Menú
Mantoux

PRUEBAS MÉDICAS

Mantoux

¿Sabes para que se utiliza la prueba médica de Mantoux y cómo se realiza? Descubre todo sobre esta prueba médica a continuación.

María del Valle Mejías Morón

El Mantoux es una prueba diagnóstica que se utiliza solo en ocasiones muy determinadas para llegar a conocer si una persona está o no infectada por el virus de la tuberculosis. Esto no significa que la persona a la que se le está realizando la prueba se encuentre con los síntomas derivados de dicha enfermedad vírica, y por eso se le mande la prueba, si no que existen muchos casos en los que se realiza para conocer simplemente si se encuentra de forma latente.

Por ello, lo primero que debemos saber es que el Mantoux no es una prueba que se realice a todo el mundo de forma ambulatoria, o que se pueda solicitar en centros privados si no existe una sospecha base por alguna razón de que la persona puede estar afectada.

El virus de la tuberculosis puede entrar en el cuerpo a través de su microbacteriaEl virus de la tuberculosis puede entrar en el cuerpo a través de su microbacteria

El virus de la tuberculosis puede entrar en el cuerpo a través de su microbacteria, el bacilo tuberculoso, pero eso no significa que la enfermedad esté desarrollándose, sino todo lo contrario. En muchos casos, ese bacilo crea las defensas en el cuerpo contra el mismo, por lo que la enfermedad no se activa, pero se pueden llegar a reactivar cuando se encuentren de nuevo con el virus. Para eso entra en acción la prueba del Mantoux y prevenir a aquellas personas que ya tienen el bacilo dentro, o tratar a los pacientes a los que la enfermedad ya se les ha desarrollado.

Pero, ¿cómo se realiza esta prueba?

Para comenzar debes saber que la prueba del Mantoux no requiere de ningún tipo de ingreso hospitalario ni de unas indicaciones estrictas, como pueden ser el ayuno o una vestimenta determinada. El mismo día de la prueba, usted acudirá a su centro ambulatorio donde se llevará a cabo la prueba, con una duración sencilla de unos 10 minutos.

El asistente sanitario le pedirá que se siente en un lugar determinado donde se encontrará un reposabrazos para que se encuentre más cómodo. Usted colocará el brazo con la cara interna hacia arriba como si se tratará de una extracción de sangre rutinaria. Después de estudiar el lugar correcto donde se va a realizar la prueba, se lleva a cabo un pequeño pinchazo que lo que hace es introducir en el organismo el antígeno del bacilo de la tuberculosis, para ver su reacción dentro del paciente. Este pinchazo puede ser algo molesto, incluso mostrar algo de picor y escozor en los primeros segundos, pero nada que no se pueda soportar.

En el mismo momento después de haber suministrado la inyección, usted se podrá ir a casa y realizar una vida normal. Evite en la medida de lo posible rascarse la zona del pinchazo y que esta tenga mucho roce con los tejidos de la ropa. En un plazo de 48-72 horas usted tendrá que volver a la consulta del médico para poder observar la reacción que ha tenido la inyección y finalmente diagnosticar si el resultado del Mantoux ha sido positivo o negativo y por tanto, si efectivamente se encuentra activo el virus de la tuberculosis.

Resultados

El resultado positivo o negativo de la prueba del Mantoux variará en función del diámetro que tenga la reacción de la inyección introducida unos días antes. Es importante saber que este diámetro mide la reacción del punto exacto, donde normalmente se crea un pequeño bulto, y no la rojez natural que se produce en los alrededores del pinchazo, por alteración cutánea.

Una vez medido dicho diámetro, podemos diagnosticar si se trata de un caso positivo o negativo al virus de la tuberculosis en función de:

- Mide 5 mm de diámetro: se trata de un caso positivo de tuberculosis si tiene esta medida la reacción en aquellos pacientes que padecen de virus como el VIH u otras enfermedades inmunodepresivas graves.

- 10 mm de diámetro: esta medida será de diagnóstico positivo en aquellas personas en factor de riesgo como enfermos de diabetes, de cáncer o que trabajen en puestos de trabajo donde se ven expuestos al virus, como sanitarios, personal penitenciario, etc.

- Diámetro de 15 mm o más: Toda persona que no se encuentre entre los grupos anteriores y que tenga una reacción de más de 15 mm de diámetro será diagnosticada con el virus de la tuberculosis.

Hay que tener en cuenta que diversos sectores sociales como los niños o las personas mayoresHay que tener en cuenta que diversos sectores sociales como los niños o las personas mayores

Hay que tener en cuenta que diversos sectores sociales como los niños o las personas mayores, pueden presentar diferentes resultados debido a los cambios que se producen en su sistema inmunológico. Por ello es aconsejable que estas personas vuelvan a repetir la prueba en un plazo de 7-10 días después de la primera inyección, ya que su cuerpo puede reaccionar de manera diferente, sobre todo el caso de las personas mayores. Si en la segunda visita el resultado sigue siendo negativo, podemos afirmar que estamos en un caso libre de virus.

La prueba del Mantoux no tiene ninguna contraindicación ni efecto secundario en el paciente, salvo aquellos que se puedan dar a cualquier tipo de alergia o reacción a la inyección. Mujeres embarazas o en periodo de lactancia también pueden someterse sin problema de riesgo alguno a esta prueba, siempre avisando con anterioridad a la misma, ya que los resultados sí que pueden verse alterados.

Artículos recomendados