Menú
Qué es un flemón y cómo tratarlo
FLEMÓN

Qué es un flemón y cómo tratarlo

Un flemón también es conocido como un absceso dental. Las encías se inflaman porque existe una infección en la boca, ¿cómo se debe tratar?

Sandra Ramírez Cherbuy

¿Qué es un flemón?

También conocido como absceso dental, el flemón es una inflamación de las encías provocada por una infección en la boca. El origen de un flemón puede ser diverso: un golpe, pulpitis, gingivitis, periodontitis y caries. De hecho, esta última, las caries, suelen ser las causas más comunes de un flemón.

El flemón suele ser una bolsa de pus que aparecer junto al diente infectado. Como estamos hablando de una infección, produce molestias rápidamente y un fuerte dolor que si no te trata rápidamente puede llegar a la garganta y el oído. Es muy común también la inflamación de la parte de la cara en la que se encuentra la infección.

Un flemón duele y es muy molesto para la persona que lo padeceUn flemón duele y es muy molesto para la persona que lo padece

Los síntomas más característicos son:

- Inflamación de la mejilla.

- Un bulto de pus.

- Dolor de dientes acompañado de una pinchazos agudos.

- Dolor de boca al masticar y a veces al tragar.

- Encías rojas y fuerte sensibilidad al calor y al frío.

- Mal aliento y sabor desagradable constante en la boca.

- Cuando ya se encuentra en un estado grave puede ocasionar fiebre.

Si padecemos alguno de estos síntomas lo mejor es acudir inmediatamente al dentista para que pueda determinar la gravedad del flemón ya que si está muy avanzado podemos llegar a perder el diente.

Causas

Los flemones suelen estar producidos por caries, pulpitis, gingivitis, periodontitis o un traumatismo dental.

Aunque de todas estas las caries mal tratadas son la causa más común de la aparición de un flemón. De hecho, el flemón suele ser el estado más avanzado de una caries que no se ha curado y la infección ha pasado a la raíz del diente. En otros casos puede ser una deficiente higiene bucal.

De ahí, que lo más recomendable sea la prevención y acudir al dentista para una revisión anual para que no acabe siendo demasiado tarde para tratar el problema.

Cómo tratar un flemón

Si tenemos un flemón lo más recomendable es acudir inmediatamente al dentista para que evalúe la gravedad. Allí, nos atenderá y nos informará de que el primer paso para curarlo es disminuir la infección.

Si tienes un flemón deberás acudir a tu médico lo antes posibleSi tienes un flemón deberás acudir a tu médico lo antes posible

Para ello nos recetará antibióticos y antiinflamatorios que deberemos compaginar con enjuagues bucales con agua tibia y sal. Esto ayudará a disminuir la inflamación y favorecer la desaparición de la pus del flemón.

Cuando la inflamación y el dolor de la boca haya pasado deberemos volver a visitar a nuestro dentista para que determine la gravedad de la infección y ver si podemos salvar el diente. Nos podrá realizar una endodoncia, un empaste o ponernos una funda dependiendo de cómo haya evolucionado el problema. En los casos más graves sería necesaria la extracción del diente.

Es muy importante acudir al dentista, ya que un flemón mal tratado puede hacernos perder nuestro diente. De esta manera, no deberemos automedicarnos ya que podríamos hacer peligrar nuestra salud bucal.

Remedios caseros

Si antes de acudir al dentista queremos disminuir un poco la inflamación siempre podemos probar algunos remedios caseros que funcionarán si la infección no es muy grave y que nos puede ayudar a que el dolor de boca disminuya considerablemente sin necesidad de tomar antibióticos o antiinflamatorios.

Clavo: Esta hierba ayuda a calmar el dolor de boca que produce el flemón debido a sus propiedades antisépticas y además ayuda a disminuir la inflamación. Lo mejor es comprar un aceite de clavo y aplicarlo en la zona infectada o en el diente, lo podemos hacer con una gasa o un algodón.

Masticar cebolla: La cebolla es uno de los remedios más utilizados ya que tiene propiedades bactericidas por lo que es bueno para mejorar el flemón. De esta manera, podemos masticar cebolla de vez en cuando durante unos minutos para ayudar a eliminar los gérmenes de la boca producidos por la infección. Unos tres minutos será suficiente. También podemos poner un trozo de cebolla en la zona infectada de la boca para aliviar el dolor.

Infusión de manzanilla con limón: El remedio de tomar una infusión de manzanilla con un zumo de un limón es muy efectivo para depurar y desinfectar. Lo ideal es tomarlo en ayunas y antes de ir a dormir.

Gotas de echinacea: Esta planta ayuda a calmar la infección. Unas gotas sobre la zona afectada durante el día ayudará a mejorar el flemón.

Propóleo: El propóleo lo podemos encontrar en gotas y caramelos. Este, junto con la cebolla, es uno de los mejores remedios contra el dolor de boca ya que desinflama y desinfecta la infección.

Higo con leche: Para este remedio tendremos que calentar leche, cuando esté hirviendo añadiremos el higo para que se ablande y se caliente. Una vez hecho esto, lo cortamos por la mitad y lo ponemos un rato sobre el flemón hasta que notemos que se alivia el dolor.

Artículos recomendados