Menú
Por qué te sientes mal cuando tienes hambre

HAMBRE

Por qué te sientes mal cuando tienes hambre

Descubre por qué te sientes tan mal cuando tienes hambre y qué hacer al respecto. ¡Puedes combatirlo de forma saludable!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cuando se pasa hambre se pasa mal, tanto que incluso puedes tener mal humor. Para entender la relación entre el hambre y el estado de ánimo, los investigadores a menudo miden los niveles de glucosa en sangre. Los niveles de glucosa en sangre aumentan después de comer porque la comida que consume se metaboliza en glucosa, una forma de azúcar. 

La glucosa es la fuente de energía preferida del cuerpo. Si llevas tiempo sin comer, tus niveles de glucosa en sangre (también conocidos como niveles de azúcar en la sangre) disminuirán. Para la mayoría de las personas, tener hambre significa que se tienen niveles de azúcar en la sangre más bajos de lo normal.

Los niveles bajos de azúcar en la sangre y la ira a menudo están relacionados y pueden aparecer de diferentes maneras. 

Síntomas cuando tienes hambre

-Cambios en el estado de ánimo. Es posible que cuando tienes hambre te sientas inusualmente malhumorado, irritado o ansioso. El nivel bajo de azúcar en la sangre induce un estado de "cansancio tenso" que te hará tener puntos de vista negativos sobre ciertas situaciones de la vida.

Si tienes mucha hambre te puedes volver agresivo con las personas que tienes más cerca de tiSi tienes mucha hambre te puedes volver agresivo con las personas que tienes más cerca de ti

-Agresión. Si tienes mucha hambre te puedes volver agresivo con las personas que tienes más cerca de ti. Quizá discutas más por culpa de tener bajos los niveles de azúcar en la sangre.

-Poco autocontrol. Las personas que hacen dieta y pasan hambre pueden tener dificultades para seguir un plan de alimentación saludable con el tiempo. Si la glucosa es baja en sangre no se puede pensar de forma tan efectiva y por tanto el autocontrol es más pobre.

-Baja concentración. Se puede tener dificultades para prestar atención en una reunión o en clase. La atención y el tiempo de reacción disminuyen cuando las personas tienen aun nivel de azúcar en sangre más abajo de lo normal.

-Mecha corta. La mecha corta significa que tienes un temperamento exaltado todo el tiempo. Si normalmente tienes paciencia en diferentes situaciones de la vida o resuelves problemas, cuando tienes bajos los niveles de glucosa tenderás a estar más irascible y violento.

También puedes tener síntomas diferentes a estos, pero normalmente estos son los más habituales. Otras personas se sienten cansados, se les nubla la mente o se sienten apáticos. No importa cuáles son tus síntomas, es necesario ser consciente que estos síntomas son reales y que pasar hambre nunca es la solución para perder peso en una dieta. Es necesario obtener todos los nutrientes en una dieta y saber qué comes y cómo lo comes.

Cómo evitar pasar hambre

Nadie quiere pasar hambre y sentirse mal por ello. La mejor manera de evitar la suspensión es comer algo antes de llegar al punto en que te sientas lleno. Para muchas personas, esto significa comer porciones más pequeñas más de tres veces por día. Si sabes que eres propenso a pasar hambre, puedes ayudar llevar un pequeño refrigerio para comer entre horas, eso sí, deberá ser un aperitivo saludable.

Tener una dieta equilibrada es importanteTener una dieta equilibrada es importante

Tener una dieta equilibrada es importante. Es necesario planificar las comidas combinadas con carbohidratos, proteínas y grasas. Si empiezas a sentirte con hambre entre las comidas, toma un aperitivo saludable que te haga sentir saciado y además, que te ayude a esperar hasta la hora de la comida más grande, sin que este aperitivo te deba proporcionar más calorías de las necesarias.

Las comidas o aperitivos con alto contenido de carbohidratos como patatas fritas, galletas o dulces pueden elevar nuestros niveles de glucosa en sangre rápidamente, pero luego pueden hacer que cojas peso después innecesariamente. Lo mejor es elegir una opción más equilibrada que contenga carbohidratos y proteínas complejas. Esto puede incluir granos enteros galletas con hummus o yogur con frutas y nueces.

Evita pasar hambre porque además que pasar hambre no adelgaza, tu estado de ánimo se verá resentido, ¡incluso puedes encontrarte mal físicamente!

Artículos recomendados