Menú
Qué son los pólipos en el colon y cómo tratarlos

PROBLEMAS DE SALUD

Qué son los pólipos en el colon y cómo tratarlos

Los pólipos son partes de tejido adicional que pueden crecer en cualquier parte del cuerpo. Descubre qué son y cómo tratar los que salen en el colon.

Marta Cabrera Benito

Qué son los pólipos en el colon

Los pólipos son partes de tejido adicional que crecen en cualquier parte del cuerpo. En este artículo vamos a hablar sobre los pólipos que aparecen en el colon. Estos, aparte de en el colon pueden aparecer en la zona del intestino grueso. Aunque pueden aparecer en todas las personas, sí que existen factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de pólipos en el colon. Por un lado está la edad. Aquellas personas que tengan más de 50 años deberán estar alerta, ya que sobre esta edad pueden hacer aparición si no ha habido antecedentes. Ésta es otra de las razones que puede propiciar la aparición de este tejido extra. Cuando ya se han tenido pólipos en el colon no debe ser algo extraño que vuelvan a hacer aparición al cabo del tiempo. Los antecedentes familiares también tienen un papel clave en este riesgo. Tener casos en la familia de personas que ya hayan tenido pólipos en el colon o que incluso hayan llegado a desarrollar un cáncer puede hacer que tengamos un riesgo mayor que el resto de personas que no tienen este antecedente familiar.

La mayoría de los pólipos son asintomáticos y no suponen un problema para la persona afectadaLa mayoría de los pólipos son asintomáticos y no suponen un problema para la persona afectada

La mayoría de los pólipos son asintomáticos y no suponen un problema mayor para la persona afectada. Aun así, hay casos en los que estos pueden producir sangrados y son detectados fuera de una exploración rutinaria. También es posible que los casos más graves de pólipos acaben derivando en un cáncer de colon, aunque esto no ocurre con demasiada frecuencia.

Tratamiento de los pólipos del colon

Normalmente, si son asintomáticos y no hay nada que los haga detectables, los pólipos serán únicamente detectados cuando se acuda a una consulta médica. El diagnóstico se puede adelantar siempre y cuando los pólipos produzcan síntomas tales como sangrado, aumento de la presencia de mucosa y dolor. En estos casos sí que es necesario acudir a un especialista ya que se trata de una situación excepcional cuyo rápido examen pueden descartar cualquier tipo de peligro para la persona.

Ya en el médico, mediante un tacto rectal o una colonoscopia el médico podrá ver el estado del pólipo y estimará qué es lo que hay que hacer. Normalmente, los pólipos son extirpados a través de la colonoscopia o, en el caso de que sean de más difícil acceso se recurrirá a una operación quirúrgica. Ésta se denomina colectomía y consiste en extirpar una parte del colon ya sea por el tamaño del pólipo o por seguridad del propio paciente. Se toma esta determinación porque, aunque ahora los pólipos no supongan un problema mayor, es posible que con el paso del tiempo acaben derivando en tumores que provoquen en el paciente un cáncer de colon.

El tratamiento podrá incluir terapias como la quimioterapia o la radioterapia.El tratamiento podrá incluir terapias como la quimioterapia o la radioterapia.

Este tratamiento que aquí hemos expuesto es el protocolo a seguir cuando el pólipo no ha provocado que el paciente desarrolle cáncer de colon. En ese caso, aparte de extirparlo, el tratamiento podrá incluir terapias como la quimioterapia o la radioterapia. Aun así, la mayor parte de las personas a las que se las extirpa pólipos del colon no tiene más problemas adicionales. Una vez que han eliminado el riesgo de su cuerpo sólo deberán acudir a revisión.

Las revisiones se harán cada 5 o 6 años para así tener controlada la posible aparición de más pólipos. En principio, es raro que vuelvan a reproducirse, esto puede ocurrir en los casos de riesgo de los que hemos hablado al principio de este artículo. Es decir, si eres una persona con antecedentes de pólipos o cáncer de colon en la familia estás obligada a acudir regularmente a tu médico especialista para que, en caso de que vaya a más, poder pillarlo a tiempo y que la enfermedad no vaya a más.

Artículos recomendados