé muestra algunos de los síntomas que se asocian con las contusiones es preferible llevarlo al médico para asegurarnos de que la lesión no ha pasado a mayores. Si nuestro hijo o hija no tiene más de 6 meses lo llevaremos aunque no muestre síntomas preocupantes porque el daño es más peligroso con esa edad.

Si has tenido que llevar al bebé al pediatra él te explicará cuáles son los mejores cuidados para ayudarlo a recuperarseSi has tenido que llevar al bebé al pediatra él te explicará cuáles son los mejores cuidados para ayudarlo a recuperarse

Otros síntomas determinantes para llevarlo al médico son un llanto que se prolonga más de 10 minutos, una rápida hinchazón encima del oído, tamaño desigual entre las pupilas, moretones alrededor de los ojos y orejas, dificultad o incapacidad de caminar o hablar, comportamiento extraño o gran irritabilidad, convulsiones o vómitos incesantes. Por supuesto, si el bebé se ha golpeado la cabeza en un accidente de coche, en una aparatosa caída o si un objeto muy contundente le ha caído encima hay que llevarlo a urgencias o directamente llamar a una ambulancia.

¿Cómo debo actuar después del golpe?

Si has tenido que llevar al bebé al pediatra él te explicará cuáles son los mejores cuidados para ayudarlo a recuperarse. En el caso de que lo más grave que haya pasado es que le haya salido un chichón puedes reducir su molestia desde casa. Puede envolver hielo en una toalla o pañal y aplicarlo en el bulto durante cinco minutos, retirándola otros cinco durante una hora.

No le des aspirina a tu hijo, pero pregunta al pediatra si puede tomar algún tipo de ibuprofeno o paracetamol infantil. Una buena idea es mantenerlo entretenido para que no se concentre en el dolor de cabeza, así que puedes leerle un cuento o jugar con él con movimientos suaves. Y recuerda, ante la duda lo mejor es asegurarse y llevarlo al médico.

Artículos recomendados