• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Genoveva Casanova y Victoria Federica, concursantes de 'El Desafío'
RESILIENCIA

Cómo mejorar tu resistencia mental para mejorar tu salud general

Cómo mejorar tu resistencia mental para mejorar tu salud general
Mª José Roldán Prieto
Última actualización: 7 Marzo 2019
¡Comenta!
Tu resistencia mental es imprescindible para poder mejorar tu salud en general, ¡tu mente tiene el control de tu cuerpo!

La resistencia mental es la resiliencia que las personas son capaces de tener en sus vidas: la capacidad de lidiar y recuperarse de las dificultades. Esto marca la diferencia entre perder el control o mantener la calma. Las personas con resistencia mental o resilientes tienden a mantener una perspectiva más positiva y a lidiar con el estrés de forma más efectiva. Lo mejor de todo es que estas habilidades se pueden aprender y si tienes una buena capacidad de recuperación, tu salud mental y general también mejorará porque te sentirás mejor.

A continuación vas a encontrar algunas técnicas que pueden ayudarte a concentrarte para fomentar tu propia capacidad de resistencia mental. Aprenderás a recuperarte con mayor facilidad de las adversidades de la vida, potenciando tu resiliencia y mejorando tu salud en general.

  • Encuentra el propósito de tu vida. Ante una crisis o tragedia, encontrar un sentido de propósito puede jugar un papel importante en tu recuperación. Esto podría significar involucrarte en tu comunidad, cultivar tu fe o participar en actividades que sean significativas para ti.

  • Ten creencias positivas en tus habilidades. La autoestima tiene un importante papel para manejar el estrés y recuperarte de eventos difíciles porque te recuerda tus fortalezas y tus logros. Si escuchas comentarios negativos en tu cabeza es mejor que los reemplaces por otros positivos "puedo con esto", "irá bien", "soy bueno en lo que hago". Si confías en tus habilidades, incluida la capacidad para responder y enfrentar una crisis, será una forma excelente para trabajar tu resiliencia.

  • La resistencia mental es la resiliencia que las personas son capaces de tener en sus vidasLa resistencia mental es la resiliencia que las personas son capaces de tener en sus vidas
  • Ten una red social fuerte. Es importante que tengas personas cerca en las que puedas confiar. Las personas que te apoyan son un gran factor de protección personal en momentos de crisis. A veces solo hablar sobre lo que te pasa no hará que desaparezcan tus problemas pero sí te sentirás mejor, recibirás apoyo y puede que veas las cosas desde otra perspectiva al recibir comentarios positivos.

  • Acepta el cambio. La flexibilidad es una parte esencial de la resiliencia. Al aprender a ser más adaptable, estarás mejor preparado para responder ante una crisis de la vida. Las personas con resistencia mental utilizan los eventos estresantes como oportunidades para expandirse personalmente. Se adaptan y prosperan.

  • Cultiva tu optimismo. El optimismo se puede cultivar y mantenerte optimista en los momentos más complicados puede ser difícil pero es importante para tu recuperación. Pensar en positivo no significa que ignores lo que ocurre, simplemente significa comprender que los contratiempos son temporales y con tus habilidades y conocimientos podrás combatir esos desafíos. Quizá lo que ocurre es difícil, pero es importante mantener la esperanza y ser positivo en cuanto a un futuro más brillante.

    Las situaciones de crisis pueden desalentarteLas situaciones de crisis pueden desalentarte

  • Debes cuidarte. Cuando estás estresado, puede ser muy fácil descuidar tus propias necesidades. Perder el apetito, ignorar el ejercicio y no dormir lo suficiente son reacciones comunes ante una situación de crisis. Debes concentrarte en desarrollar tus habilidades de auto cuidado, incluso cuando te sientas en en problemas. Dedica tiempo a las actividades que disfrutas. Al ocuparse de tus propias necesidades, puedes mejorar tu salud y resistencia en general y estar completamente preparado para enfrentar los desafíos de la vida.

  • Desarrolla tus habilidades para la resolución de conflictos. Las personas que encuentran soluciones a los problemas tendrán mejor capacidad de recuperación. Siempre que te enfrentes a un desafío haz una lista sobre las posibles formas en que se podría resolver el problema. Experimenta las diferentes estrategias y concéntrate en desarrollar de forma lógica el cómo resolver los problemas más comunes. Al practicar estas habilidades de forma regular, te sentirás más preparado cuando te debas enfrentar a otro desafío en el futuro.

  • Establece metas. Las situaciones de crisis pueden desalentarte. Incluso pueden parecer insuperables. Las personas resilientes pueden ver estas situaciones de una manera realista y luego establecer metas razonables para enfrentar el problema. Cuando te sientas abrumado por una situación, da un paso atrás para simplemente evaluar lo que tienes ante ti. Haz una lluvia de ideas sobre posibles soluciones, y luego divídelos en pasos realistas que puedas llevar a cabo.

Artículos recomendados