Menú
5 cosas que te pasan si te saltas las comidas

ALIMENTACIÓN

5 cosas que te pasan si te saltas las comidas

Si sueles saltarte las comidas debes saber algunas consecuencias negativas que tiene en tu organismo, ¡debes comer bien para estar fuerte!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

No hay nadie que no se haya saltado una comida alguna vez, es algo que todos hemos tenido que hacer y no hemos pensado en las consecuencias de hacerlo. Muchas personas se saltan el desayuno por falta de tiempo. Pero ¿sabes cómo te afecta saltarte las comidas exactamente? Es perjudicial para tu salud. Saltarte las comidas regularmente puede tener un gran efecto negativo en tu cuerpo, algunos son obvios, pero otros pueden ser más sorprendentes para aquellos que piensan que saltarse las comidas es inofensivo.

A continuación vas a descubrir algunos efectos adversos que tiene saltarse las comidas, sea cual sea la comida que te saltes.

Tu estado de ánimo cambia (a peor)

Uno de los efectos más conocidos es cómo saltarse la comida puede afectar a tu estado de ánimo. Los niveles de azúcar en la sangre se vuelven masivos cuando no te repones con una comida y las comidas que te saltas de forma regular desencadenan una respuesta al estrés relacionada con el modo de supervivencia del cuerpo. 

Cuando las reservas de energía están casi vacías, producimos esta respuesta al estrés para poder prepararnos contra el peligro, pero estos niveles repentinos de aumento de las hormonas del estrés también provocan mal humor, inestabilidad mental e incluso depresión leve.

Problemas de concentración

La disminución en los niveles de azúcar no solo afecta a tu estado de ánimo sino que también afecta su capacidad de concentrarte o de realizar tareas simples. Esto se debe a que tu cerebro funciona con glucosa y cuanto menos glucosa hay para ayudar a que el cerebro funcione bien, es más probable que disminuya la capacidad de atención. 

Si te saltas las comidas o estás demasiado ocupado y piensas que está teniendo más tiempo para ser productivo, piensa esto dos veces. Saltarte esa comida solo va a deteriorar tu desempeño laboral a corto plazo, y si lo haces regularmente también, a largo plazo. No omitas el desayuno o la comida para trabajar más porque no serás tan productivo.

Cuanta más hambre tengas, tu cerebro le estará diciendo a tu cuerpo que se llene de comidaCuanta más hambre tengas, tu cerebro le estará diciendo a tu cuerpo que se llene de comida

Comerás en exceso en otros momentos

Cuanta más hambre tengas, tu cerebro le estará diciendo a tu cuerpo que se llene de comida, incluso si no la necesitas. Entonces, la próxima vez que comas después de saltarte una comida, es más probable que comas en exceso y consumas más calorías de las necesarias. 

Además, también es posible que comas más comida basura y que dejes a un lado la comida sana, lo que significa que las comidas serán de más cantidad pero menos saludables, y por tanto, estarás perjudicando a tu salud.

Ganarás peso

Por si todo esto fuera poco, también es posible que aumentes de peso al comer en exceso porque tu cuerpo querrá compensar la falta de comida y se aferrará desesperadamente a la energía de la comida que ingieras y lo almacenará por temor a pasar períodos de hambruna.

Tu metabolismo almacenará todo lo que come como grasa. Si te saltas alguna comida solo conseguirás aumentar de peso.

Tu metabolismo almacenará todo lo que come como grasaTu metabolismo almacenará todo lo que come como grasa

Puedes tener problemas de estómago

Para demostrar que tener una dieta restrictiva afecta a todas las áreas del cuerpo, tu intestino comenzará a funcionar ineficazmente. Comer alimentos regularmente es la forma en que nuestro estómago, intestinos y todo el aparato digestivo logran expulsar de manera regular y ordenada. Al omitir las comidas las tripas se confunden y puede causar estreñimiento y dolores de estómago que es el resultado de no tener heces con regularidad. Esto puede afectar inmensamente a tu calidad de vida si cambias tus hábitos alimenticios con demasiada frecuencia o si restringes la fibra de tu dieta.

A partir de ahora, si te quieres saltar la dieta, es mejor que te lo pienses dos veces, ya que hacerlo estarás afectando a tu salud directamente.

Artículos recomendados