Menú
Remedios caseros para el dolor lumbar
DOLORES CORPORALES

Remedios caseros para el dolor lumbar

Si tienes dolores lumbares pero no es demasiado fuerte el dolor, entonces no te pierdas estos remedios caseros.

Coral Ferrero Ibáñez

Si consideras que tienes un fuerte dolor lumbar lo más recomendable es que vayas al médico, ya que él considerará la gravedad y te administrará el tratamiento adecuado para tu situación. Pero si se trata de un dolor un poco más leve o si quieres complementar la eficacia de los fármacos puedes recurrir a los remedios caseros.

Estos son algunos métodos que puedes probar desde tu casa.

Que sientas dolor lumbar no significa necesariamente que tengas que estar de reposo absolutoQue sientas dolor lumbar no significa necesariamente que tengas que estar de reposo absoluto

Yoga

Que sientas dolor lumbar no significa necesariamente que tengas que estar de reposo absoluto. A veces el movimiento nos ayuda a recuperarnos más pronto. En este caso, el yoga puede resultarnos beneficioso ya que muchos de sus ejercicios son suaves y nos puede ayudar a fortalecer los músculos y huesos.

Estiramientos

Si el yoga nos parece demasiado podemos ayudar al lumbago a recuperarse realizando estiramientos. Éstos han de hacerse lentamente y vigilando nuestra postura, ya que de lo contrario puede empeorar nuestro estado.

Masajes

Los masajes son grandes aliados para el dolor de espalda. Los movimientos también deberán de ser suaves. Como es improbable que te lo puedas hacer tú misma pídele a alguien de confianza que realice el masaje por ti. Aunque los movimientos deben de ser suaves la fuerza que se aplique puede ser un poco más fuerte. Para que haga el efecto esperado se debe realizar entre 2 y 3 veces a la semana.

Reduce el estrés

El estrés afecta en gran manera a nuestro estado de salud físico. Si nos preocupa algo se sumará al dolor lumbar y nos encontraremos peor. Por ello, es recomendable intentar mantenernos libres de ansiedad. Tenemos varias opciones que nos pueden ayudar a mantenernos calmados y optimistas. La meditación es un ejercicio recomendado generalmente, ya que propicia la liberación de los problemas en la mente. Por otro lado también nos puede venir muy bien hablar con alguien de nuestras preocupaciones, ya sea con algún allegado o un profesional.

Ungüento de consuelda

La consuelda es una planta con muchas propiedades terapéuticas. Se dice de ella que tiene la capacidad de renovar los tejidos. También tiene muchas proteínas vegetales y es rica en vitamina B12. Los remedios caseros como las pomadas constituidas a base de consuelda pueden aliviar el dolor lumbar, así que la podemos aplicar varias veces al día en la zona adolorida.

La meditación es un ejercicio recomendado para eñ dolor lumbarLa meditación es un ejercicio recomendado para eñ dolor lumbar

Frío y calor

Uno de los remedios caseros más efectivos es combinar el frío y el calor en el área lumbar para ir recuperándose poco a poco. Es una técnica fácil y que nos ayudará a mejorar. Podemos aplicarnos un calcetín lleno de hielo, o directamente algo que tengamos en el congelador, para rebajar la inflamación y anestesiar los nervios dañados. Con el calor, que nos podemos aplicar con una bolsa de agua o una manta eléctrica se estimula la circulación de la sangre y frena los mensajes de dolor emitidos por el cerebro.

Mantén tu cerebro ocupado

Si buscas un entretenimiento tu mente estará ocupada y pensará menos en el dolor. Busca una actividad que te guste y que no ponga en peligro tu salud física. Un ejemplo es ver una película o leer un libro que te interese.

Duerme lo suficiente

Con el dolor puede ser complicado coger el sueño, sin embargo se trata de un círculo vicioso porque si no dormimos las suficientes horas el dolor lumbar puede empeorar. Si tenemos problemas de insomnio debemos de tratarlos con un especialista, ya que es un aspecto muy importante de la salud.

Respiraciones

Las respiraciones también nos pueden ayudar a sentirnos mejor. La llamada 'respiración de descompresión' nos ayuda a expandir los flexores de la cadera, estabilizar la columna y usar los músculos abdominales. La postura también se beneficia de estos ejercicios y se fortalece la zona lumbar.

Estos son algunos remedios caseros que puedes probar. Si después de llevarlos a cabo no sientes que mejoras, como ya hemos comentado, lo adecuado es que acudas a un especialista.

Artículos recomendados

Comentarios