Menú
Tacto rectal

PRUEBAS MÉDICAS

Tacto rectal

¿Sabes para qué sirve y cómo se hace un tacto rectal? Descubre de qué trata esta prueba médica.

Inmaculada Jiménez Peral

El tacto rectal es una prueba médica que consiste en la exploración de la zona del recto para la detección de alguna anomalía o problema en la región pélvica. Este tipo de exploración consiste en un examen clínico realizado por un médico especialista y que no va a necesitar de ningún aparato para el estudio de la zona. Para ello el médico va a introducir el dedo directamente en el ano para buscar si existe algún signo raro de que la cosa no va bien, palpando el interior del final del tubo digestivo. Aparte de analizar la zona final del recto, por la anatomía del cuerpo humano, el médico también puede tocar la próstata en el hombre y las paredes vaginales en la mujer.

El tacto rectal es una prueba médica que se realiza para diagnosticar diferentes anomalíasEl tacto rectal es una prueba médica que se realiza para diagnosticar diferentes anomalías

¿Cuándo se realiza un tacto rectal?

El tacto rectal es una prueba médica que se realiza para diagnosticar diferentes anomalías y enfermedades. Las más comunes son las siguientes:

- Cáncer de próstata.

Esta enfermedad no se manifiesta de ninguna manera, por lo que el tacto rectal es la única forma de diagnosticarla. En muchas ocasiones se cree que la hiperplasia de la próstata puede derivar en cáncer pero no es así, por lo que es muy difícil de diagnosticar. Cuando el hombre cumple 50 años es muy recomendable hacer de manera periódica la prueba del tacto rectal ya que hay una mayor posibilidad de que se desarrolle una enfermedad.

- Hemorroides

. Muchos las sufrimos en silencio pero no somos conscientes de que las tenemos hasta que no salen al exterior. También existen hemorroides internas que aparecen en la zona final del recto. Para ello el tacto rectal puede ayudar al médico a saber si existe alguna hemorroide interna y saber qué profundidad tienen las hemorroides externas.

- Rectorragia

. La rectorragia se da cuando nos sale sangre del ano, ya sea en el momento que vamos al baño o cuando sangramos sin motivo. Existen dos tipos de rectorragia. La primera cuando la sangre sale roja y brillante que significa que sale desde la zona final del ano y cuando sale oscura y maloliente, que es cuando se produce en una zona más interna. El tacto rectal puede determinar cual es el motivo de la recotragia.

Cómo se realiza el tacto rectal

El tacto rectal es una prueba médica muy sencilla, que no muestra complicación alguna y que, en ocasiones, puede ser algo incómoda.

Para realizarla el paciente puede tomar varias posiciones. Las más comunes son tumbado en la camilla de lado con las piernas flexionadas hacia arriba y la otra tumbado boca arriba con las piernas flexionadas hacia arriba.

Una vez tenemos la posición correcta, el médico protegerá las manos con unos guantes y lubricará el dedo índice, el cual introducirá de manera suave para no hacer daño, en el recto. Una vez el dedo está dentro del ano es el momento en el que se produce la exploración. Examinará la zona interior para comprobar que no existe ninguna masa extraña ni alteración alguna en la zona. Para terminar con la prueba tocará la próstata en los hombres y las paredes vaginales en las mujeres, para descartar.

A través del tacto rectal también se explora la zona exterior del anoA través del tacto rectal también se explora la zona exterior del ano

A través del tacto rectal también se explora la zona exterior del ano para comprobar que no haya ninguna verruga o fisura externa y no nos hayamos dado cuenta de ello.

El tacto rectal consiste en una prueba rápida, sencilla e inofensiva. La máxima complicación que esta puede presentar es que durante la prueba se produzca un rasguño o arañazo en la parte de la mucosa rectal, pero no tiene importancia. En algunas ocasiones los pacientes se toman esta prueba, sobre todo los hombres, como algo bastante incómodo, ya que pueden ponerse algo nerviosos.

Artículos recomendados