Menú
Caries dental: Qué es y cómo actúa
SALUD BUCODENTAL

Caries dental: Qué es y cómo actúa

La palabra caries es una de las más temidas en las consultas del dentista, conoce qué es y cómo se desarrolla.

Mercedes Benito Alfonso

Una caries dental es un agujero que se forma en el diente y que con el paso del tiempo, si no se trata, crece en tamaño y profundidad dañando irreversiblemente no sólo el diente sino también sus estructuras aledañas, nervio y encía. El origen de su aparición está en la placa bacteriana que se encuentra en nuestra cavidad oral. Esta placa está formada principalmente por gérmenes que fabrican ácidos, de modo que, cuando la placa se adhiere a tus dientes, los ácidos atacan su parte más superficial, el esmalte.

Se trata de un proceso lento, en cuyas primeras fases el daño no es visible hasta que es demasiado tarde. Su síntoma más característico es el dolor de muelas. Una dieta rica en azúcares y una mala higiene bucal son las causas más comunes. Las caries, además, son una de las enfermedades crónicas infantiles más comunes, pero que afectan por igual a todas las edades. Conoce qué es exactamente una caries, cómo se desarrolla, sus fases y su clínica.

Qué son las caries y cómo aparecen

La caries dental es la destrucción o el reblandecimiento del esmalte y la dentina, provocado por la acción destructiva de la placa bacteriana localizada en las superficies dentales. Se trata de una infección del diente, que se origina en la periferia del mismo y progresa en profundidad, provocando una pérdida de sustancia, lo que forma una cavidad dentro del diente.

Una correcta higiene dental ayuda a prevenir las cariesUna correcta higiene dental ayuda a prevenir las caries

La boca del ser humano está llena de microorganismos que forman un ecosistema en equilibrio, llamada placa bacteriana. El germen más común que habita en nuestra boca es el Streptococcus mutans. Tras la ingesta de alimentos, éstos son metabolizados por la placa bacteriana, originando así unas sustancias ácidas que hacen que el pH bucal descienda. Este descenso del pH ataca la estructura mineral del esmalte dental provocando así su desmineralización.

La primera señal de aparición de esta infección dental es el cambio de color, el diente se torna blanquecino y sin brillo. En una fase más avanzada aparece un borde amarillo, marrón o negro en la zona careada. En este momento puede hacer aparición el característico dolor de muelas relacionado con esta enfermedad. Y cuando la caries ya es visible, es porque ha aparecido un socavón en el esmalte como consecuencia de la pérdida de sustancia. La destrucción dentaria es un proceso lento, lo que significa que cuando el daño de la caries es visible, la destrucción del diente lleva meses produciéndose.

Factores de riesgo o causas por las que se producen

La caries es una enfermedad multifactorial en la que intervienen varios elementos, y que está relacionada directamente con estos factores de riesgo.

- Factores relacionados con el diente y la saliva. La saliva desempeña un importante papel protegiendo al diente de la caries. Personas con problemas en la cantidad o calidad de la saliva, tienen más predisposición a tener caries. Así mismo, las características del diente en cuanto a morfología, composición, disposición, textura y maduración del esmalte de cada individuo tienen relación directa con la probabilidad de desarrollar una caries.

- Factores relacionados con la dieta. La dieta desempeña un importante papel en el desarrollo de la caries. La ingesta de hidratos de carbono acelera la acción bacteriana sobre el esmalte del diente, y por consiguiente, el daño en el mismo. Esto ocurre especialmente con determinados azúcares presentes en alimentos como caramelos, refrescos, miel, bollos, pasteles... Una dieta rica en azúcares predispone a la aparición de caries dental. También afecta la desnutrición y la deficiencia de vitaminas y minerales.

Además, si la ingesta de azúcar es frecuente a lo largo del día, el pH bucal desciende de manera permanente, impidiendo así la remineralización del esmalte. Por ello, es más frecuente que desarrollen caries personas que comen entre horas.

- Factores relacionados con la placa bacteriana. Como ya hemos mencionado, la cavidad oral alberga un gran número de microorganismos, que viven en equilibrio en nuestro organismo. La caries se desarrolla en aquellas zonas de la superficie del esmalte en que la flora microbiana de la placa encuentra un ambiente apropiado para su proliferación, como es el caso de una mala higiene dental.

- Factores relacionados con el tiempo. Cuanto mayor es el tiempo que los dientes están expuestos a la acción de los ácidos producidos por las bacterias, mayor es el riesgo de caries. O lo que es lo mismo, cuanto más tiempo pase sin que nos lavemos los dientes tras una comida, mayor riesgo de desarrollar una caries.

Fases de desarrollo

1.Caries initialis. En esta fase la lesión es todavía reversible. Se identifica cuando existe una mancha blanquecina en el esmalte (superficie externa y dura del diente) y puede solucionarse remineralizando el diente con ayuda de productos florados. Acudir al dentista con regularidad ayudará a descubrir las afectaciones en esta primera fase.

2.Caries superficiales. En este momento existe una pérdida de minerales que producen un orificio en el diente, lo que supone un lugar ideal para el desarrollo de las bacterias. En esta fase todavía no ha aparecido el dolor, pero la pérdida de mineralización es constante e irreversible. No obstante puede tratarse con empastes de composite u otras reconstrucciones dentales.

3.Caries media.Tiene lugar cuando el proceso de destrucción ha llegado a la dentina (segunda capa del diente debajo del esmalte). En esta etapa la caries se expande con rapidez por los túbulos dentarios que hay en la dentina, llegando a expandirse ampliamente por dentro del diente.

4. Caries profunda. En este momento gran parte del diente está afectado, pues la caries ha llegado a la pulpa (interior del diente que contiene el nervio y los vasos sanguíneos). Si la caries no se trata, ésta terminará por destruir el diente y producirá una inflamación de la pulpa dental (pulpitis) y posterior necrosis (muerte pulpar).

Tipos de caries

- Caries de corona: Son las más comunes, se dan tanto en niños como en adultos, y sobre todo aparecen en las superficies de masticación o entre los dientes.

- Caries radicular: A medida que envejecemos, las encías se retraen, dejando expuestas partes de la raíz del diente. Como las raíces no están recubiertas por esmalte que las proteja, estas zonas quedan más expuestas y pueden afectarse más fácilmente.

- Caries recurrentes: Se pueden formar alrededor de las obturaciones y coronas existentes. Aparecen porque estas zonas tienen tendencia a acumular placa, lo cual finalmente produce la formación de caries.

Síntomas

El dolor de muelas quizás sea el síntoma más reconocible, se trata de un dolor punzante y persistente. Cuando la caries sólo afecta al esmalte no produce dolor, pero cuando la lesión se extiende y llega a la dentina (interior del diente), la ingesta de dulces y bebidas frías o calientes provoca dolor. Si además la infección llega al nervio, se forma pus como consecuencia de la infección y aparece el flemón que busca la salida del pus al exterior.

Otros síntomas son: Sensibilidad dental a lo caliente o frío, malestar dental después de comer, oscurecimiento de la superficie dental y mal aliento o mal sabor en la boca.

Cuando tenemos una caries debemos acudir cuanto antes al dentista para evitar que vaya a másCuando tenemos una caries debemos acudir cuanto antes al dentista para evitar que vaya a más

Diagnóstico y tratamiento

El deterioro dental o caries se diagnostica gracias a la revisión de la boca por parte del dentista y mediante técnicas como los rayos X. El odontólogo debe inspeccionar visualmente la superficie dental y examinar los dientes con ayuda de instrumental para identificar la presencia de sensibilidad, dolor, blandura y defectos en la superficie.

En aquellas caries en las que sólo se ve afectado el esmalte, éste se remineraliza mediante la aplicación de flúor. Si la caries afecta a la dentina, hay que eliminar el tejido cariado tallando una cavidad con ayuda de una fresa dental y obturándola posteriormente con los materiales de restauración. Los más usados son la amalgama, la resina de composite y el ionómero de vidrio. Las coronas o "fundas dentales" se usan si la caries es extensa y hay una estructura dental limitada, la cual puede ocasionar dientes debilitados.

Cuando la caries afecta irreversiblemente a la raíz o la pulpa, se debe realizar un tratamiento endodóntico, que consiste en eliminar la pulpa junto con las porciones cariadas del diente y las raíces se rellenan con un material sellante. En los casos más extremos puede ser necesaria la extracción de la pieza dentaria que será reemplazada por un puente parcial, dentadura postiza o implante dental.

Complicaciones o secuelas

Si la caries no es tratada adecuadamente ésta progresará produciendo graves complicaciones tanto para el diente como para la encía, como son:

- Molestia o dolor de muelas

- Diente fracturado

- Incapacidad para morder con los dientes

- Absceso dental

- Sensibilidad dental

- Pulpitis

- Periodontitis apical

- Necrosis pulpar

Artículos recomendados

Comentarios