Menú
Cómo varía la fimosis dependiendo de la edad

SALUD MASCULINA

Cómo varía la fimosis dependiendo de la edad

La fimosis es más común de lo que te puedas imaginar ahora mismo,pero, ¿es igual en niños que en adultos o varía dependiendo de la edad?

Marta Cabrera Benito

La fimosis es una enfermedad del pene que puede aparecer en los hombres tanto cuando en una edad temprana como cuando ya son adultos. Ésta se produce cuando el orificio del prepucio por el que debe de salir es glande es muy estrecho y lo imposibilita. Esta enfermedad no tiene ningún tipo de relación con el estado en el que esté el pene, ya sea relajado o en erección. Aunque puede darse en cualquier edad, como ya hemos dicho, hay que destacar que es mucho más probable que haga aparición en los niños que en los adultos. En concreto, durante la infancia es algo común bajando, considerablemente, el porcentaje a medida que la edad va en aumento.

La fimosis durante los primeros años de vida de un niño es una enfermedad bastante comúnLa fimosis durante los primeros años de vida de un niño es una enfermedad bastante común

Los síntomas que se pueden presentar cuando un varón tiene fimosis son, aparte del problema para retraer el prepucio, el dolor por la inflamación que se presenta en la zona, el dolor a la hora de orinar por esto mismo y, en el caso de los adultos, posibilidad de dolor y desgarro cuando se tiene una erección.

La fimosis en niños

La fimosis durante los primeros años de vida de un niño es una enfermedad bastante común. Cuando los niños son bebés es muy frecuente que puedan padecerla, pero igual de probable es que, con el tiempo, se acabe solucionando por sí sola. Esto ocurre porque la piel del prepucio y el glande están adheridas cuando los niños nacen pero, según pasan los años, se van separando. Aunque sea algo que pueda pasar a menudo, no hay que hacerlo extensible a todos los casos, ya que cada uno tendrá su propia casuística.

Algo muy importante a tener en cuenta es que nunca habrá que tirar de la piel del prepucio hacia atrás porque sólo se conseguirá que aparezcan heridas. Si la piel va a retroceder, ya lo hará, provocarlo sólo tendrá un efecto negativo en los niños.

Se supone que la fimosis empieza a ser algo anormal en los niños a partir de los 5 o 6 años, por ello será cuando deberemos plantearnos la operación. Un niño necesitará una operación de fimosis siempre y cuando los síntomas que ésta le produzca sean tan intensos que perjudiquen su calidad de vida. Entre estos síntomas se incluyen el dolor al orinar o las infecciones por los problemas que se plantean de higiene al no poder mover la piel del prepucio. Para que haya una operación, deberá haber un diagnóstico previo del pediatra que así lo indique. No suele ser una intervención que se retrase en el tiempo ya que, en la medida de lo posible, se intentará llevar a cabo antes de la adolescencia para adelantarse a los cambios biológicos.

La fimosis en adultos

Se considera que los hombres adultos tienen fimosis, al igual que en el caso de los niños, cuando la piel de su prepucio no puede retraerse para dejar al glande al descubierto. Al igual que los menores, los síntomas van desde las infecciones hasta los dolores al orinar. En este caso, habría que incluir los dolores a la hora de mantener relaciones sexuales o masturbarse, algo que puede causarle grandes problemas en su día a día.

En el caso de los adultos, hay varios tipos de fimosis. En primer lugar, está aquella en la que la piel del prepucio apenas deja un mínimo orificio para que salga la orina. También puede ocurrir que esta piel adquiera tal grosor que sea muy complicado que pueda retraerse.

La fimosis en los adultos puede darse por distintas razonesLa fimosis en los adultos puede darse por distintas razones

La fimosis en los adultos puede darse por distintas razones. Primeramente, aquellos hombres que en su infancia ya la hayan padecido, aunque desaparezca durante una temporada, puede volver a hacer aparición. Por otra parte, la fimosis puede ser la consecuencia de unas continuas infecciones en el pene que pueden hacer que la piel del prepucio esté habitualmente inflamada.

En cualquier caso, el procedimiento habitual en los casos de fimosis en hombres es recurrir a la operación para buscar que el glande pueda quedar al descubierto y hacer que los dolores que a estos le provoca desaparezcan. Con la operación los hombres ganarán en salud y en calidad de vida porque dejará de afectarles a acciones tan cotidianas como miccionar o tener relaciones sexuales.

Artículos recomendados