Menú
Qué es la alopecia androgenética

ALOPECIA

Qué es la alopecia androgenética

Descubre qué es la alopecia androgenética y cómo afecta a las personas que la padecen. ¡A veces no notan ningún síntoma!

Cristina López Reques

Sin duda, una de las sensaciones más desagradables que podemos sentir es la caída del cabello. Cuando comenzamos a ver pelos por todos los lados nos sentimos incómodos y nos preguntamos a qué se daba tanta afluencia. A la vez, nos surge la preocupación de por qué se nos está cayendo el pelo, pues quizás lo hayas notado de repente, y nos ponemos en lo peor, es decir, en que nos podamos quedar calvos.

Cuando se produce una caída fuera de lo normal del cabello estamos ante un problema grave, la enfermedad de la alopecia. Debes saber que esto afecta principalmente a la zona de la cabeza, aunque también se puede desarrollar en aquellas partes donde haya bello, como las pestañas, cejas, barba, etc. Hoy en día, la calvicie afecta a numerosas personas, tanto a hombres como a mujeres, por lo que también se han desarrollado diferentes soluciones. La alopecia se clasifica en diferentes grupos dependiendo de lo que la origina y de sus manifestaciones. Desde Bekia te vamos a contar uno de estos tipos, la alopecia androgenética y todo lo que está relacionado con ella, tanto en hombres como en mujeres.

Lo primero que debes saber sobre la alopecia androgénica o androgenética es que es el tipo más común en nuestra sociedadLo primero que debes saber sobre la alopecia androgénica o androgenética es que es el tipo más común en nuestra sociedad

¿Qué es la alopecia androgénica?

Lo primero que debes saber sobre la alopecia androgénica o androgenética es que es el tipo más común en nuestra sociedad. En concreto, suele corresponderse con el 95% de los casos totales que se dan. Debes saber también que la pérdida de cabello se debe a factores genéticos, tal y como indica su propio nombre.

La alopecia androgénica suele afectar a más hombres que mujeres. En el caso de los varones, la aproximación indica que a 9 de cada 10 y que la enfermedad se empieza a desarrollar a temprana edad, a partir de los 21 años aproximadamente. Sin embargo, cuando hablamos de mujeres, la estimación baja hasta 4 de cada 10 y la edad en la que se manifiesta la alopecia se atrasa bastante, hasta aproximadamente la menopausia.

Alopecia androgenética en hombres

Los hombres son, sin duda, los mayores afectados por la alopecia androgénica. Como ya hemos dicho, afecta a 9 de cada 10 aproximadamente, por lo que la mayoría va a notar algún síntoma a lo largo de su vida. Generalmente, los primeros efectos de la enfermedad van a hacerse visibles en la pubertad, alrededor de los 20 años, y va a ser con las tan conocidas entradas, es decir, con la pérdida del pelo en las sienes. A partir de ahí, la alopecia se puede ir desarrollando o no.

La alopecia masculina puede avanzar lentamente o, por el contrario, desarrollarse de manera rápida. Incluso, puede permanecer durante varios años en el mismo estado, es decir, con las entradas únicamente. Sin embargo, lo normal es que empiece en ese estado y prosiga su avance por la parte frontal de la cabeza. Otra opción sería que en vez de avanzar se inicie una segunda zona de calvicie en la cabeza, como puede ser en la parte de la coronilla. Este ejemplo se suele dar en los hombres de una edad más avanzada, a partir de los 40 años. Sea como sea, hay que tener muy en cuenta que la alopecia androgenética no afecta de la misma manera a todos los hombres.

La genética es la culpable de que se desencadene la alopecia. Por ello, debes saber que es una enfermedad hereditaria, por lo que pasa de padres a hijos, aunque también está demostrado que en algunos casos no es así y se salta algunas generaciones de por medio. Por tanto, se puede asegurar con mucho acierto si se va a sufrir o no, aunque no es del todo seguro.

La causa principal de que se produzca esta caída del pelo en los hombres es la reducción de la testosterona, o lo que es lo mismo, la hormona que está asociada a la diferenciación sexual de los hombres y la que se encarga de desarrollar tanto la masa ósea como la muscular y el vello. Lo que ocurre es que la enzima 5a-reductasa convierte la testosterona en dihidrotestosterona, es decir, en la hormona que va a originar la alopecia en los hombres. El nombre de esta hormona es DHT y lo que va a generar es una reducción del numero de folículos pilosos, por lo que el pelo se va a ir transformando de manera que se vuelva cada vez más ligero y más fino, hasta que un momento acaba desapareciendo. Además, hay que tener en cuenta que según pasan los años, el envejecimiento provoca que se degeneren más los folículos, por lo que se agrava el problema.

La genética es la culpable de que se desencadene la alopeciaLa genética es la culpable de que se desencadene la alopecia

Alopecia androgénica en mujeres

Como ya hemos señalado, la alopecia androgenética no es tan frecuente en las mujeres, pues son pocas las que lo sufren con una temprana o media edad. Lo que sí es significativo es que a partir de los 40, coincidiendo con la menopausia, ese porcentaje aumenta y hay más mujeres diagnosticadas.

Uno de los primeros síntomas es la pérdida de densidad capilar en la parte alta de la cabeza, en al zona pegada a la raíz y en la coronilla. No será tan visible una caída total del pelo, sin que este será más fino. Por tanto, una manera de comprobarlo es hacer la raya del pelo en el medio de la cabeza y comprobar si se va ensanchando y haciendo más visible el cuero cabelludo a medida que pasa el tiempo. Sin embargo, lo folículos no llegan a secarse del todo, sino que los pelos siguen creciendo, por lo que la alopecia no se llega a desarrollar totalmente y no se llega a un estado de calvicie total.

Cuando se produce la alopecia en las mujeres lo que ocurre aquí es que esa etapa de las mujeres, la menopausia, provoca que los folículos pilosos se degraden en mayor medida, por lo que se produce una pérdida de la densidad del pelo. A su vez, esa degradación viene causada por una presencia más alta de lo que debería de hormonas masculinas, como puede ser la testosterona, la androsterona y la dihidrotestosterona que, como hemos señalado anteriormente, es la que causa la alopecia en los hombres. En definitiva, todas estas hormonas del hombre van a provocar que los folículos pilosos, es decir, las agrupaciones de pelos, queden agotados y débiles y que crezca menos pelo y, además, más frágil.

Artículos recomendados