Menú
Beneficios y mitos del ayuno intermitente

AYUNO INTERMITENTE

Beneficios y mitos del ayuno intermitente

Si estás pensando en hacer ayuno intermitente, entonces no te pierdas cuáles pueden ser los beneficios y conoce también algunos mitos.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Son muchas las personas que siguen un ayuno intermitente pensando que de esa manera podrán perder peso de forma más rápida, aunque en realidad deben consumir las mismas calorías de 24 horas en menos tiempo. En realidad, además de tener ese objetivo en la gran mayoría de personas, hacer ayuno intermitente podría resultar beneficioso más allá de eso.

Los beneficios del ayuno son muy variados, desde la pérdida de peso, hasta un mejor desarrollo muscular, una reducción de los niveles de estrés, una piel más clara y mucho más. Por supuesto, todo esto sucede si uno está siguiendo los protocolos correctos para el ayuno intermitente. Si tienes dudas acude a un dietista para no equivocarte y que te haga un plan personalizado según tus necesidades físicas concretas. ¡Dos personas no necesitan lo mismo!

Cómo te ayuda el ayuno intermitente

Se ha demostrado que el ayuno mejora los biomarcadores de enfermedades, reduce el estrés oxidativo y preserva el aprendizaje y el funcionamiento de la memoria. Esto se ha estudiado en animales como ratones y ratas, y se requiere más investigación en humanos para que realmente se puedan dar como ciertos estas apreciaciones. También sirve para "limpiar" los intestinos y el tracto digestivo.

Se puede hacer como ayuno seco, o ayuno con agua (el ayuno con agua es mejor en todos los aspectos porque tu cuerpo necesita hidratación constante). Si quieres hacer ayuno seco (sin nada de bebidas ni comidas), no deberías hacerlo más de 24 horas, porque podrías poner en riesgo tu salud.

Hacer un ayuno intermitente no te pone en situación de emergencia si lo haces bienHacer un ayuno intermitente no te pone en situación de emergencia si lo haces bien

El ayuno seco puede tener dos propósitos:

  • Privar al cuerpo de la humedad que puede limpiar el intestino al no permitir que se formen o mantengan las bacterias que prosperan en la humedad. Cualquier bacteria no saludable en esencia se extinguirá cuando no haya comida o agua para sostenerla.

  • Muchos afirman que el ayuno seco o estándar produce claridad mental que puede ser beneficiosa para las prácticas espirituales. Aunque hay quienes prefieren el ayuno con agua porque se sienten más en sintonía con sus percepciones sensoriales, aunque esté en estado de alerta cognitiva.

Mitos sobre el ayuno intermitente

Mito 1. Lo pasarás mal con el hambre; entrarás en modo de inanición

Hay quienes piensan que si hacen ayuno intermitente entrarás en 'modo de inanición'. Algunas personas creen que su cuerpo entrará en algún tipo de modo de inanición, y para cuando consuman alimentos, todo se guardará en reservas de grasa y en lugar de perder peso (objetivo inicial) en realidad cogerán más peso a causa de esto.

En realidad esto no ocurre porque tu cuerpo no pierde energía como para entrar en modo de inanición, y cuando entras en la ventana para comer, recuperas todo con una alimentación saludable.

Técnicamente puedes pasar varios días sin consumir alimentosTécnicamente puedes pasar varios días sin consumir alimentos

Mito 2. No tendrás apenas energía para nada

Otro mito común es que los niveles de energía son extremadamente bajos durante el ayuno. Este surge de la noción de que tu cuerpo necesita alimentos constantemente para obtener energía y para sobrevivir. En realidad el cuerpo humano es mucho más resistente de lo que podemos imaginar y es capaz de tener energía incluso en momentos de emergencia. Hacer un ayuno intermitente no te pone en situación de emergencia si lo haces bien.

Técnicamente puedes pasar varios días sin consumir alimentos, siempre que tengas las cantidades adecuadas de agua en tu organismo. Los niveles de energía se mantienen siempre que se consuman los macro y micronutrientes adecuados durante cada ventana para comer. Si no comes los suficientes alimentos en el tiempo que dispones para comer entre ayunos, entonces sí que puedes tener bajadas de energía e incluso, puedes poner tu salud en riesgo.

En cambio, si te centras en consumir nutrientes de alta calidad y en alcanzar todos sus "números" durante tu ventana de alimentación, la energía no será un problema... y te mantendrás saludable. Recuerda que si tienes dudas, acudas a tu médico o nutricionista para que te haga un plan personalizado para tus necesidades concretas.

Artículos recomendados