Menú
Cómo empezar a ejercitarte si nunca antes has hecho deporte
EJERCICIO

Cómo empezar a ejercitarte si nunca antes has hecho deporte

Si quieres comenzar a ejercitarte pero nunca antes has hecho deporte, sigue estos consejos para motivarte.

Mª José Roldán Prieto

Quizá el único entrenamiento que conoces es el arrepentirte diariamente de ser tan vago o el conocido 'soffing' donde estar tumbado en el sofá es el movimiento más estresante que has hecho nunca. Si quieres comenzar a hacer ejercicio pero no has hecho nunca, ha llegado el momento de que dejes de castigarte y comiences a ejercitarte para mejorar tu salud física y emocional. Además de mejorar tu salud quizá también puedas perder algunos kilos que tengas pensado dejar en el olvido.

Si quieres levantarte del sofá y establecer una rutina de ejercicios y sobre todo, mantener la motivación todo el tiempo... no te pierdas los siguientes consejos para que sepas al menos, por dónde empezar. ¡Continuar será cosa tuya!

Primero deberás pensar qué tipo de entrenamiento se adapta más a tiPrimero deberás pensar qué tipo de entrenamiento se adapta más a ti

Piensa en ejercicios que te puedan interesar

Primero deberás pensar qué tipo de entrenamiento se adapta más a ti, a tus capacidades físicas y también, a tu personalidad. No intentes hacer un entrenamiento exhaustivo de primeras porque entonces te cansarás rápido y querrás abandonar. Piensa en el deporte que te puede interesar y que estés capacitado para realizar y después, empieza poco a poco.

Ten en cuenta lo que te gusta de ti

Las personas a menudo centran sus objetivos en su condición física, como el peso o el rendimiento físico que quieren conseguir... sin pensar cuál es su capacidad real en estos momentos. Es necesario comenzar el deporte por las 'áreas problemáticas' del cuerpo desde una perspectiva positiva, sin obsesionarse. Piensa en cosas que te gustan de ti, quiérete y después alcanza tu objetivo.

Hazte algunas fotos

Para poder seguir un buen progreso de tus rutinas y ejercicios, es necesario que sepas exactamente dónde comenzaste y para saberlo nada mejor que hacerte algunas fotografías. También puedes tomar medidas de tu cuerpo para saber cuál es tu punto de partido y cómo va evolucionando tu cuerpo. Para hacerte las fotos lo mejor es ponerte traje de baño o ropa de deporte que permita ver lo máximo posible tu cuerpo y hacer capturas desde todos los ángulos.

A medida que vayan pasando las semanas desde que comenzaste el ejercicio, es importante que vayas anotando tu peso y también las mediciones de las diferentes áreas de tu cuerpo a ejercitar: bíceps, cintura, caderas, busto y muslos. Así podrás saber si estás avanzando en tu entrenamiento, incluso las semanas en las que la báscula no baja ni un gramo.

Empieza poco a poco

No quieras conseguir todo en la primera semana porque los objetivos se alcanzan con constancia y mucho esfuerzo. No debes tirar la toalla a la mínima para poder tener resultados excelentes.la primera semana que comiences a hacer ejercicio deberás hacerlo poco a poco y de forma paulatina. Cualquier ejercicio que hagas será buena idea. Puedes comenzar haciendo 10 ejercicios de un vídeo de Youtube o salir a caminar durante tres días en la semana. Así podrás establecer un comportamiento deportivo y también un compromiso con tu propio cuerpo creando un hábito.

Durante la primera semana que quieras hacer ejercicio mira tu agendaDurante la primera semana que quieras hacer ejercicio mira tu agenda

No hagas todos los cambios al mismo tiempo

Durante la primera semana que quieras hacer ejercicio mira tu agenda y establece solo pequeños cambios en tu rutina. Si quieres comenzar un lunes por la mañana, el domingo por la noche saca tu ropa de ejercicio para le día siguiente y después pon tu alarma para despertarte 30 minutos antes de lo que estás acostumbrado. Son pequeños cambios de comportamiento que se pueden mantener en el tiempo. El lunes por la noche haz lo mismo para el martes y repite cada día que quieras hacer el ejercicio.

Escribe lo que quieres conseguir

Las palabras escritas tienen un gran poder por lo que si quieres estar más saludable hoy y mantener esta actitud en el tiempo, escribe una lista de tus objetivos y de tus éxitos diarios. Por ejemplo, puede ser: hacer ejercicios 10 minutos más, no tomar refrescos, comer más verduras, caminar 30 minutos, subir por las escaleras en lugar de tomar el ascensor, beber un vaso de agua antes de comer, etc.

Artículos recomendados