• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Audiencias Antena 3, favorita en el seguimiento del incendio de Valencia
VIRUS

¿Qué es el Virus del Nilo Occidental?

¿Qué es el Virus del Nilo Occidental?
María Isabel Baena González
Última actualización: 30 Julio 2018
¡Comenta!
El virus del Nilo occidental puede llegar a ser letal, ya que es capaz de causar una enfermedad mortal en humanos.

Hay enfermedades e infecciones a las que absolutamente todo el mundo les teme debido a la forma que tienen de propagarse, o a sus síntomas, o incluso al mero hecho de que no haya tratamiento disponible. Este es el caso de la rabia en humanos, por ejemplo, que una vez comenzada a incubarse no tiene cura posible; lo único que los expertos pueden hacer es intentar paliar todos los síntomas de la mejor manera, e intentar que la persona sufra el mínimo dolor posible.

Una de estas enfermedades que suele causar pavor es el virus del Nilo occidental, que recibe su nombre por el lugar del que proviene. El virus del Nilo occidental puede llegar a ser letal, ya que es capaz de causar una enfermedad mortal en el sistema nervioso de los humanos; no obstante, y esto es lo curioso, el 80% de las personas que están infectadas del mismo tienden a no presentar ningún tipo de síntoma. Es un virus que los seres humanos compartimos con los caballos, pero mientras que estos sí que disponen de vacuna, en el caso de los humanos aún no hay. Se transmite, como sucede con otros tantos virus, mediante la picadura de un mosquito que previamente había picado a un ave que estaba infectada.

El proceso de transmisión no se aleja mucho del que ya conocemos de otros virus. El virus del Nilo occidental se encuentra en la sangre del ave, pasa al mosquito y, a través de sus glándulas salivales, acaba inyectándose en un ser humano y en un animal. Además, también se puede transmitir mediante el contacto con un animal infectado o con una persona enferma, con lo cual estamos hablando de un virus bastante contagioso. ¿Quieres descubrirlo todo sobre el virus del Nilo occidental? ¡Pues continúa leyendo!

Lo primero que debes saber es que el 80% de las personas que se contagian no tienen ningún síntomaLo primero que debes saber es que el 80% de las personas que se contagian no tienen ningún síntoma

Síntomas del virus del Nilo occidental

Lo primero que debes saber es que el 80% de las personas que se contagian no tienen ningún síntoma. Pero hay un 20% de personas que sí que acaban teniendo síntomas que, en ocasiones, pueden acabar siendo mortales.

Se calcula que una de cada cinco personas presenta lo que se conoce como fiebre del Nilo occidental. Esta fiebre se caracteriza, además de por una temperatura muy elevada, por fuertes dolores de cabeza, cansancio, dolor generalizado en todo el cuerpo, malestar estomacal (con náuseas y vómitos) e incluso una especie de erupción en la piel del tronco. Cuando el virus del Nilo occidental presenta este tipo de síntomas, las personas tienden a recuperarse por completo; eso sí, pueden pasar incluso meses con una especie de fatiga y debilidad, pero incluso esto acabará pasando.

Son muy pocas las personas que acaban presentando problemas graves derivados de este virus del Nilo occidental... Pero las hay. Están por debajo del 1% las personas que acaban padeciendo alguna enfermedad neurológica como la encefalitis o la meningitis, es decir, la inflamación del cerebro o de los tejidos que rodean al mismo. Cuando esto sucede, aparecerán fiebres muy altas, una rigidez notable en el cuello y dolores de cabeza insoportables, a los que se añadirán convulsiones e incluso la parálisis. Si bien es cierto que se han dado casos de todas las edades, lo más común es que estos síntomas los presenten personas de una edad más avanzada, y siempre con algún tipo de afección médica previa. Incluso en estos casos es posible la recuperación; solo el 10% de las personas que presentan un daño neurológico acaban falleciendo y, como hemos señalado antes, suele deberse a afecciones que complican más el tratamiento.

¿Y si ya se ha producido la afección?

El problema principal del virus del Nilo occidental es que no hay ni vacuna ni tratamientos específicos. Lo habitual es que el profesional o la profesional competente acabe recetando analgésicos para aliviar la fiebre y algunos de los dolores, además de recomendar reposo durante el tiempo que se estime oportuno. Es muy importante cumplir esto, puesto que el cuerpo necesita reponerse del virus y recuperar la fuerza de la que antes gozaba.

Cuando el caso se complica, y hay de por medio enfermedades neurológicas, se suele hospitalizar al pacienteCuando el caso se complica, y hay de por medio enfermedades neurológicas, se suele hospitalizar al paciente

Cuando el caso se complica, y hay de por medio enfermedades neurológicas, se suele hospitalizar al paciente. De esta forma se le pueden tratar todos los síntomas que van apareciendo, como podrían ser los dolores, la deshidratación e incluso la meningitis o encefalitis. Se tratan los síntomas, es decir, se actúa directamente contra la evidencia del virus, pero en ningún caso se puede atacar directamente al virus, puesto que aún no se ha diseñado una cura específica.

Cómo prevenir el virus del Nilo occidental

Aunque no haya ningún tipo de cura, sí que se puede intentar prevenir esta infección. Para ello, hay que ser especialmente precavido con el riesgo que existe de transmisión mediante los mosquitos; tendemos a pensar, por el país en el que vivimos, que una picadura no tiene ningún tipo de importancia, pero nada más lejos de la realidad. Cuanto más alejados nos mantengamos de los mosquitos, y más tratemos de evitar sus picaduras, menos riesgo correremos de contagiarnos de cualquier tipo de enfermedad. Para evitar los mosquitos, lo más eficaz es usar mosquiteras para dormir, repelente de insectos, ropas siempre de color claro y evitar actividades al aire libre en horas conflictivas.

En cuanto a la transmisión por otros animales, es algo que deben tener muy en cuenta sobre todo aquellos que trabajan directamente con animales, ya sean estos vivos o muertos. Deben usarse guantes y ropa protectora para tratar de no entrar en contacto directo con la sangre del animal y, en caso de ir a consumirse, debemos asegurarnos siempre de que se realicen las pruebas médicas necesarias para asegurar que ese animal se encuentra completamente libre de virus.

Por último, la transmisión también se puede dar por transfusiones sanguíneas o por donaciones de órganos. Lo cierto es que esto está extremadamente controlado, con lo cual no hay nada que debáis tener en cuenta en este sentido; los profesionales de la salud realizan las operaciones pertinentes para que no haya ningún tipo de órgano contaminado que pueda causar daño a otras personas.

Artículos recomendados