Menú
Tatuajes temporales de henna, ¿entrañan riesgos para la salud?

TATUAJES DE HENNA

Tatuajes temporales de henna, ¿entrañan riesgos para la salud?

Al tratarse de tatuajes temporales, pueden parecernos inofensivos. Te contamos todas las precauciones que debes tomar.

Sara Poyo Lorenzo

Diferencias entre los tatuajes convencionales y los de henna

Primero, veamos la diferencia entre un tatuaje convencional y uno de henna. En el convencional en realidad estamos haciendo una herida en la dermis, que es la capa que se encuentra por debajo de la epidermis (la capa superior de la piel). La epidermis se renueva constantemente pero la dermis tiende a permanecer igual. Por lo tanto, si inyectamos tinta directamente en esta capa, el dibujo no se borrará. Por otro lado, en los tatuajes de henna, no inyectamos tinta por debajo de la piel sino que aplicamos directamente un colorante en la capa más superficial.

Los tatuajes temporales de henna parecen una buena alternativa cuando nos queremos hacer un tatuaje y no estamos seguros de querer dar el paso. Los tatuajes convencionales son irreversibles y puede que en un futuro nos arrepintamos. Por eso, mucha gente prueba primero a ponerse tatuajes temporales antes de decidirse por uno permanente. Son más baratos, no son dolorosos y lo más importante, con el tiempo desaparecen. Sin embargo, se ha comprobado que no son tan inofensivos como se creía en un principio, conllevan riesgos que son difíciles de prever.

La henna natural es un tinte de origen vegetal que lleva utilizándose en India desde hace siglos, tiene un aspecto rojizo y proviene de la planta Lawxonia inermis. Al ser totalmente natural, no desencadena riesgos para la salud. El problema se da cuando la henna natural se mezcla con una sustancia llamada parafenilendiamina (PPD). Es un producto químico que le da ese color negruzco. También podemos encontrarlo en otros productos que tiñen, como las tintas para las impresoras, tintes de pelo, coloraciones, betunes para los zapatos, rotuladores, etc. En productos como tintes de cabello o coloraciones la concentración de PPD es en torno a 6%. Cuando hablamos de aplicar el producto en la piel la concentración permitida de PPD es de 2%. Sin embargo, la PPD en la henna negra es de 15%, una cifra altísima. Desgraciadamente, aunque este tipo de henna es ilegal, no hay un control sobre este tipo de prácticas y es común incluso ver puestos callejeros donde los realizan, sobre todo en zonas turísticas como mercadillos o paseos marítimos. En la mayoría de estos lugares ni siquiera son conscientes de todos los peligros que conllevan este tipo de tatuajes, solo se dedican a hacerlos porque la henna negra es muy barata y hay un gran rango de beneficio.

El polvo de henna, antes de hacer la pasta, es de color verdeEl polvo de henna, antes de hacer la pasta, es de color verde

Riesgos de los tatuajes de henna

No hay riesgo de contagio de enfermedades por inyección como en los tatuajes tradicionales, pero sí la probabilidad de una reacción alérgica es muy alta. El resultado es una inflamación en la zona donde se puso el tatuaje, y si la situación empeora, pueden aparecer manchas e incluso cicatrices quiloides. Son un tipo de cicatrices abultadas y exageradas, que al contrario que pasa con las cicatrices normales, no se alisan con los años, sino que, por lo contrario, crecen y se extienden, además son muy antiestéticas e imposibles de tapar. Incluso en los peores casos puede producir hasta cáncer.

Las reacciones alérgicas producidas por la henna no tienen una duración fija, suelen variar de una persona a otra dependiendo de lo que tarde su cuerpo en expulsar las toxinas. Por norma general, si acudes rápidamente a un dermatólogo y empiezas un tratamiento con corticoides tópicas, en cuestión de semanas podría pasar, pero cada persona es un mundo, y la recuperación dependerá de muchos otros factores.

Otra consecuencia es que una vez que desarrolles una reacción alérgica, puedes quedar sensibilizado para siempre, ¿qué significa esto? que si en un futuro entrases de nuevo en contacto con colorantes tipo PPD (aunque sea en concentraciones nimias) se desencadenaría de nuevo la reacción alérgica e incluso podría agravarse. Teniendo cuenta que muchos productos actualmente tienen PPD entre sus compuestos, tendríamos inflamaciones cada poco, incluso el contacto con una prenda de vestir oscura o un rotulador sería suficiente para desencadenar de nuevo un episodio alérgico.

¿Qué tipo de tatuaje tiene más riesgos?

Aunque en los tatuajes convencionales hay riesgos de padecer las infecciones y enfermedades que se transmiten por inyección, es cierto que las posibilidades son mínimas si escogemos un local higiénico donde esterilicen el material y que tengan un permiso de la Secretaría de Salud. Sin embargo, cuando hablamos de tatuajes de henna negra, las posibilidades de tener una reacción alérgica son enormes, y no solo eso, nos puede producir daños que no se ven a simple vista, como en el hígado o riñón, ya que los polvos PPD de la henna negra son tan finos que pasan directamente a la sangre, mientras que, en un tatuaje convencional la tinta solo llega hasta la dermis, la capa inferior de la piel.

La henna natural debe estar dos horas sobre la piel y siempre debe ser de color rojizo o marrónLa henna natural debe estar dos horas sobre la piel y siempre debe ser de color rojizo o marrón

¿No hay una alternativa a los tatuajes temporales de henna negra?

Sí los hay, los tatuajes de henna natural que no han sido mezclados con ningún compuesto químico. Hay algunas diferencias como el color (rojizo) y el tiempo que te dura en el cuerpo, que es relativo, en las partes donde hay más grasa durará menos que en las zonas más finas del cuerpo, como manos y pies. En zonas más gruesas durará una media de 1 o 2 semanas y en zonas más finas (como en los pies) puede durar algo más. También dependerá de la frescura y pureza de la planta, ya que tendrá una mayor duración si la henna natural es transportada de la India.

Si al final te decides por un tatuaje temporal, tienes que informarte bien del tipo de henna que van a utilizar en el local (y que ni se te pase por la cabeza ir a un puesto callejero).

-Pregunta por el tipo de henna que van a utilizar y de qué color quedará el tatuaje. Si te dicen que negra... huye de ahí. Tienen que quedar de un color rojizo o amarronado.

-¿De qué color son los polvos antes de hacer la pasta? Tienen que ser verdes ya que hablamos de una planta que está molida.

-Pregunta cuánto tiempo tienes que estar con la mezcla puesta en la piel . Si te responden que 30 minutos es que utilizan henna negra, para la natural se necesita mínimo 2 horas.

-¿Cuánto tiempo durará una vez puesto en la piel ? Si la respuesta es un mes, seguramente sea negra, la natural dura como mucho 15 días.

Artículos recomendados