Menú
Qué es el priapismo

SALUD MASCULINA

Qué es el priapismo

El priapismo es una afección que sufren los hombres en el pene y que puede resultar un grave problema.

Sergio Gallego Uvero

El priapismo es un problema físico que suele afectar a los hombres que consiste en una erección permanente del pene a pesar de no haber deseo sexual. Se trata de un problema que no suele afectar a un parte importante de la población masculina y que también pueden llegar a padecer los niños. El priapismo hay que tratarlo a tiempo ya que de lo contrario el paciente puede llegar a tener secuelas tan graves como es el caso de la impotencia.

El priapismo es muy fácil y rápido de diagnosticar ya que si el hombre sufre una erección prolongada y sufre diversos dolores por ello hay un tanto por ciento por ciento muy alto de que sufra dicha problema en el pene. Si quieres saber más de este problema que afecta al pene, no pierdas detalle del siguiente artículo.

Causas y síntomas del priapismo

En el caso de que se desconozca la causa por la que un hombre padece priapismo se denomina como primario, mientras que en el caso de que haya una causa se denomina secundario. La causa principal por la que una persona pueda padecer dicho problema se debe al uso o consumo de diversos fármacos para tratar la disfunción eréctil.

También hay una serie de fármacos que pueden causar priapismo como es el caso de algunos que tratan la hipertensión. El consumo de ciertas drogas como es el caso de la cocaína también puede ser una causa del priapismo. Los niños también puede llegar a sufrir priapismo y la causa principal de ello puede ser un problema genético en la sangre.

Como ya te hemos indicado más arriba, el priapismo consiste en sufrir una erección en el pene durante más de dos horas sin que haya un deseo sexual. En el caso del priapismo de tipo isquémico dicha erección va unida a un fuerte dolor en toda la zona. En tal caso es esencial el acudir de una manera urgente al médico ya que dicha erección puede llegar a provocar un daño irreparable en los tejidos del pene. En algunos casos, el paciente de este tipo de priapismo puede sufrir otro tipo de síntomas tales como fiebre, falta de energía o algún que otro sangrado.

Tratamiento y diagnóstico del priapismo

En el caso de que el hombre sufra priapismo no isquémico, el dolor no suele ser tan intenso como en el isquémico y la erección es mucho menos rígida.

El diagnóstico del priapismo es fácil y evidente ya que es algo anormal el mantener erecto el pene durante horas y sin que haya ningún tipo de deseo sexual. La clave está en identificar el priapismo isquémico del no isquémico. Para ello se realiza una gasometría para analizar la sangre presente en el pene.

Si la sangre tiene un color más oscuro de lo normal es probable que el hombre sufra un priapismo de tipo isquémico. Además de ello, se suele realizar un análisis de sangre junto a un análisis de tipo toxicológico con el fin de descartar el consumo de drogas. En algunos casos se obvia el análisis de sangre y se hace una ecografía Doppler con el fin de observar y comprobar la sangre de los cuerpos cavernosos del pene.

Si el priapismo es isquémico, el paciente debe acudir lo más rápido posible al urólogo para solucionar el problema de la erección. Lo normal es la administración de ciertos analgésicos que ayuden a calmar el fuerte dolor junto con la inyección de medicamentos que ayuden a rebajar la fuerte erección. Si a pesar de los fármacos la erección continúa, es importante el intervenir de una manera quirúrgica al hombre con tal problema. En el caso del priapismo no isquémico, no se requiere un tratamiento especial ya que lo normal es que la erección disminuya con el paso de las horas.

Artículos recomendados