Menú
Por qué debes aumentar la frecuencia de tus relaciones sexuales

RELACIONES SEXUALES

Por qué debes aumentar la frecuencia de tus relaciones sexuales

Si aumentas las relaciones sexuales satisfactorias, mejorarás tu salud en muchos aspectos, ¡y vivirás sin estrés!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Son muchas las razones por las que tener relaciones sexuales con más frecuencia, el placer es uno de ellos... Pero la salud también. La actividad sexual más frecuente está vinculada a los beneficios físicos, como la presión arterial más baja, beneficios emocionales, como el estrés en niveles más bajos, y los beneficios de relación, como tener una mayor intimidad y una menor tasa de divorcio. ¿Pero qué entendemos por más a menudo? ¿Con qué frecuencia las parejas "promedio" hacen el amor cada semana? ¿cuál es la frecuencia ideal y qué puedes hacer para reactivar tu vida sexual?

Una vida sexual activa a veces es imposible debido a condiciones médicas. Pero, las parejas que pueden mantener una relación fuerte y saludable gracias a las relaciones sexuales, ¡deben intentarlo! Aunque también merece la pena destacar que las formas no sexuales para mejorar la intimidad también es beneficioso para aquellas personas que no pueden tener relaciones sexuales de forma regular.

Frecuencia de parejas en relaciones sexuales

Si bien no hay un número mágico cuando se trata de la frecuencia ideal del sexo, los resultados de algunos estudios pueden sugerir un número de media. Según un estudio  publicado en Archives of Sexual Behavior el adulto promedio tiene relaciones sexuales 54 veces al año, o aproximadamente una vez por semana. Las parejas que son más jóvenes aumentan esta media y llegan a tener relaciones sexuales unas 80 veces al año (en parejas de 20 años) en comparación con 20 veces al año en parejas de 60 años.

La frecuencia disminuye con la edad pero la actividad sexual en adultos mayores sigue siendo importante para muchas personas, solo que prefieren la calidad a la cantidad. Siguiendo las estadísticas merece la pena remarcar que las personas casadas tienen relaciones sexuales con más frecuencia que aquellas que no están casadas.

Una vida sexual activa a veces es imposible debido a condiciones médicasUna vida sexual activa a veces es imposible debido a condiciones médicas

Frecuencia ideal

El bienestar general está asociado con la frecuencia sexual, pero solo hasta cierto punto. La satisfacción en una relación mejora cuando se tiene sexo de calidad, pero no necesariamente cuando se tiene más sexo en cantidad. Mantener sexo una vez por semana e incluso no tener sexo durante una semana puede aumentar la satisfacción en las relaciones de pareja a nivel emocional.

En 2010 las personas tenían menos relaciones sexuales que en 1990. Exactamente tenían 9 relaciones sexuales menos al año.

Beneficios para la salud de tener sexo

Mantener relaciones sexuales tiene muchos beneficios emocionales y psicológicos que están vinculados con mantener una buena salud y con la calidad de vida de las personas. Algunos de estos beneficios incluyen:

Mantener relaciones sexuales tiene muchos beneficios emocionales y psicológicosMantener relaciones sexuales tiene muchos beneficios emocionales y psicológicos
  • Felicidad. Sexo de mayor calidad aumenta la felicidad y el sexo no deseado, lo disminuye.
  • Alivio de estrés. El sexo es una técnica del manejo del estrés porque reduce las hormonas de cortisol y adrenalina (causadas por el estrés).
  • Mejora del estado de ánimo. Hay una serie de sustancias químicas en el cerebro que se liberal cuando se practica sexo y mejora la forma en que nos sentimos: endorfinas y oxitocinas.
  • Mejor imagen de uno mismo. Aumenta la autoestima y disminuyen los sentimientos de inseguridad.
  • Mejor condición física. Es una forma de hacer ejercicio y tonifica los músculos abdominales y pélvicos.
  • Mejor salud autoinmune. Ser más activo sexualmente también tiene efectos positivos en la función inmune. Esto se traduce en una menor probabilidad de contraer un resfriado o la gripe.
  • Menos dolores. Las endorfinas mencionadas anteriormente hacen más que conducir a una sensación de bienestar y calma, pero también parecen reducir el dolor (como las migrañas y el dolor de espalda).
  • Beneficios cardíacos. La actividad sexual (pero no la masturbación) se ha relacionado con una presión arterial sistólica más baja. La presión arterial elevada, a su vez, se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares, etc. Se piensa que la actividad sexual ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, aumentando el suministro de oxígeno y nutrientes a las células del cuerpo al tiempo que reduce la presión arterial.

En conclusión, tener relaciones sexuales de calidad mejora la relación de pareja, y tener más en cantidad, mejora la salud física y emocional... ¡tendrás que escoger que es mejor para ti!

Artículos recomendados